Análisis: Resident Evil 6

Dice uno de los refranes más famosos que “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

Cuando Resident Evil 4 dio un notable paso hacia la acción, muchos fans se disgustaron. No fue mi caso, ni el de muchos otros, que consideramos la cuarta entrega como la más divertida hasta entonces… aunque reconozco que era la “menos Resident Evil“.

Después llegó Resident Evil 5, abandonando todo rastro de survival horror. Salvo un par de momentos muy puntuales, y algún penoso susto barato, lo demás era más propio de cualquier juego de disparos. El espíritu de la saga parecía haber sido pisoteado lo máximo posible… pero iba a quedar en nada comparado con su secuela.

– Ver entrada completa –