XCOM 2

Con los RPG tácticos siempre me sucede lo mismo: me cuesta mucho dar el paso de empezar un videojuego de este estilo, pero, después, lo que me cuesta es abandonarlo.

Aunque se puede afirmar, sin mucho margen de duda, que los mejores títulos de este género proceden de Japón, la saga XCOM hace méritos para ser tenida muy en cuenta. La conocí gracias a XCOM: Enemy Unknown, cuyo análisis podéis ver pulsando aquí. Aclaro que no es necesario haberlo jugado ni leer su análisis antes de empezar XCOM 2, porque, aun siendo continuación directa, la historia es lo de menos.

– Ver entrada completa –

Hitman

Por raro que pueda parecer, Hitman es el sexto juego de la saga principal (excluyendo recopilatorios y spin-off). Este nombre tendría sentido si quisieran representar una especie de lavado de cara de la saga, como ocurrió con Tomb Raider. Pero es que Hitman mantiene intactos el espíritu y la jugabilidad de sus predecesores, así que no le veo mucho sentido a esta decisión…

Y tengo que decir que me alegro. No del nombre, que no es más que una anécdota, sino de que siga los pasos (más o menos) de Hitman: Absolution, un juego que disfruté mucho en PS3.

– Ver entrada completa –

The Witness

Todo comienza en un pasillo. A un lado, una negrura infinita que nos impide avanzar. Al otro, una puerta cerrada. Sobre ella hay un panel con dos puntos; al unirlos, la puerta se abre. Más adelante, un nuevo panel nos conduce hasta un colorido jardín. Para salir, tenemos que manipular otros cuantos paneles, cada uno ligeramente más complicado que el anterior, pero todos basados en la misma premisa: unir dos puntos.

Una vez en el exterior de aquel jardín, tenemos libertad para movernos libremente por el mapa. Y es entonces cuando encontramos un panel diferente a los anteriores: éste, sin abandonar el estilo de puntos, muestra varios símbolos extraños. ¿Cómo podemos resolver un puzle cuyas reglas desconocemos?

El error, como no tardamos en comprender, es creer que los puzles son los paneles. Pues, en realidad, el puzle es el lugar en el que estamos.

– Ver entrada completa –

Call of Duty: Black Ops III

Tras muchos años alejado de la saga, regreso a ella esperando encontrar algo parecido a lo que dejé… Y la verdad es que no lo he encontrado.

Black Ops III abandona la senda marcada por los Call of Duty anteriores, no buscando algo original, sino convirtiéndose en un shooter genérico «marca blanca». Pero no lo matemos tan rápido.

– Ver entrada completa –

Análisis: RiME

De los creadores de The Sexy Brutale, juego que analicé hace relativamente poco (y que me gustó mucho), nos llega otro título que, la verdad, no se parece en absolutamente nada al anteriormente mencionado.

En este caso, Tequila Works abandona la innovación para irse al campo contrario, el de la antiinnovación, con un videojuego ante el que es normal sentir que ya lo hemos jugado antes. Eso, por supuesto, no quita que sea agradable de recorrer.

– Ver entrada completa –

Análisis: Batman: The Telltale Series

Aquí tenemos otro de los videojuegos en «formato serie» a los que Telltale nos tiene acostumbrados. Es uno de los que más ilusión me hacía jugar, como fan del hombre murciélago desde la época del The Adventures of Batman & Robin de SNES (que, por cierto, no fui capaz de pasarme).

No quiero quitar mérito a los guionistas, pero lo tenían fácil. Veamos si han sabido aprovechar el filón.

– Ver entrada completa –

Análisis: Rayman Legends

Legends es continuación de Origins, un juego que empezó bien pero que se me terminó haciendo muy pesado. Obligaba a repetir los escenarios para avanzar, pese a que éstos ya empezaban a resultar repetitivos de por sí. No esperaba nada diferente de Rayman Legends… y ha acabado por sorprenderme positivamente.

Dejad que os explique por qué deberíais darle una oportunidad:

– Ver entrada completa –

Análisis: The Witcher 3: Wild Hunt

146 horas y 13 minutos. Es el tiempo que he tardado en completar el tercer título de la saga (primero para mí), incluyendo los dos DLC incluidos en la «Edición juego del año».

Ya es algo extraordinario dedicar tantísimo tiempo a completar un videojuego, pero el verdadero mérito está en haber conseguido que esas casi 150 horas se hayan hecho tan entretenidas, hasta el punto de que sentí tristeza al ver que no había nada más que hacer. Como si no hubiera sido más que suficiente…

– Ver entrada completa –

Análisis: Fallout 4

Fallout 4 ha sido creado con el objetivo de satisfacer a los fans de Fallout 3, hasta el punto de que, en la mayoría de sus apartados, es un calco exacto, sin intención de meter cosas nuevas. Que las hay… aunque no son precisamente para tirar cohetes.
Mi primera intención era escribir un análisis sin especificar si estaba hablando de F3 o F4, omitiendo algunos detalles, para que vierais que casi todo lo que diga se puede aplicar a ambos.

Lo que pasa es que Fallout 4 no es una réplica al uso, pues no olvidemos que estamos hablando de un juego que, si nos engancha, puede superar sobradamente las 100 horas. ¡Y vaya si engancha el cabrón!

– Ver entrada completa –

Análisis: Uncanny Valley

Tom acaba de llegar a la ciudad, para trabajar de guardia de seguridad en una fábrica abandonada. Tiene el turno de noche, así que le tocará pasar los días durmiendo.

Patrullar una fábrica durante la noche y en solitario puede dar miedo, pero no es nada comparado con las pesadillas que sufre a diario, siempre siguiendo un mismo patrón: una masa negra de gente (no confundir con «una masa de gente negra») lo persigue para acabar con él.

La verdad es que lo último que me apetece es ponerme en la piel de una persona así… pero es lo que tienen los juegos de terror.

– Ver entrada completa –

Análisis: The Sexy Brutale

Cada año, un hombre millonario conocido como «El Marqués», organiza un baile de máscaras en su mansión. Sólo unos pocos invitados tienen el placer de acudir a la fiesta, así como al casino de la mansión: el famoso Sexy Brutale.

Sin embargo, esta vez la fiesta va a tener un final diferente, pues todos los invitados están a punto de ser asesinados… una y otra vez.

– Ver entrada completa –

Análisis: Mirror’s Edge Catalyst

El primer Mirror’s Edge fue un juego original pero de penoso desarrollo, que acabó por aburrirme y desesperarme pese a ser tan corto.
Pese a todo, he querido dar una oportunidad a su continuación, esperando que hayan aprendido de sus errores. Es un riesgo grande, pues ser pierde su principal factor, la originalidad. Y, sin embargo, tiene argumentos para poder mirar a su precuela por encima de los hombros.

– Ver entrada completa –

Análisis: Rise of the Tomb Raider

(Análisis de la edición «20 aniversario», que incluye todos los DLC que han ido saliendo)

$hinra €nix hizo un buen trabajo con el Tomb Raider de 2013, y no esperaba algo distinto de éste. Siguiendo, como estaban haciendo, los pasos de Uncharted, todo apuntaba a que sería una versión algo mejorada del anterior, aprovechando que tenían la base y la idea hechas.
La otra opción era, como suele ser más habitual en la industria de los videojuegos, que se conformaran con lo que tenían, y nos vendieran un poco más de lo mismo.

Adivinad qué es lo que han hecho.

– Ver entrada completa –