God of War (2018)

Tengo que reconocer que la saga God of War me produce cierta apatía, en parte provocada por su sobreexplotación, y en parte por el fanatismo exacerbado de su legión de seguidores. Ninguno de los dos motivos pretende ser una crítica a los juegos en sí; de hecho, disfruté mucho del primero, y moderadamente de los demás a los que jugué.

Si quería exponer esto como base del análisis, es para comprender el estado en que afronto el nuevo God of War, cuyo nombre, al igual que hacen otras sagas por motivos comerciales, abandona la numeración original en busca de insinuar que se trata de «un nuevo comienzo». Pero ¿realmente lo es? Mi conclusión: sí y no.

La historia es continuación de God of War 3, aunque da un giro (o más bien «salto») bastante grande, lo que, sumado a su renovada jugabilidad, le dan un aspecto diferente, y, en cierto modo, más maduro.

– Ver entrada completa –

NieR: Automata

Aunque puede que muchos no lo sepan, NieR Automata es la quinta entrega de la saga Drakengard, formando, junto al NieR original, una dilogía algo separada de los demás títulos. Lo más curioso es que el NieR que nos llegó a nosotros (NieR Gestalt) es diferente al publicado en Japón (NieR RepliCant). Decidieron cambiar al protagonista para agradar al público occidental, o algo así… Pero bueno, no tiene más importancia ahora.

Lo cierto es que no he jugado a ninguno más, por lo que Automata ha sido mi puerta de acceso a esta peculiar saga. Quienes sí han tenido el gusto (o disgusto, eso dependerá de cada uno) de jugar a su precuela, me aseguraron que no era necesario conocer la historia de NieR antes de jugar a Automata, y que lo único que me perdería serían algunos guiños. Queda confirmado.

– Ver entrada completa –

Shadow of the Tomb Raider

Lo primero que escuché de este juego, sobra decir que a modo de crítica, era que se trataba de «más de lo mismo». Para mí, en cambio, escuchar aquello fue una buena señal.

Llevo toda mi vida disfrutando de la saga Tomb Raider, y mucho más desde que decidieron seguir los pasos del que, irónicamente, es su sucesor espiritual: Uncharted. Después de Tomb Raider (2013) y Rise of the Tomb Raider, los dos primeros títulos de esta trilogía, cualquiera podría averiguar qué era lo que nos iba a ofrecer Shadow of the Tomb Raider, con un porcentaje muy alto de precisión. Y eso, como dije antes, era suficiente para mí. Del mismo modo, quien no acabara de verle la gracia a sus predecesores, no va a encontrar aquí motivos para cambiar de opinión. El público objetivo está claro.

– Ver entrada completa –

What Remains of Edith Finch

Un par de horas puede ser tiempo suficiente para contar una historia elaborada y/o enrevesada. Así ha sido siempre en el cine; no veo por qué iba a ser diferente en un videojuego.

What Remains of Edith FinchWhat Remains» desde ahora) lo consigue sacrificando, en parte, la jugabilidad. Pero ya hablaremos de eso más adelante; por ahora conozcamos a esta más que curiosa familia noruega: los Finch.

– Ver entrada completa –

Horizon Zero Dawn

El día que Guerrilla Games decidió dejar de lado la saga Killzone, para apostar por un juego completamente nuevo, la PlayStation 4 lloró de alegría. Todos salimos ganando con el cambio. No es que tenga nada en contra de Killzone…, pero tampoco a favor. Juegos de usar y tirar, que no pasarán a la historia. En cambio, Horizon ha dejado claro desde el primer momento que pretende convertirse en uno de los emblemas de Sony y PS4. Y en mi opinión, sin duda, lo ha conseguido.

– Ver entrada completa –

XCOM 2

Con los RPG tácticos siempre me sucede lo mismo: me cuesta mucho dar el paso de empezar un videojuego de este estilo, pero, después, lo que me cuesta es abandonarlo.

Aunque se puede afirmar, sin mucho margen de duda, que los mejores títulos de este género proceden de Japón, la saga XCOM hace méritos para ser tenida muy en cuenta. La conocí gracias a XCOM: Enemy Unknown, cuyo análisis podéis ver pulsando aquí. Aclaro que no es necesario haberlo jugado ni leer su análisis antes de empezar XCOM 2, porque, aun siendo continuación directa, la historia es lo de menos.

– Ver entrada completa –

Hitman

Por raro que pueda parecer, Hitman es el sexto juego de la saga principal (excluyendo recopilatorios y spin-off). Este nombre tendría sentido si quisieran representar una especie de lavado de cara de la saga, como ocurrió con Tomb Raider. Pero es que Hitman mantiene intactos el espíritu y la jugabilidad de sus predecesores, así que no le veo mucho sentido a esta decisión…

Y tengo que decir que me alegro. No del nombre, que no es más que una anécdota, sino de que siga los pasos (más o menos) de Hitman: Absolution, un juego que disfruté mucho en PS3.

– Ver entrada completa –

Cat Quest

Desde que probé la demo de Cat Quest, supe que acabaría comprándolo. Y no lo digo necesariamente como halago, sino en defensa de la importancia de las demos.

Sé que no es el juego más atractivo de un primer vistazo, así que, a modo de adelanto, os diré que se trata de un Action RPG tan divertido como barato. ¡Dadle una oportunidad!

– Ver entrada completa –

The Witness

Todo comienza en un pasillo. A un lado, una negrura infinita que nos impide avanzar. Al otro, una puerta cerrada. Sobre ella hay un panel con dos puntos; al unirlos, la puerta se abre. Más adelante, un nuevo panel nos conduce hasta un colorido jardín. Para salir, tenemos que manipular otros cuantos paneles, cada uno ligeramente más complicado que el anterior, pero todos basados en la misma premisa: unir dos puntos.

Una vez en el exterior de aquel jardín, tenemos libertad para movernos libremente por el mapa. Y es entonces cuando encontramos un panel diferente a los anteriores: éste, sin abandonar el estilo de puntos, muestra varios símbolos extraños. ¿Cómo podemos resolver un puzle cuyas reglas desconocemos?

El error, como no tardamos en comprender, es creer que los puzles son los paneles. Pues, en realidad, el puzle es el lugar en el que estamos.

– Ver entrada completa –

Rocketbirds 2: Evolution

Rocketbirds fue una de las mayores sorpresas que encontré en PS Vita (y perdón por hablar de ella en pasado). Un juego de acción plataformero 2D, donde un pollo musculado, llamado Hardboiled Chicken, debía acabar con el pingüino dictador Putzki.

Evolution conserva el espíritu de la primera entrega, cambiando lo justito, y manteniendo sus dos pilares: la simplicidad y la diversión.

– Ver entrada completa –

Call of Duty: Black Ops III

Tras muchos años alejado de la saga, regreso a ella esperando encontrar algo parecido a lo que dejé… Y la verdad es que no lo he encontrado.

Black Ops III abandona la senda marcada por los Call of Duty anteriores, no buscando algo original, sino convirtiéndose en un shooter genérico «marca blanca». Pero no lo matemos tan rápido.

– Ver entrada completa –

Detroit: Become Human

A estas alturas, todos deberíais conocer Heavy Rain y Beyond: Dos almas. Ambos, especialmente el primero, videojuegos de gran calidad, y que, junto a Detroit, forman una trilogía muy peculiar (con historias que nada tienen que ver entre sí, por si las dudas).

Conserva el espíritu, además de esa jugabilidad basada en QTE que le sienta como anillo al dedo. Y, por encima de todo, mantiene la premisa de que es una historia que se disfruta muchísimo más jugándola una única vez. A partir de la segunda vuelta, pierde todo el sentido. La toma de decisiones sólo es importante si esas decisiones son definitivas. Lo digo en serio: hay que jugar con sus reglas, o mejor no jugar.

– Ver entrada completa –

Análisis: Uncharted: El legado perdido

¿Juego nuevo o expansión? Realmente no importa. Lo que sí importa es saber que se trata de una continuación, por lo que es obligatorio haber jugado a Uncharted 4 antes de ponerse manos a la obra con esta especie de Uncharted 4.5.

Para ir abriendo boca, antes de meternos de lleno con el análisis, os puedo adelantar que merece mucho la pena. No lo subestiméis por no ser una entrega numerada.

– Ver entrada completa –