Análisis: Syberia 2

Syberia 2 se sitúa en el punto exacto en que terminó el primero. Más que una secuela, pareciera un segundo capítulo del mismo juego, ya que es prácticamente igual, tanto en el apartado técnico como en jugabilidad, historia… y otras cosas de las que hablaré luego.

Fans del juego (si es que los hay): tapaos los ojos.

Historia

Como ya digo, la historia continúa en el punto exacto en que termina el primero, por lo que únicamente diré que consiste en el viaje de Kate Walker hacia Syberia, por motivos que quienes habéis jugado al primero ya conocéis (los demás no necesitáis saberlo ).

Entre ambos títulos forman una historia bastante corta, sosa y aburrida, pero creo que esta segunda parte se lleva la palma en las tres cosas. Ya no es únicamente que la historia principal sea mala con ganas, sino que lo son todas y cada una de las situaciones y conversaciones. He tenido que hacer un grandísimo esfuerzo para no dormirme durante todo el juego… y ojalá pudiera decir que eso es todo lo malo que tiene.

El viaje en tren más aburrido de la historia

Hay muy pocos escenarios, y, por lo general, son bastante confusos. Es muy normal quedarnos atascados sin saber continuar por no saber que yendo a un punto determinado podemos cambiar de escenario. Poca broma: en algunos casos únicamente lo he descubierto mirando una guía… e incluso en una situación concreta me costó encontrar cierta valla pese a la ayuda de la guía. El problema se multiplica cuando Kate se ve incapaz de avanzar pese a que hay camino, exactamente igual que en el vídeo que hice del juego anterior (https://www.youtube.com/watch?v=RnZgxHAG0iY).

El pixel hunting es extremadamente horrible en Syberia 2, porque no basta con pasar por al lado de un objeto interactuable, sino que tienes que rezar al dios mamut para que al juego le apetezca mostrarte ese objeto como interactuable. En otra aventura gráfica, el pixel hunting consiste en que no sabes que “se puede hacer algo en un sitio” hasta que pasas el ratón por encima. Aquí, sin ratón, puede que no te enteres ni pasando por encima diez veces (en la mayoría nos salva el movimiento de cabeza de Kate, pero no siempre). Si a eso le sumas que… Espera, que esto se merece su propio apartado.

Ya pasaba en Syberia, y aquí no es distinto: hay más escenarios vacíos que jugables. Para resolver un puzle puedes tener que hacer algo en A, luego cruzar B, C, D y E para llegar a F, después volver a cruzar E, D, C y B para volver a A… y todo esto sabiendo lo que hay que hacer, porque si no el mareo puede ser mayor aún. Sumadle a esto los dos problemas anteriores (escenarios y objetos que no se ven), y tenemos un cóctel explosivo.

Tortura siberiana

Los puzles son algo más complicados que en Syberia; en algunos casos mucho más, ya que se resuelven sin ninguna lógica. La estupidez de los caballos, por ejemplo, que te dicen que los arregles pero ni arreglándolos se da el puzle por completado. A lo mejor no me habrían resultado tan pesados si estuviesen bien hechos, pero es que entre el pixel hunting, el tener que recorrer mil escenarios vacíos intentando no dormirme (y poniendo mi propia música, porque si no habría silencio total), y sin olvidar el caos en la colocación de los elementos a examinar…
Explico esto último, que hace falta: imaginad que se nos muestra un panel con 8 botones tal que así:

1   2             5   6
3   4             7   8

Pues si vamos pulsando la cruceta HACIA LA DERECHA, el orden de los objetos puede ser, fácilmente: 8, 7, 2, 6, 5, 1, 4, 90, manzana, 3.

Que el juego sea muy malo tanto en su apartado argumental como jugable no les parecía suficiente, así que también tenemos que sufrir tirones constantes, que en sus momentos más suaves únicamente resultarán un poco incómodos para la vista, y cuando se ponen serios pueden llegar a convertir una conversación en, como dice el título de este apartado, una tortura para el jugador.

Seguimos sumando problemas, pues los tirones (y lo aburridas que resultan) no son lo único malo de las conversaciones, ya que cuenta con un doblaje castellano de muy baja calidad. El doblaje de por sí es regular (la voz de Kate me gusta, aunque se nota que lee sin comprender el contexto*), pero se vuelve insufrible por culpa de los muchísimos fallos técnicos… y por poner al mismo tío a doblar ocho personajes. No os exagero: en diez minutos podemos escuchar a Tomás Rubio en cuatro personajes diferentes. Y todos ellos igual de mal doblados; qué horror. No sé si me resulta más desagradable esto o que las frases se corten, o que metan frases que no corresponden…

(*Mi momento favorito es cuando llama “usted” a un grupo de pingüinos. )

Conclusiones

Syberia 2 hace pocos méritos para invitarnos a jugarlo, y, lo poco que pudiera tener, lo echa por tierra con un paupérrimo nivel técnico (pese a que los gráficos puedan no ser malos, y los escenarios resulten muy bonitos en ocasiones).

Empezaba con buen pie gracias a que parecían haber arreglado cosas, como que los temas de conversación desaparecieran después de escucharlos, pero no era más que una ilusión. Desde ahí, cuesta abajo y sin frenos.

Ya que su poquísima historia aburre, sus conversaciones carecen de interés y la mayor parte del tiempo estamos corriendo de un lado para otro (por eso se llama Kate Walker ) a través de escenarios vacíos, en medio del más absoluto silencio, os recomiendo buscar algún programa de radio (por ejemplo) para no quedaros dormidos. Eso, por supuesto, en el NADA RECOMENDADO caso de que os diera por jugar a Syberia 2. Pero es vuestra vida; vosotros sabréis.

Lo mejor:
– Bonito diseño visual de fondos.

Lo peor:
– Historia soporífera.
– Errores técnicos (tirones, conversaciones mal montadas).
– Tomás Rubio.
– Se pierde mucho tiempo corriendo por escenarios vacíos.
– Objetos que no se marcan al pasar junto a ellos.
– Hay salidas de los escenarios que no se ven, y muros invisibles.

(Versión analizada: PlayStation 3)

4 comments to Análisis: Syberia 2

  • Nicolas Flamel

    Tras el análisis de la primera parte aun me quedaron ganas de iniciar esta saga, mismas que ya han desaparecido, no me esperaba que esta 2da parte pudiera recibir aun más palos que la 1a en este ilustre blog

  • Alex

    Si después de leer este análisis queda algún fan de la saga en pie, se merece nuestro respeto porque has destrozado al juego a base de bien.

    Menos mal que has hecho análisis, porque vi el otro día syberia 3 y me pareció interesante, y como soy de los que tienen que empezar las cosas por el principio, hubiese comprado el 1 y 2. Menudas balas he evitado.

    • Y ése es el motivo de que termine y analice casi todos los juegos que empiezo, aunque no me gusten. Quiero evitar, con mi sufrimiento, que otros pasen por lo mismo.
      Lo bonito sería limitarme a hablar de mis juegos favoritos, pero es una especie de “servicio a la comunidad”.

      No opino sobre Syberia 3, pero viendo los precedentes…

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.