Final Fantasy VII Remake (B)

Análisis para quienes no han jugado al Final Fantasy VII original, pero sí al remake. Si te has confundido al elegir la opción, pulsa AQUÍ.

No voy a valorar los motivos que te han llevado a cometer semejante atrocidad. Puede que esté justificado haber ignorado el mejor videojuego de la historia (para muchos) hasta ahora. O puede que simplemente pasaras de él porque sí, porque eres una persona horrible. Vale, pues vamos a solucionar eso ahora mismo, en la medida de lo posible.

Al ver la palabra “remake”, lo lógico es pensar que se trata del mismo juego, con mejores gráficos y pequeñas modificaciones. Pero nada más lejos de la realidad. Si has terminado el remake (y, si estás leyendo esto, doy por hecho que es así), es posible que lo sospeches sin necesidad de conocer la historia completa de FFVII. Sea como sea, te lo confirmo: con ese final, más alguna escena intermedia, han pisoteado por completo el argumento de Final Fantasy VII para justificar hacer un juego diferente con el mismo mundo y personajes. Aunque, donde digo «juego», debería decir «minisaga». Y lo han hecho engañándonos, pues todo lo anterior estaba resultando una adaptación más que aceptable, pese a algunos puntos cuestionables.

Cualquiera que conozca bien Final Fantasy VII habrá llegado a la misma conclusión: es extremadamente recomendable haber jugado al original antes que al remake. Imagino que te sorprende leer esto. Es algo que han intentado ocultar sus creadores, porque no podían arriesgarse a perder ventas, pero te das cuenta de ello al terminarlo. Ahora es cuando deberia decirte: «¡juega al original antes que al remake!». Pero, en tu caso, ya es tarde. No te haces una idea de hasta qué punto han chafado alguno de los momentos más espectaculares de toda la historia del original (y no sólo de las cinco primeras horas, que es el arco que cubre el remake). Han adelantado acontecimientos, han desvelado sorpresas de guión…

Así pues, solamente me queda decirte una cosa: ¡juega al original ahora, antes de la segunda parte! Como comprenderás, no puedo darte motivos concretos, porque te estaría destripando uno de los argumentos más complejos y profundos de todos los videojuegos. Tampoco puedo garantizarte que vayas a terminar considerándolo «el mejor videojuego de la historia». O, quizá, ni siquiera llegue a gustarte. Pero insisto nuevamente en que estamos hablando de una obra única e irrepetible, idolatrada por innumerables jugadores. ¿No te despierta, como mínimo, un poco de curiosidad?
Además, ahora cuentas con diversas ventajas, como la traducción hecha por fans, que mejora a la original (falta le hacía), o los trucos de la versión remasterizada, por si los combates por turnos no son lo tuyo. Así que no tienes excusa para no jugarlo, salvo que desees, conscientemente, privarte de la oportunidad de jugar a una de las obras maestras más emblemáticas del entretenimiento audiovisual. ¿Tanto te odias?

Con lo que ya sabes, es imposible que te sorprenda de la misma manera. Pero igualmente lo hará, créeme. Y es que no has visto más que la punta del iceberg. En el final del remake queda claro que van a seguir pisoteando el argumento, por lo que no hay ninguna duda de que son dos videojuegos diferentes, así que no te voy a decir que «cambies» el remake por el original, sino que los juegues a ambos… en el orden correcto.

Dicho esto, centrémonos en Final Fantasy VII Remake.

Historia

Convertir las primeras cinco horas de un videojuego en las cuarenta que dura otro, no es una tarea fácil. Lo han hecho profundizando más en algunos personajes (muy bien), añadiendo situaciones completamente nuevas (bien) y metiendo relleno (no tan bien).

