Análisis: 10 Second Ninja X

Hace pocos años salió un juego llamado 10 Second Ninja (sin la “X”), que trataba sobre la lucha de un ninja contra robots nazis.

Esta versión remasterizada tiene una leve mejora gráfica, muchos niveles nuevos… pero han quitado a los nazis. Qué manera de tirar por la borda 3 Cactilios…

– Ver entrada completa –

Análisis: Lumo

Lumo es un juego de puzles, de duración aparentemente corta, y que tiene pinta de no ser muy difícil.

Lo digo con dudas, porque no estoy muy seguro.

Enseguida entenderéis el motivo.

– Ver entrada completa –

Análisis: Type:Rider

Type:Rider es un juego muy atípico, en el que la jugabilidad parece más bien una excusa para hablarnos de un tema del que, supongo, sus creadores son aficionados.

Este tema, la tipografía, puede no ser del interés de muchas personas. La apuesta ha sido arriesgada…

– Ver entrada completa –

Análisis: Assassin’s Creed Rogue

Rogue tiene un estigma que, por mucho que se esforzara, no iba a poder quitarse: parecía, parece y, de hecho, ES una versión reducida de Black Flag.

Desde los inevitables prejuicios, entiendo (porque me ha pasado) que pueda resultar poco llamativo volver a jugar a un título tan parecido a su predecesor. Y si voy a defenderlo (en parte) no es porque me haya divertido jugando a “cosas nuevas”… sino porque me he divertido jugando a “lo mismo”. Eso también tendrá su mérito, digo yo…

– Ver entrada completa –

Análisis: Resident Evil 4

A estas alturas ya nos hemos acostumbrado a asociar “Resident Evil” con “acción”, pero hubo un tiempo en el que, aunque también tenían su componente de acción, no salían del género survival horror.

Eso cambió con Resident Evil 4, que marcó el camino a seguir para la segunda trilogía numerada de la saga (…si no contamos el RE0). Supuso todo un éxito en su día, y yo fui uno de los que se sumó a las críticas positivas.

He tenido la oportunidad de volver a jugarlo en PS3, con gráficos algo mejorados. Aparte de eso, es el mismo juego exacto, así que este análisis es válido para cualquiera de las plataformas en que ha sido publicado.

– Ver entrada completa –

Análisis: Not A Hero

Bienvenidos al club de fans de BunnyLord. Como sus seguidores, tenemos que conseguir que nuestro querido aspirante a alcalde consiga más votos que sus rivales el día de las elecciones.

¿Qué podemos hacer para convencer a la gente? Reducir drásticamente la criminalidad es una buena propuesta. ¿Y qué métodos tenemos para conseguirlo? Hmm… Yo llevo una pistola y un cuchillo…

– Ver entrada completa –

Análisis: The Legend of Heroes: Trails in the Sky SC

Trails in the Sky SC es, como su nombre indica, el “second chapter” de la subsaga Trails in the Sky, que nada tiene que ver (argumentalmente) con los demás The Legend of Heroes (vaya nombre más horrible, por cierto).

Era un juego muy esperado por todos los que, como yo, pasamos alrededor de sesenta horas enganchados con la primera parte. Veamos si la espera ha merecido la pena.

– Ver entrada completa –

Análisis: VVVVVV

Tenemos delante la adaptación para Vita de un juego originalmente hecho por una única persona, lo cuál, evidentemente, tiene mucho mérito… pero eso no hace que el juego sea mejor de lo que realmente es. Hay auténticas bazofias hechas por una, dos e incluso decenas de personas.

Por suerte, éste no es el caso. Terry Cavanagh ha conseguido, con muy poco, hacer un juego que engancha y convence.

– Ver entrada completa –

Análisis: Momodora: Reverie Under the Moonlight

Lo he dicho muchas veces, y lo mantengo: los plataformas en 2D siempre funcionarán.
Es un género que no necesita ninguna mejora gráfica para seguir divirtiendo. Que si la tiene, pues bien, pero ni siquiera garantiza que vaya a ser mejor por ello, ya que su calidad se basa en la rapidez de juego, en los combates contra monstruos, y en el reto que puedan suponer los puzles (de tenerlos).

Es algo que también pienso de los juegos de acción antiguos tipo Illusion of Time o A Link to the Past. Tienen mil años y me siguen pareciendo divertidísimos. Sin embargo, casi nadie ha vuelto a hacer caso a este estilo de juego, y nunca entenderé por qué. Insisto en que funcionarían perfectamente a día de hoy…

Me fui del tema. Volvamos a Momodora.

– Ver entrada completa –

Análisis: Stories: The Path of Destinies

El zorro Reynard es un personaje reiterativo en fábulas europeas antiguas. No es que tenga nada que ver con Stories, pero que su protagonista sea un zorro humanoide llamado Reynardo representa perfectamente lo que es este juego: una mezcla de muchas ideas distintas, utilizadas a su manera.

– Ver entrada completa –

Análisis: Life is Strange

Dontnod Entertainment, conocidos por el rápidamente olvidable Remember Me (perdón por el chiste), han cambiado radicalmente su estilo para traernos una aventura gráfica con toma de decisiones.

Ahora lo detallaré, pero, para ir abriendo boca, os diré que ha sido el mayor acierto que esta compañía tendrá nunca…

– Ver entrada completa –

Análisis: Everybody’s Gone to the Rapture

everybodysgonetotherapture01

Al llegar al pueblo de Yaughton, descubrimos que todos sus habitantes han desaparecido. Algunas casas están abiertas, otras cerradas con advertencias de “cuarentena”, pero casi todo está limpio y ordenado, como si acabaran de marcharse. Lo único fuera de lugar son unas pocas manchas de sangre y pintura…

¿Qué ha pasado en Yaughton? ¿Dónde narices está la gente?

– Ver entrada completa –

Análisis: Resident Evil 6

Dice uno de los refranes más famosos que “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

Cuando Resident Evil 4 dio un notable paso hacia la acción, muchos fans se disgustaron. No fue mi caso, ni el de muchos otros, que consideramos la cuarta entrega como la más divertida hasta entonces… aunque reconozco que era la “menos Resident Evil“.

Después llegó Resident Evil 5, abandonando todo rastro de survival horror. Salvo un par de momentos muy puntuales, y algún penoso susto barato, lo demás era más propio de cualquier juego de disparos. El espíritu de la saga parecía haber sido pisoteado lo máximo posible… pero iba a quedar en nada comparado con su secuela.

– Ver entrada completa –