Shadow Tactics: Blades of the Shogun

En el año 1998, nació el videojuego español más importante de todos los tiempos: Commandos: Behind Enemy Lines, de la compañía Pyro Studios. Logró alcanzar el segundo puesto de juegos más vendidos a nivel mundial, gracias a su originalidad y buen hacer. Un hito histórico.

Pero, número de ventas aparte, Commandos también ha sido el videojuego (o saga) español más influyente para gran parte de aquellos que tuvimos el privilegio de poder disfrutarlo en su día, quienes, más de dos décadas después, aún tenemos en la cabeza el recuerdo de las frases de sus carismáticos protagonistas y la dificultad de sus misiones.

Por desgracia, no es un estilo jugable que se haya prodigado desde entonces. La saga Desperados, de Spellbound Entertainment, es una de las dos únicas excepciones que se me ocurren. Un título que siempre ha estado en mi lista de juegos pendientes, pero del que no puedo opinar.

La segunda excepción, como ya supondréis, es Shadow Tactics: Blades of the Shogun, de Mimimi Games. La misma compañía que se encuentra desarrollando la tercera parte de Desperados (la cual espero con muchas ganas), así que se podría decir que están cogiéndole el gusto al «estilo Commandos«. Y no sé a los demás fans del boina verde y su tropa, pero a mí ya me han conquistado.

– Ver entrada completa –