Análisis: Steins Gate

steinsgate01

(El nombre oficial es “Steins;Gate“, pero como el punto y coma sólo hace la función de separar ambas palabras, y no estamos en Japón, lo omitiré.)

Steins Gate es una novela visual, de parte jugable casi inexistente, que posteriormente tuvo una muy digna adaptación a anime (al menos ésa es la impresión que me ha dado en los pocos capítulos que he visto).

Yo no lo considero un videojuego, pese a que lo definan así, pero lo analizaré como si lo fuera. Es decir, con nota final, etcétera.

Historia: planteamiento

Verano del año 2010. Akihabara (Japón).

Okabe Rintaro es un joven estudiante, cuya afición consiste en inventar diversos artefactos, en lo que él denomina su laboratorio: “Future Gadget Laboratory“.
El laboratorio cuenta con otros dos miembros: Mayuri Shiina, amiga de la infancia de Okabe, e Itaru “Daru” Hashida, un experto hacker.

La historia se inicia con Okabe y Mayuri asistiendo a una charla del profesor Nakabachi, sobre la posibilidad de los viajes en el tiempo. Allí Okabe conoce a Kurisu Makise, una famosa científica a pesar de su corta edad (18 años). Sin embargo, poco después de conocerla, Okabe encuentra el cadáver de Kurisu en una habitación de aquel edificio. Asustado, manda un email a su amigo Daru para informarle del descubrimiento. A partir de ese momento, una serie de sucesos extraños ocurren: Okabe vuelve a encontrarse a Kurisu, que está en perfecto estado, y toda la gente de la calle desaparece en un abrir y cerrar de ojos.

La solución a este enigma pasa por el octavo invento del Future Gadget Laboratory: el PhoneWave (nombre sujeto a cambios). Un microondas aparentemente normal, pero que puede ser programado a través del teléfono móvil para ser puesto en marcha desde fuera de casa. Por ejemplo, para tener la comida calentita al llegar del trabajo. Nada peligroso, en teoría, pero que desarrolla una función secreta al cumplir unas condiciones concretas.

Y esa “función secreta” es algo tan increíble como enviar emails al pasado.

steinsgate02

Historia: desarrollo

Hay algo muy bueno de Steins Gate: el gran esfuerzo que han hecho sus creadores por aproximar toda la historia hacia una base científica real.
El argumento, en su parte más importante, es indiscutiblemente ficción, pero la base está construida sobre teorías existentes, datos científicos, e incluso lugares y personas reales.

Por otro lado, la parte negativa es… que la historia es muy mala.
Al principio, sobre todo gracias al personaje de Kurisu (la única con los pies en la tierra), parece que el argumento va a intentar respetar la diferencia entre lo real y lo ficticio, aunque esto último se vaya imponiendo poco a poco (algo comprensible, pues es una novela, y no un documental).
Sin embargo, a medida que avanza, lo único que hacen es pisotear toda lógica, utilizando esa “base científica” como les viene en gana. Es decir: mal.

Llevar una historia por el camino ficticio no tiene nada de malo, está claro, y hacerlo en base a teorías científicas puede quedar muy bien. El problema no es ése. Sí lo es cuando se olvidan de toda “base” y empiezan a “modificar el pasado” a placer, sin sentido, justificándose al principio de forma algo patillera, y olvidándose de todo hacia la segunda mitad, cuando Steins Gate deja de ser Steins Gate, y se convierte en un “anime harem” genérico.

Las buenas ideas, que ya me costaba aceptar (usar viajes en el tiempo en una historia es como salir de paseo con dinamita encendida; lo normal es que tarde o temprano te explote en la cara), se diluyen a las pocas horas. Lo de después es, simplemente, y quitando momentos muy puntuales, lamentable. Indigno de la interesante propuesta de Steins Gate. Como si se hubieran cansado de pensar y hubieran rellenado lo demás con la manguera animegenérica que tanto les gusta a los japoneses.

steinsgate03

Personajes

Steins Gate se sostiene gracias a sus personajes, por no decir gracias a Hououin Kyouma.

Okarin (apodo de Okabe Rintaro) no es una persona normal. Habla con sus superiores a través del móvil… apagado. Se presenta ante los demás como “¡el científico loco, Hououin Kyouma!”, y su objetivo es sembrar el caos en el mundo. Afirma tener un coeficiente intelectual de 170, motivo por el que “la Organización” le persigue.

Por si las películas que se monta en su cabeza no fueran suficientes, su forma de tratar a los demás, con una superioridad y falta de respeto constante, quizá no le hagan ser la persona más agradable del mundo… pero sí uno de los protagonistas más graciosos (en la primera mitad del juego) que yo haya visto.

Una parte fundamental de la grandeza de Okarin es la calidad de su doblaje japonés. De los mejores que he visto nunca.

