Desperados III
Desperados III
Fecha de publicación: 21 de septiembre de 2020
Autor: Chris H.
Categoría: Análisis
Fecha de publicación: 21 de septiembre de 2020
Autor: Chris H.
Categoría: Análisis

Tras el maravilloso Shadow Tactics: Blades of the Shogun, Mimimi Games ha resucitado una saga ya olvidada, con una cuarta parte (sí, cuarta*) que se alimenta de las tres primeras, pero que no pretende ser una secuela, sino un nuevo comienzo. Bueno, oficialmente se trata de una precuela del primer Desperados, aunque no es más que la excusa para reutilizar varios personajes posteriores.

*Los tres primeros se llaman Desperados: Wanted Dead or Alive, Desperados 2: Cooper’s Revenge y Helldorado.

Este nuevo Desperados es un videojuego al que tenía muchas ganas, pues, como ya comenté en su análisis, Shadow Tactics me creó grandes expectativas. Y vaya si las ha cumplido.

Historia

John Cooper, el que ya fuera protagonista de los tres juegos anteriores, va tras los pasos de un hombre llamado Frank, líder de un grupo mercenario que actúa bajo las órdenes de la compañía DeVitt. Los motivos de Cooper no se revelan al principio, así que prefiero mantener la intriga. Y es que, aunque escasa, Desperados III cuenta con la suficiente carga argumental como para mantener el interés y lograr que cojamos cariño a sus personajes. Lo que deja claro, una vez más, que hacer un juego “enfocado en la jugabilidad” no es incompatible con desarrollar un argumento que le dé sentido.

A lo largo de las misiones, otras cuatro personas se unen a la cruzada de Cooper, dos de ellos ya conocidos, otros dos nuevos: Arthur McCoy, Kate O’Hara, Héctor Mendoza e Isabelle Moreau. Todos ellos tienen sus propias motivaciones, además de habilidades únicas para superar los retos que se nos plantean. La colaboración, una vez más, vuelve a ser imprescindible.

Jugabilidad

Desperados III es un calco exacto (o casi) de Shadow Tactics, cambiando la Japón feudal por el salvaje oeste. Estrategia con ese “estilo Commandos” que tan buenos momentos nos ha dado.

Para quien no conozca este estilo jugable tan peculiar, hago un resumen rápido. Sea cual sea nuestro objetivo, el procedimiento de cada misión es el mismo: ir matando a todos los enemigos de forma sigilosa, evitando que los demás presencien el asesinato, y asegurándonos de esconder los cuerpos después. Así, poco a poco, vamos vaciando el escenario de enemigos, con cuidado de no herir a los civiles. Aunque eso ya depende del nivel de exigencia de cada uno, pues si suena la alarma o muere algún civil no es Game Over. En el primer caso, aparecen nuevas patrullas enemigas, que tiempo después regresan a los barracones. En el caso de los civiles muertos, no tiene repercusión alguna…, más allá de la conciencia de cada uno, claro. Lo suyo es que, como mucho, los dejemos inconscientes y amordazados, si creemos que pueden ser un estorbo para nuestra misión.

Es un juego de estrategia, no de acción, por lo que las armas silenciosas priman sobre las que hacen ruido. El cuchillo de Cooper, el hacha y la trampa para osos de Héctor, la jeringuilla letal de McCoy, el combate cuerpo a cuerpo de Kate, la daga de Isabelle… Aunque, tan importante como eso, si no más, son las herramientas de distracción. Cooper puede lanzar una moneda que haga girarse a los enemigos en una dirección determinada, Héctor puede silbar para atraer a futuras víctimas, McCoy puede colocar un maletín con gas venenoso que aturde a quien lo abre, Kate puede lanzar una botella de perfume que ciega a toda persona que se encuentre dentro de un pequeño radio, e Isabelle va en compañía de un gato bien entrenado que atrae las miradas cercanas.

Los personajes no se diferencian únicamente en sus armas y objetos, sino también en sus habilidades. A destacar, sobre todo, las de las dos féminas.
Si Kate encuentra un disfraz, puede pasear por territorio hostil sin despertar suspicacias, con la única excepción de los casacas largas, los enemigos más poderosos, como los samuráis de Shadow Tactics. Además, con el disfraz equipado, puede hablar con enemigos o atraerlos a rincones apartados; por desgracia para ellos, sin un “final feliz”. Aquí entra en juego también una novedad, que es la presencia de enemigos femeninos, quienes no se ven afectadas por los encantos de Kate. Aun así, son minoría, así que se trata de una habilidad tremendamente útil.
Isabelle, por su parte, rompe con el ambiente realista del juego, ya que posee habilidades de vudú. Puede lanzar dardos que enlazan a dos enemigos, por lo que, si uno de ellos muere o cae inconsciente, el otro correrá la misma suerte. Además, tiene un segundo tipo de dardos, con los que puede ejercer control mental sobre casi cualquier persona. Al impactar, dejamos de manejar a Isabelle, y pasamos a controlar al susodicho, con el que podemos llegar a matar a otros enemigos…, aunque de forma nada sigilosa.

Como mencionaba antes, cuatro de los cinco protagonistas cuentan también con armas de fuego. Cooper lleva dos revólveres, que puede disparar al mismo tiempo. McCoy tiene una pistola con mirilla de muy largo alcance. Héctor porta una escopeta, exageradamente ruidosa aunque capaz de exterminar a varios enemigos de un disparo. Kate también lleva una pistola, ésta más pequeña y de reducido alcance, aunque también poco ruidosa.

No lo digo como algo malo, pero los personajes de Desperados III parecen versiones casi idénticas de los de Shadow Tactics. Cooper es Hayato, Héctor es Mugen, McCoy es Takuma y Kate es Aiko. Isabelle es más original, nada parecida a Yuki, cuyas habilidades, sin embargo, posee Héctor.

De viaje por New Orleans

La historia se desarrolla a lo largo de dieciséis misiones, todas ellas con una duración estimada de algo más de una hora. Bueno, sin contar una, no recuerdo cuál, que me llevó tres horas. Por lo tanto, estamos hablando de un modo historia más que satisfactorio, con veinte o más horas de juego.

En cuanto a dificultad, tengo la impresión de que ha dado un bajón importante con respecto a Shadow Tactics. El modo normal sigue siendo un reto muy divertido, con momentos puntuales realmente complicados, pero diría que a veces te ponen demasiadas facilidades. Por ejemplo, suelo reservar la munición de francotirador de McCoy para cuando me haga falta, y la conclusión es que apenas la he usado en todo el juego. En realidad, diría que se aplica lo mismo para todas las armas de fuego, e incluso para la función de control mental de Isabelle.

Eso no significa que nunca me hayan pillado, como es obvio. De hecho, lo hacen muy a menudo. Los botones más pulsados en Desperados III son el F5 y el F8. Es decir: guardado rápido y carga rápida. Es parte del encanto.

A mí, personalmente, me gusta el equilibrio del modo normal. Si vosotros sois de los que necesitáis sudar sangre para disfrutar con un videojuego, no os preocupéis, pues tenéis dos opciones: aumentar la dificultad en las opciones o cumplir los retos opcionales de cada misión. ¡El que haga ambas tiene toda mi admiración!

A medida que avanzamos en la historia, se nos desbloquean unas misiones extra: los desafíos del Barón. Son nueve misiones que reutilizan los escenarios de la historia, aunque cambiando personajes y objetivo. Sé que, sobre el papel, puede parecer más de lo mismo…, pero, para mi propia sorpresa, no he tenido esa sensación en absoluto al jugarlos. Cambian las suficientes cosas como para divertir igual que la primera vez que juegas a esos escenarios, y añade algo de variedad en algún escenario, como uno en el que se nos prohíbe matar a nadie (excepto a los objetivos, claro), o alguno en el que sucede lo contrario: debemos exterminar a todos usando armas de fuego, sin opción de sigilo.

Conclusiones

Si Shadow Tactics me pareció un heredero más que digno de Commandos, tengo que decir que Desperados III no se queda atrás. Y es que, al fin y al cabo, Mimimi Games ha hecho dos juegos idénticos, ambos de inmensa calidad, y con una capacidad envidiable para mantenerme pegado al teclado y al ratón durante horas y horas. Vamos, que si sacasen otro juego igual mañana mismo, le daría prioridad absoluta.

A todo lo comentado anteriormente, quiero añadir una merecida mención a su apartado sonoro, con una banda sonora impecable. De las voces en inglés, sólo poner una pequeña pega: el actor de voz de Héctor debería haber sido mexicano de verdad, pues le falta ese acento latino que uno esperaría de un personaje así, en especial cuando dice la palabra “amigo” (cosa que ocurre cada dos por tres).
No se puede poner voces en español, pero os alegrará saber que está subtitulado a nuestro idioma. Y es uno de esos casos en los que se nota el buen trabajo de localización.

Quitando ese detalle intrascendente del acento de Héctor, no le puedo poner ninguna pega, porque estamos ante un juego redondo. ¡Recomendadísimo!

(No he tenido en cuenta para el análisis las tres misiones extra que se venden aparte, como contenido descargable, pues no son parte del juego. Por ahora sólo hay una publicada, así que ya le dedicaré su propio artículo más adelante, cuando pueda jugar a las tres, junto con los nuevos desafíos del Barón que añadan, éstos sí, de forma gratuita.)

Lo mejor:
– Jugabilidad desafiante y muy entretenida.
– Personajes variados y carismáticos.
– Ambientación.
– Los retos del Barón, gran añadido.

Lo peor:
– Tener que esperar años para el siguiente.

(Versión analizada: PC)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cómo poner etiquetas y emojis

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<strong>NEGRITA</strong> <em>CURSIVA</em> <s>TACHADA</s>
<a href='ENLACE' target='_blank'>TEXTO ENLAZADO</a> (Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro='TITULO']SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]

Para mostrar un icono, escribe el código que lo acompaña (:1:, :2:, etcétera)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9: :10: :11: :12: :13: :14:
:15: :16: :17: :18: :19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27: :28:
:29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36: :37: :38: :39: :40: :41: :42:
:43: :44: :45: :46: :47: :48: :49: :50: :51: :52: :53: :54: :55: :56:

Cómo poner etiquetas y emojis

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<strong>NEGRITA</strong> <em>CURSIVA</em> <s>TACHADA</s>
<a href='ENLACE' target='_blank'>TEXTO ENLAZADO</a> (Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro='TITULO']SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]

Para mostrar un icono, escribe el código que lo acompaña (:1:, :2:, etcétera)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9: :10:
:11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18: :19: :20:
:21: :22: :23: :24: :25: :26: :27: :28: :29: :30:
:31: :32: :33: :34: :35: :36: :37: :38: :39: :40:
:41: :42: :43: :44: :45: :46: :47: :48: :49: :50:
:51: :52: :53: :54: :55: :56:

Cómo poner etiquetas y emojis

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<strong>NEGRITA</strong> <em>CURSIVA</em> <s>TACHADA</s>
<a href='ENLACE' target='_blank'>TEXTO ENLAZADO</a> (Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro='TITULO']SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]

Para mostrar un icono, escribe el código que lo acompaña (:1:, :2:, etcétera)

:1: :2: :3: :4: :5: :6:
:7: :8: :9: :10: :11: :12:
:13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24:
:25: :26: :27: :28: :29: :30:
:31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42:
:43: :44: :45: :46: :47: :48:
:49: :50: :51: :52: :53: :54:
:55: :56:

Entradas relacionadas:
Entradas relacionadas:
Crypt of the NecroDancer

Crypt of the NecroDancer

Decir que NecroDancer es un "The Binding of Isaac rítmico" puede no ser del todo exacto, aunque nos sirve para sentar...

Crash Bandicoot 3: Warped

Crash Bandicoot 3: Warped

Después de una experiencia no demasiado positiva con los dos primeros Crash Bandicoot (de los cuales sólo terminé el...

Crash Bandicoot

Crash Bandicoot

No puedo decir que Crash Bandicoot, tanto el personaje como el videojuego homónimo, me sean desconocidos. Tampoco lo...

%

Proyecto actual:
Novaxioma

Share This