Pero ¿qué más te puedo decir? No conoces la historia de Final Fantasy VII, y solamente una pequeñísima parte de FFVII Remake, pues se trata de una minisaga episódica. No es algo que me parezca mal de por sí, pero, ahora mismo, es imposible valorarlo a nivel argumental. Sería como valorar una serie habiendo visto únicamente el primer capítulo. Y si hubiese que valorar a FFVII Remake como juego completo, el resultado no sería nada satisfactorio, pues la historia de FFVII se desarrolla a un ritmo lento, haciendo las cosas con calma y mimo, y no es hasta muchísimo después cuando por fin todo comienza a cobrar sentido. Cosa que aquí, obviamente, no ocurre.

Tampoco hay mucho que pueda decir de los personajes, pues falta por conocer todo su pasado y motivaciones. Y me atrevo a decir que, como persona que no ha jugado al original, no te haces una idea de todo lo que pueden llegar a dar de sí a nivel argumental. No soy el más adecuado para valorar esto, ya que yo sí conozco sus «secretos», pero diría que con lo visto en el remake es suficiente para cogerles cariño a varios de ellos. Así que imaginad cómo será la cosa cuando conozcáis su trasfondo, y no el pequeño porcentaje actual. Siempre y cuando no cambien esto también, claro.

Vas a tener que esperar unos cuantos años para ver la historia completa…, que ni siquiera será igual que la del original. Después de este final sacado de Kingdom Hearts, que nada tiene que ver con Final Fantasy VII, ha perdido todo el sentido. Es imposible saber qué harán, cuánto respetarán, cuánto cambiarán, si les saldrá un argumento de alto nivel o una basura mediocre…

En fin, ya sabes lo que opino. Deberías aprovechar este tiempo para jugar al Final Fantasy VII completo, o, al menos, leer la guía argumental. Sin duda, te recomiendo ambas.

Jugabilidad

Dado que todos los que lean este análisis habrán jugado ya al remake, no voy a haceros perder el tiempo explicando en qué consiste su apartado jugable. Me limito a decir que el salto de juego por turnos a Action RPG no le ha sentado nada mal, pues ha conseguido que, pese al cambio de género, conserve gran parte de su esencia. A mí me costaría decidirme por cuál prefiero.

El sistema de materias me parece una maravilla, así como la simple aunque efectiva personalización de armas, los Límites, las invocaciones… No le puedo poner ni un «pero»; he disfrutado de este juego como de pocos antes en toda mi vida. Cuando aprendes a jugar bien, los combates se vuelven muy dinámicos, obligándote a cambiar entre los personajes, cada uno con sus habilidades únicas y su estilo de combate propio. Las transiciones son increíblemente fluidas, así que es un gustazo poder controlar a todo el grupo.

Las misiones secundarias y los minijuegos no son nada especial, pero aportan cierta variedad que siempre viene bien. No es un juego difícil, especialmente si has dedicado tiempo a entrenar, que lo convierte todo en un paseo. Si eres de los que disfrutan más de dificultades altas, tendrás que esperar a la segunda vuelta, donde se desbloquea el modo difícil, que, entre otras cosas, impide usar objetos en combate.

Lo que me convence menos son las mazmorras, bastante simplonas y alargadas tontamente. De todos modos, hay muchos menos combates que en el original, lo cual es de agradecer. Más que cansarme de luchar, he llegado a echar en falta más batallas. ¡Que conste que no lo digo como crítica, sino como alabanza!

Midgar

Recorrer los escenarios es una pasada. Hay tanta gente hablando alrededor que realmente sientes que estás ahí. La inmersión es satisfactoria. Las barriadas están muy bien recreadas. El edificio Shinra y la plataforma, vistos desde el exterior, impresionan como pocos. Le falta por pulir algunas texturas, pero bueno, son detalles.

En realidad, diría que el terreno transitable es más bien escaso. Aunque toda la historia se desarrolle en Midgar, esperaba más libertad de movimiento. Podría entender que se lo acusara de «demasiado pasillero». Pero, más que eso, yo diría que lo que está es falto de contenido real. La duración es engañosa. Se puede tardar más de cincuenta horas en conseguir el 100% (sin contar el modo difícil), pero queda la sensación, y odio decir esto, de que gran parte de lo vivido no ha sido más que relleno.

Quizá en la barriada del Sector 7 es donde no había esta sensación, pero quedó aplastada, así que únicamente queda el Mercado Muro como excepción…, que, en realidad, puede resultar algo agobiante, pues su buena ambientación no quita que sea un lugar más bien «recogidito».

En conclusión, se nota mucho que toda esa región está pensada para ser el principio de la aventura, no la totalidad. Porque Final Fantasy VII ofrece muchísima libertad, pero el remake no. Es probable que la situación cambie en próximas entregas, pero ahora estamos valorando ésta, que han querido presentar (incorrectamente, debo añadir) como un juego completo, cobrando sus 70€ de rigor, y queriendo meter un «jefe final superépico» que no puede desentonar más. ¡Un poquito de personalidad, hombre! ¡No todos los juegos tienen que acabar de la misma manera! De hecho, me habría parecido perfecto que terminara tras el combate de la autopista. En el original, luchas contra ese jefe con ruedas y te marchas de Midgar sin más, lo cual podrían haber adornado con alguna escena especial a modo de ending. Pero, en fin, después de un 99% más que decente han querido echar todo por tierra en el 1% final. Y no tanto por lo que pasa o deja de pasar, sino porque abandona por completo el estilo Final Fantasy VII para convertirse en Kingdom Hearts VII. Cada juego es bueno en lo suyo. El propio Cloud aparece en la saga Kingdom Hearts, y se adapta perfectamente a su estilo, más simple e infantil, porque habría desentonado completamente de no ser así. Me gusta mucho Kingdom Hearts, me gusta mucho Final Fantasy VII, y no me gusta absolutamente nada que intenten convertir un juego en el otro. Aunque aquí, más que por voluntad, creo que lo han hecho por falta de nivel. Y eso no se arregla entrenando y matando monstruos. Sakaguchi era mucho Sakaguchi.

Música

Uno de los principales motivos de que considere Final Fantasy VII como mi videojuego favorito, es su inigualable banda sonora. Así que estamos ante otro apartado sensible y peligroso del remake. Basta con una buena banda sonora para que ya merezca la pena jugar. Basta con estropearla para que todo lo demás chirríe.

Ha sido toda una alegría descubrir, para quienes tenemos en tan alta estima el trabajo del maestro Nobuo Uematsu, que FFVII Remake cuenta con versiones geniales de algunos temas clásicos. No sólo no los han estropeado (era una posibilidad), sino que algunos me parecen hasta mejores.

Bombing Mission

El primer acierto ha sido respetar la base y añadir el menor número de variaciones posibles (sin contar unos vinilos de coleccionista, que no merecen más atención, porque son tan horribles como fáciles de ignorar). Pero es que esos cambios le sientan de lujo al estilo del remake. Por mucho que me gusten los originales, creo que habría sido mala idea ponerlos tal cual, sin arreglos. Me quito el sombrero ante las nuevas versiones.

Shining Beacon of Civilization

Y luego está el asunto de lo increíblemente bien que han sabido seguir el flujo de la acción a la hora de implementar determinados temas. Cómo un tema se convierte en otro en un instante determinado, cómo empieza a sonar en el momento idóneo, cómo consigue poner la piel de gallina… En algún momento he llegado a tener el juego en pausa mientras escuchaba la música, porque me costaba creer que la hubiesen adaptado tan bien. Ojalá no cambie en las próximas entregas del remake, pues, como dije antes, es suficiente motivo para comprarlas.

The Airbuster

Los temas nuevos me dejan algo más de dudas. Si bien no puedo decir que sean malos, creo que quedan muy lejos del nivel, e incluso alguno parece fuera de lugar. O, mejor dicho, quedaría fuera de lugar en Final Fantasy VII. En este juego «basado en», no tanto.

The Turks: Reno

La banda sonora tiene unos 180 temas, que se dice rápido. Y el resultado global, quitando esos temas que pueden parecer más genéricos, es de sobresaliente absoluto. Sé que no podré oír esta banda sonora tantas veces como la original, pero no tengo ninguna duda de que me va a acompañar en mis sesiones de escritura durante muuuchas horas.

Conclusiones

Como Action RPG, tengo que decir que ha cumplido mis mejores expectativas. Combates frescos, dinámicos, que no han llegado a cansarme en ningún momento. La exploración, pese a su simpleza y a las limitaciones geográficas, también me ha parecido interesante. Creo que la ambientación está muy bien conseguida, y con esa banda sonora es difícil no disfrutar hasta de mirar las rocas del suelo.

De la historia hay poco que decir, ya que no es más que la presentación. Está todo por venir. Y ahora ni siquiera sabemos qué es exactamente lo que está por venir. Lo cual es bueno, por supuesto. Nos puede sorprender a todos, tanto jugadores antiguos como nuevos. Lo que no está tan bien es que nos haya engañado hasta ahora. FFVII Remake es un añadido del original, no un sustituto. Siento que lo hayas descubierto tarde; ojalá lo hubiera sabido yo para avisaros.

Tal vez tú no lo hayas notado tanto, habiendo jugado únicamente al remake, pero es imposible evitar notar cierto aire a «relleno» o a fanservice. Me interesa mucho tu opinión, sin el factor nostalgia. Porque a mí me ha encantado, pero, claro, ¿cómo no iba a hacerlo, si adoro los Action RPG y éste está basado en mi videojuego favorito? Así que, dime: ¿qué opinas de lo visto hasta ahora, tomándolo como juego completo, y no como el primer capítulo de una serie?

De lo que estoy convencido, es de que la banda sonora te puede llegar a gustar tanto como a mí, porque no hace falta jugar al original para disfrutar de semejante obra maestra. Una remasterización perfecta y muy bien «encajada» en la acción, que también es importante.

Sobre la traducción, luces y sombras. En general es muy buena, sin los errores del original, sin censura, bien adaptada. Pero le veo dos problemas. El primero, que rara vez se corresponde el texto español con las voces en inglés, así que parece que estamos siguiendo dos historias paralelas. Estoy totalmente a favor de adaptar las expresiones, no hacer traducciones directas, pero aquí hay adaptaciones innecesarias, lo cual puede resultar chocante si tienes buen nivel de inglés. Es por eso que, si esto llega a molestaros (no es mi caso), tal vez sea mejor idea jugarlo con voces en japonés.
Hay una segunda peculiaridad de la traducción, que, a diferencia de la anterior, sí me resultó molesta. He tenido todo el rato la sensación de que ha sido traducido por el típico señor mayor intentando hacerse el guay ante los adolescentes, usando frases anticuadas que él cree de moda. Está a un paso del «¡me piro, vampiro!». O no, quizá no esté a ningún paso.

Has cometido el error, sin saberlo, de jugar al remake antes que al original. Eso no lo puedes evitar. Evita, al menos, cometer el error por segunda vez. Después podrás acceder al análisis completo, si te interesa, donde profundizo en la historia, spoilers del original inclusive. Hasta entonces, como dije unos párrafos atrás, me parecería curioso conocer tu opinión de lo visto hasta ahora, pues quienes leáis este análisis sois los únicos que, desde vuestra mirada inocente, podéis valorar Final Fantasy VII Remake como un videojuego independiente.

Lo mejor:
– Banda sonora sobresaliente.
– Jugabilidad dinámica y fluida.
– Sistema de armas y materias.
– Tiempos de carga rapidísimos.

Lo peor:
– Todo el juego no es más que una introducción.
– Algunas situaciones huelen a relleno.
– El final desentona.

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
(Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42: :43: :44: :45:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.