Los demás personajes ofrecen luces y sombras. Lukako y Moeka, por su forma de hablar, son insufribles. Suzuha no puede ser más aburrida, y Mayuri es demasiado tonta para salir en un juego que intenta ser inteligente. Kurisu es una decepción constante; al mismo nivel que la historia, concretamente. Cuando Steins Gate se hunde, Kurisu se hunde. Cuando Kurisu se hunde, Steins Gate se hunde.
En mi opinión, los mejores personajes, aunque a años luz de Okarin, son Faris y Daru. La primera, porque sigue el rollo a Hououin Kyouma, tomándose en serio todas sus idas de olla, además de aportar en cierta conversación (que no tiene mucha trascendencia) las líneas más inteligentes de todo el juego.
Por su parte, Daru, el “super hacka” (según Okarin), tiene una forma de hablar muy cercana a la sociedad real, con muchísimas referencias a animes y frases típicas de internet (tranquilos, que en el juego nos explican el origen de cada una).

steinsgate04

Jugabilidad

Si hay algo que puede convertir Steins Gate en videojuego (aunque no esté de acuerdo), es el teléfono móvil.

Además de otros cambios sin transcendencia (como modificar el fondo de pantalla, el tono de llamada, etcétera), podemos enviar emails y llamar a nuestros contactos. Pero no en cualquier momento, sino en situaciones puntuales.

En cuanto a llamadas no hay mucho que decir, pero podemos elegir si coger o no una llamada entrante, o si hacer caso o ignorar a Okarin cuando nos sugiere llamar. Esto hace que haya escenas diferentes, pero no cambia nada más. Innecesario.

Con los emails cambia algo más. Al recibir un email se nos dan varias opciones de respuesta. Los emails en sí no son importantes, pero dependiendo de lo que elijamos podemos conseguir diferentes Trofeos… y otra cosa que comentaré a continuación.

Steins Gate tiene seis finales. A tres de ellos se llega decidiendo no enviar un email cuando Okarin nos lo sugiera (las decisiones morales del juego no son moco de pavo), y los otros tres se consiguen al final, si hemos seguido todas las indicaciones. Que salga uno u otro depende de las contestaciones que hayamos elegido en los emails. Es decir, que para conseguir el “final verdadero” hay que usar guía o tener muchísima suerte.

Que haya varios caminos por decisiones morales me parece bien. Que los haya por contestaciones aparentemente intranscendentes (ni siquiera podemos ver lo que contestamos hasta que el email está enviado), me parece una idea malísima.

steinsgate05

Conclusiones

El planteamiento es regular. Buen trabajo de investigación, pero una historia que se cae por todas partes. Si hubieran mantenido el tipo, se habría pasado por alto. Pero no. Se hunde por momentos, perdiendo gradualmente todo rastro de personalidad. Y, junto a ello, mi interés.

Las decisiones morales son muy duras, y algunas partes de la historia también (sobre todo en alguno de los endings). Pero no han sabido aprovecharlo. El propio juego se encarga de quitarle hierro. Pongo de ejemplo el primer ending posible (no digo nombre para evitar spoilers), que tiene un planteamiento muy diferente, y que resulta interesantísimo al ver cómo se va desarrollando… hasta que él solo se normaliza, y toda posibilidad de novedad se esfuma, para recordarnos que estamos viendo un “anime harem”.

Hououin Kyouma es lo mejor de Steins Gate. El gran sentido del humor que aporta el personaje creado en la cabeza de Okarin, sumado a un buen doblaje y una banda sonora más que decente, hacen soportable gran parte de la historia.

Fake Verthandi

La parte jugable es insignificante. Excusa para poner varios endings, y complicar de forma absurda conseguir el “verdadero”.

Lo mejor:
– HOUOUIN KYOUMA!
– Difíciles decisiones morales bien planteadas.

Lo peor:
– La historia desaprovecha todo su potencial yéndose por caminos animegenéricos de nivel muy bajo.

(Versión analizada: PlayStation Vita)

2 comments to Análisis: Steins Gate

  • Gold-St

    “Mayuri es demasiado tonta para salir en un juego que intenta ser inteligente.”

    TUTURUUUUU …. AKETEBLOKEO!

    Yo no recuerdo que fuera TAN difícil sacar el final verdadero. A lo mejor es que tuve suerte y en vez de meterme con el juego fui directo al anime XD.

    Lo que me pareció más interesante, en el aspecto de “personajes reales” que mencionas, es que toda la base de la trama se basa en el misterio de John Titor. Independientemente de si el personaje es real o no, el suceso es verídico, y fue lo que me llevó a ver Steins punto y coma Gate.

  • El trope del harem genérico… aun con todo lo que he visto/leído proveniente de Japón no estoy seguro si este enfoque tan común es por temas económicos o algo así como una tradición, o ambas. Honestamente, no es algo que me moleste, pero entiendo fácilmente por qué le puede restar valor a la obra en sí.

    Es interesante el cómo a veces los escritores usan el haremn para crear expectativas en el lector y luego le dan una vuelta de tuerca o subvierten completamente el trope en una jugada posmodernista, tho.

    Steins;Gate aún está en mi backlog, pero sí vi el anime, así que entiendo hacia dónde apuntan tus críticas.

    PS.: ¿Para cuándo análisis de Higurashi y de Fate/stay night?

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: