Análisis: Puppeteer

Puppeteer1

Siento repetir tanto esta frase, pero: aquí va otro juego regalado en PlayStation Plus (y eso que no tiene ni un año…).

Que no os engañe su aspecto infantil. Es un juego que sorprende y que no está tan dirigido a los más pequeños como parece en un primer momento.

Historia

Kutaro es un niño que ha sido convertido en marioneta y obligado a trabajar para el rey Oso Luna (que es un oso gigante que vive en la luna, por si no quedaba claro con el nombre).

El juego se inicia con Kutaro perdiendo la cabeza (literalmente) a manos de su amo, lo cuál resulta no ser tan malo como parece en un principio… En el apartado de jugabilidad explico por qué.

El caso es que Kutaro va a colaborar con una bruja y un gato volador para intentar robar las tijeras mágicas de Oso Luna, y, de paso, rescatar a la Diosa de la Luna mientras reúne todos los fragmentos de Piedra Lunar.

La historia es muy sencilla, pero tiene la peculiaridad de ser una especie de obra de teatro. No es nada que no hayamos visto antes, aunque sí lo es la forma en que está llevado.

Puppeteer2

Jugabilidad

Puppeteer es un plataformas sin muchas complicaciones, en el que destaca el uso de esas tijeras mágicas de las que os hablaba antes. Las tijeras tienen nombre: Cálibrus.

Podemos usar a Cálibrus para luchar y cortar objetos, dos cosas que ocupan el 90% del juego. Eso sí, aunque las tijeras son el elemento principal, luego conseguimos otras armas o gadgets.
Por muy simple que parezca, el juego no deja de cambiar de situación, haciendo que sea muy difícil cansarse de saltar y cortar.

El sistema de vidas guarda relación con eso de “perder la cabeza” que dije antes. Kutaro ha perdido su cabeza, pero tiene otras que encuentra por los escenarios. Y no son simples “vidas”, sino algo más importante. Para empezar, la forma de conseguirlas. Algunas las podemos conseguir en cofres sin más, mientras que otras están más escondidas, y conseguirlas es una especie de puzle para el que tenemos que usar al segundo personaje (a continuación explico esto).
Podemos llevar tres cabezas como máximo, y si recibimos un golpe perderemos la que llevemos equipada. Si nos quedamos sin ninguna, game over.

Sobre el segundo personaje: primero será Ying-Yang y después Pikarina (la hija del Sol), pero la esencia es la misma. Mientras que a Kutaro lo manejamos de forma tradicional, al segundo personaje lo llevamos con el stick derecho (si no pulsamos ningún botón nos sigue automáticamente). La gracia es que podemos usarlos para interactuar con el escenario, encontrando diversos objetos, examinando algunos lugares o ayudándonos para derrotar enemigos o avanzar.

Puppeteer3

Bienvenidos al teatro de la luna

A pesar de sus peculiaridades, el juego puede parecer, leyendo este análisis, bastante simplón. Pero es que la parte más llamativa no es ni la historia ni la jugabilidad, sino el “teatro”.

Toda la historia (compuesta por 7 actos de 3 “telones” cada uno) está siendo continuamente narrada. Cuando no es el narrador, son los personajes quienes hablan. No el 100% del tiempo… pero casi. Los diálogos hacen que el juego sea muchísimo más entretenido y divertido que si nos limitáramos a la parte jugable. Que sí, que no deja de tener aspecto infatiloide, pero tiene un no-sé-qué que hace que resulte divertido para gente de cualquier edad. Pikarina me ha parecido un personaje muy divertido, el narrador cuenta lo que pasa de forma interesante, y cosas como la escena de las sirenas me han parecido de grandísimo nivel, mucho más de lo que esperaba en un juego así.

Puppeteer4

Conclusiones

Puppeteer es otro juego que no habría conocido de no ser por PlayStation Plus, y se ha convertido en, una vez más, una grandísima sorpresa. Gracias PS+.

Su jugabilidad es muy simplona, pero su desarrollo es tan dinámico que hace difícil cansarse. Es un juego que puede resultar agotador, pues es un no parar.

Y gran parte del mérito de eso es su narración. Me atrevería a decir que es el juego mejor narrado que haya visto nunca (al menos que recuerde).

