Shadow of the Tomb Raider

Lo primero que escuché de este juego, sobra decir que a modo de crítica, era que se trataba de «más de lo mismo». Para mí, en cambio, escuchar aquello fue una buena señal.

Llevo toda mi vida disfrutando de la saga Tomb Raider, y mucho más desde que decidieron seguir los pasos del que, irónicamente, es su sucesor espiritual: Uncharted. Después de Tomb Raider (2013) y Rise of the Tomb Raider, los dos primeros títulos de esta trilogía, cualquiera podría averiguar qué era lo que nos iba a ofrecer Shadow of the Tomb Raider, con un porcentaje muy alto de precisión. Y eso, como dije antes, era suficiente para mí. Del mismo modo, quien no acabara de verle la gracia a sus predecesores, no va a encontrar aquí motivos para cambiar de opinión. El público objetivo está claro.

– Ver entrada completa –