The Walking Dead

Fui una de las miles de personas que conocieron The Walking Dead con el estreno de la serie en La Sexta. Sin ser en absoluto amante del “universo zombi”, acepté darle una oportunidad para ver si justificaba su gran fama.

En mi opinión, estaba lejos de hacerlo.

La primera temporada, prácticamente lo único que vi, me causó más risa que angustia. La cosa no cambió con el inicio de la segunda. Me pareció igual de irrelevante como serie de terror, drama o acción (que cada uno la defina como quiera). Eso me llevó a abandonar con carácter permanente la saga.

O eso creía hasta hace bien poco…

Historia

Rick Grimes es un agente de policía que vive en el pequeño pueblo de Cynthiana, en el estado de Kentucky (EEUU). La relativa calma y felicidad de su vida se ven súbitamente interrumpidas cuando es herido de gravedad en un tiroteo, que lo deja en coma.

Sin embargo, lo peor está por llegar.

Cuando Rick despierta en el hospital, descubre que algo raro está pasando. Todo está hecho un desastre, y no hay trabajadores ni otros pacientes. Pero eso no significa que el hospital esté vacío…, pues, como no tarda en comprobar, hay varios seres extraños, aparentemente humanos, con intenciones poco amistosas. Como todo el mundo sabe a estas alturas, no son otra cosa que zombis.

El mismo caos que reina en el hospital se extiende por todo el poblado, el condado, el estado, el país… ¿e incluso el mundo? ¿Hasta dónde ha llegado la catástrofe zombi? ¿Qué es lo que ha originado aquella situación? ¿Qué ha sucedido durante el tiempo que Rick ha estado en coma? Y lo que es más importante para él: ¿dónde están su mujer y su hijo?

Muertos vivientes contra muertos en vida

Dije que había abandonado la serie, y lo mantengo, pues no tengo ni la menor intención de retomarla… Pero otra cosa es el cómic.

Efectivamente, la serie de televisión está basada en un cómic, del que ya van publicados 185 números…, los cuales me he leído en apenas dos meses. He devorado uno tras otro hasta que me he conseguido poner al día, enganchadísimo a las aventuras de este grupo tan cambiante de supervivientes. Ahora me arrepiento un poco de haberlos leído tan rápido, pues hay que esperar un mes entre un número y el siguiente…

Vamos a empezar por definir eso de “grupo cambiante de supervivientes”, porque es algo clave. En The Walking Dead, el peligro es real; los supervivientes cambian de bando (al de los zombis, por si no se entendió) con suma facilidad, pues en un entorno tan hostil es complicadísimo mantenerse a salvo.

Y la cosa se complica más aún cuando los zombis dejan de ser el único enemigo, y los propios humanos se pelean entre sí. La conclusión es que hay una muerte tras otra, a cuál más sinsentido, a cuál más sangrienta y brutal. Y eso mola. Quizá seamos unos sádicos enfermos, pero nos gusta ver a otra gente (ficticia, claro) pasarlo muy mal, sufrir y morir. ¡Y si a ese personaje le hemos cogido cariño, mejor que mejor!

Si nunca lo habéis leído, os advierto que el cómic de TWD contiene escenas bastante violentas, pudiendo resultar desagradable para ciertas personas. En papel no deja de ser mucho más suave de lo que sería en movimiento, especialmente con actores reales y buenos efectos especiales, pero la advertencia no sobra.

Personas

Mi problema con The Walking Dead era que no me gustan las historias de zombis. Sin embargo, me enamoré de este cómic. ¿Por qué? Sencillo: porque TWD no es “una historia de zombis”, sino “una historia con zombis”.

La diferencia creo que se entiende fácil: en The Walking Dead podrían haber sustituido a los zombis por cualquier otra cosa. O incluso por ninguna; los humanos ya somos suficiente amenaza para nosotros mismos. TWD es lo que se suele denominar (por mí, al menos ) “historia de personas”. No importa tanto la amenaza como su forma de afrontarla.

Llegado un momento (temprano) de la historia, un personaje pronuncia una frase que define perfectamente lo que intento explicar, y que me vais a permitir adelantárosla a quienes no habéis llegado hasta ese punto. Este personaje viene a decir, no con estas palabras exactas, que los muertos vivientes no son los zombis sino ellos mismos: los supervivientes. El nombre “The Walking Dead” hace la misma alusión a los vivos que a los muertos, si no más.

Es un mundo apocalíptico donde todo va mal, y donde cualquier intento de mejorar termina haciendo que vaya a peor. Y, en medio de todo eso, están los humanos. Débiles, dubitativos, frágiles, lastrados por sus sentimientos. Personas.

¿Serie o cómic?

Ya he dejado claro que os recomiendo infinitamente el cómic, y entre cero y nada la serie, pero hay algo importante que quiero explicar antes de terminar.
Aunque el planteamiento de la historia sea básicamente el mismo, tanto la serie como el cómic han tomado caminos diferentes en el uso de los personajes. Donde unos viven, otros mueren. Donde unos se relacionan de una manera, otros se relacionan de otra. Los personajes no son necesariamente iguales, y tampoco necesariamente los mismos.

Por lo tanto, se podría decir que no hay por qué elegir. Son dos historias diferentes (hasta cierto punto). Que ver uno de los formatos no os impida ver el otro, tanto si os gusta como si no.

Ahora, dicho esto, insisto en que mi recomendación y mis alabanzas únicamente hacen alusión al cómic, del que ya espero con ansias el número 186. Porque quizá ambos formatos buscan lo mismo, pero no hay dudas de que el cómic lo alcanza de una forma más madura y, en general, con mucho más acierto.

(Si os interesa mucho el universo de TWD, también deberíais echar un vistazo a Fear the Walking Dead y a los videojuegos de Telltale. Yo me limito a hablar de los productos que conozco, así que no hay más que pueda decir sobre ellos.)

1 comment to The Walking Dead

  • Gold-St

    Y que no se te olvide quién te recomendó estos cómics hace años en otro blog cuando salió el primer juego de TWD de Telltalle (y el único que merece la pena).

    Porque yo no me olvido de tu respuesta: “uy, zombis, no, que eso es caca porque me dan miedo, uy uy”. Y que es básicamente lo mismo que dices cada vez que te recuerdo que el primer TWD de Telltalle tienes que jugarlo. Lo irónico es que te terminará gustando más a ti que a mí, como dejas entrever en tu post.

    Por otro lado, Fear the Walking Dead es una serie rara. Es un spin off, hasta aquí bien, pero no puedo decir si es mejor o peor. Va de otra gente en otro extremo del país, y el gancho es que empieza poco antes del apocalipsis y de como esta familia trata de permanecer unida. ¿Qué pasa? Que a las pocas temporadas solo podrás continuar si eres muy fan, porque aunque tiene personajes interesantes y algunas buenas actuaciones, sufre de lo mismo de TWD: es una historia que no llega a nada. Un paso para adelante te lleva a dos pasos hacia atrás. En los cómics quizás no se nota tanto, porque puedes parar un año y luego leerte 12 números de un tirón en un par de horas, pero es que cada capítulo de ambas series puede ser extremadamente lento. No es que eso sea malo, pero una cosa es contar algo bien hecho de manera lenta (ej. Breaking Bad/Better Call Saul) y otra es meter relleno y encima hacerlo con muchos momentos contemplativos que no llevan a nada.

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
(Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42: :43: :44: :45:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.