Es curioso que un juego que no destaca en su apartado jugable consiga dejar tan buena impresión en su aspecto global. La música y el doblaje cumplen (lo segundo más que lo primero), pero son la narración, el desarrollo y la simpatía que despierta por todos lados lo que me ha mantenido pegado al mando de principio a fin.
El juego dura poco más de diez horas, aunque su duración puede aumentar si nos dedicamos a descubrir todos los secretos de las cabezas (se pueden activar si las llevamos a un sitio determinado). Haciendo esto podemos conseguir una corta fase extra por cada “telón”, lo que hace un total de 21 fases extra.

Quiero terminar mencionando una posibilidad que ofrece el juego, aunque no he podido probarla aún: el multijugador. Uno de los jugadores maneja a Kutaro y otro a Ying-Yang/Pikarina. La verdad es que puede resultar un poco aburrido llevar al personaje secundario, pero todo lo que sea añadir más opciones no molesta.

Me ha costado mucho decidir si realmente se merecía el segundo Cactilio, y por unas horas lo ha tenido en su poder… pero he llegado a la conclusión de que lo más justo es dejarle sólo con uno.
No se puede negar que resulta muy divertido jugar, pero es mérito de esa originalidad y frescura que ofrece, no tanto del apartado jugable en sí. La jugabilidad en un plataformas es algo fundamental, y no puedo decir que me haya terminado de convencer.

Lo mejor:
– Narración casi constante.
– La simpatía que despierta el juego gracias a sus personajes y situaciones.
– El escenario cambia constantemente.

Lo peor:
– Jugablemente es mejorable y poco variado, por mucho que lo oculte lo demás.

9 comments to Análisis: Puppeteer

  • Shock, ¿probaste The Stanley Parable? Porque yo no lo he hecho (xD), pero tenía entendido que destacaba por su narración. Tras leer este análisis, me imaginaba que podría interesarte.

    • No, pero lo tengo, así que no descarto empezarlo ya mismo.

      PS: Acabo de leer a tres personas diciendo que el juego da miedo, así que hasta luego xD

  • Pinza Roja

    The Stanley Parable no da nada de miedo Shock (y te lo dice alguien que no se pasó el Bioshock por miedo).
    Algunos de los finales tienen un toque de terror psicológico muy parecido al que hay en portal, pero nada serio que pueda asustar de verdad.

    Y por comentar algo sobre el juego analizado en si, diré que no me gustan los plataformas xD.

  • Esperaba tu analisis con ganas desde que dejaste un comentario en mi analisis XD
    Suelo estar de acuerdo contigo, pero aqui no. Yo lo abandone por cansancio al poco de empezar. Y mira que en tu analisis dices 2 veces que es dificil que canse XD

    (Por si interesa a alguien, clic en mi nick para leer un contra-analisis de Puppeteer)

  • @Pinza Roja: ¿Terror psicológico en Portal? xD

    @Adri-T: A lo mejor si le hubieses dado otra oportunidad te acababa gustando (tampoco descarto que lo terminaras odiando más aún).

  • Vayven

    @Shock: Yo he completado The Stanley Parable, por lo tanto esas 3 personas obviamente se confundieron de juego, ya que yo solo puedo jugar a juegos cuyo nivel de terror tienda a -∞.

  • Gold-St

    YO lo llevo por la mitad, y se me está haciendo insoportable. XD.

    Es cierto que jugablemente siempre presenta situaciones diferentes, eso es lo bueno, pero las escenas del teatrillo llegan a ser tantas y tan largas, sin aportar nada realmente interesante o sorprendente, salvo alguna gracieta, que hace que no pueda jugar más de 2 niveles por sentada.

    Otro detalle que me parece chocante, los QTE son más jodidos que, digamos, un God of War. Si fallas un qte tienes que repetir TODA la batalla contra el boss en cuestión, como en el caso del jefe final del acto 4. Y no es difícil que suceda, pues es el primer qte en todo el juego que implementa el botón R1.

    Es de agradecer, eso sí, que Pikarina esté todo el rato hablando, hace mucho más entretenido el juego. Y la estética de teatrillo es un acierto. Si no fuera por eso, el juego sería totalmente descartable.

  • Gold-St

    @Chris: El juego sobre un niño decapitado que tiene que escapar de monstruos hechos con las almas en pena de niños muertos. ¿Cómo es que no te dio miedo? XD

    • ¿Quién te asegura que no me lo dio? xD

      Oye que yo me pasé Fahrenheit y jugué cinco minutazos al primer Silent Hill, algo de aguante tengo…

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: