Análisis: Tomb Raider

TombRaider1

No quiero cansaros con lo de siempre, pero vamos a empezar hablando de Shinra Enix. Esa compañía que o la amas o la odias, dependiendo de si eres, o no, el dueño de la misma.

Del mismo modo que no han hecho ni una sola cosa buena con la saga Final Fantasy, y, por tanto, tienen mi odio eterno, no puedo dejar pasar por alto los casos contrarios, que los hay, y en los que no suelo incidir tanto.
Por ejemplo, la saga Hitman. He probado cuatro juegos de la saga, y tres de ellos no los he aguantado enteros. El otro es Hitman: Absolution, que me encantó. Casualmente, el único de Shinra Enix…
Tomb Raider es otra historia. Cogieron una saga que tras diez entregas era prácticamente igual, y cambiaron hasta el género. Me refiero a Lara Croft and the Guardian of Light. A muchos les molestó, pero a mí me encantó. No digo que sea mejor juego que los anteriores, pero me devolvió el interés por la saga, perdido años atrás. Y lo hizo bajo la batuta de Shinra Enix.

En este último Tomb Raider han querido hacer un juego más parecido al original que al Guardian of Light, pero con muchas novedades. A ver qué camino siguen: si el de Final Fantasy o el de Hitman

– Ver entrada completa –