Análisis: Silent Hill: Book of Memories

SilentHillBookOfMemories01

Hace un montón de años, unos amigos me convencieron de probar Silent Hill. Sabía de lo que iba, y eso era motivo más que de sobra para no querer jugarlo nunca, debido a mi baja tolerancia hacia la tensión que transmiten estos juegos, y los sustos de los que soy poco amigo.
Pero el caso es que acabé cediendo… y la experiencia no pasó de los diez minutos.

Tiempo después, me decidí a probar Silent Hill Origins. Parecía tener un enfoque distinto, en cuanto al terror psicológico. Era un Silent Hill light. En éste duré bastante más, pero tampoco lo completé. Ésa había sido mi última oportunidad a la saga…

… de no ser por la aparición de Book of Memories. No tengo ni idea de qué fue lo que me llevó a probar la demo, pero el caso es que lo hice, y me quedé tan sorprendido como cualquiera que conozca la saga. En el análisis veréis los motivos, pero, de momento, adelanto algo que ya imaginaréis: es el primer Silent Hill que termino.

– Ver entrada completa –