¿Quién es ese otro rubio?

Hace poco, un chico me dijo, enfadado, que “todas las opiniones son válidas”, y que yo no era nadie para decir lo contrario. Le pregunté qué pensaría si le dijera que yo opino que los negros y las mujeres son seres inferiores. Me respondió que esa comparación tampoco era válida. Conclusión: nada que saliera del mensaje que otros le habían grabado en la mente, nada que pudiera hacerle sentirse desprotegido, era válido. Tuve la impresión de hablar con una persona que vivía dentro de una burbuja y era alérgica al aire de la calle.

Después me di cuenta de que ese chico no era un caso aislado, sino un representante más de la sociedad. Porque el ser humano es el animal más inteligente del planeta, pero eso no significa que todas y cada una de las personas sean especialmente inteligentes, sino únicamente que somos capaces de razonar mejor que cualquier otro animal. Tampoco me parece algo para presumir. La mayoría se conforman con eso, y se quedan estancados. Es lo que tiene el siglo XXI, la época del conformismo… entre otras cosas.

– Ver entrada completa –

Moralidad

Hay personas que sólo ven en la industria de los videojuegos un método para matar el tiempo. Mejor o peor que otras formas de entretenimiento, pero sin más transcendencia. Si el videojuego entretiene, el tiempo dedicado a él habrá merecido la pena.
También hay quien busca en los videojuegos algo más, ya sea una historia memorable, una banda sonora que les ponga la piel de gallina, un apartado visual que deje con la boca abierta, etcétera. Divertirse no es lo único importante para ellos.
Cada uno es libre de buscar en los videojuegos, en general, lo que considere oportuno. Hay juegos más pretenciosos que otros, del mismo modo que hay jugadores más exigentes que otros.

Pero no es ésa la división entre jugadores de la que quiero hablar hoy. Quiero analizar un comportamiento que, a priori, intuyo que estará mucho menos extendido…

– Ver entrada completa –

Mejores juegos del 2017

Feliz año nuevo, espero que os vaya todo muy bien, bla, bla, bla, etcétera.

Un año más, os traigo un recopilatorio con los juegos más destacados que me he pasado en los últimos doce meses. Como los habituales ya sabréis, no importa la fecha de salida del juego, sino la del análisis. Por eso son los únicos premios completamente fiables de la historia. Pero, eh, que si lo preferís podéis visitar otras webs donde nadie que da un “premio al mejor juego del año” ha jugado a todos los juegos publicados del año, en muchos casos tampoco a los nominados… y en las webs grandes ni siquiera los terminan porque no les da tiempo. ¡No olvidéis desactivar Adblock para que os llenen la pantalla con publicidad!

Pero esto es Makō Sedai, el hogar del criterio, la madriguera del buen gusto, el primer blog de videojuegos Straight Edge del mundo, donde sólo dos de cada tres entradas son sobre Final Fantasy, donde cuando menos os lo esperáis os intento vender un libro, y donde rara vez veréis hablar de un juego que cuesta más de 20€.

– Ver entrada completa –

Identificarse

Hay un elemento muy importante a la hora de contar una historia: identificarse con sus personajes. Con el protagonista, siendo más exactos.
Se nota su importancia al ver cuánto presumen de ello muchos creadores de videojuegos, habitualmente de forma engañosa, no sé si equivocados porque desconocen su significado, o simplemente porque nos la quieren colar.

Irónicamente, los que más presumen de ello son los que crean los personajes con los que más difícil resulta identificarse. Una mentira extendida también por los seguidores de dichos juegos. No todos, sino aquellos con un criterio nulo o incapaces de comprender el daño que puede llegar a hacer… un protagonista mudo.

– Ver entrada completa –

Micropagos

Diez años. Apenas un pestañeo para el planeta, pero muchísimo tiempo para el rapidísimo avance tecnológico. Por eso, si digo que “hace 10 años que avisamos del camino que tomaría la industria” (cuando aún estaba en Legend SK, mi antiguo blog), no me refiero a que lo viéramos cuando estaba empezando… sino antes de que llegara.

Y era evidente. No es que fuéramos adivinos; igual que nosotros, muchos otros supieron adelantarse. Entre ellos, los directores de todas aquellas compañías que, manteniendo en parte el sistema tradicional, o enfocando todo su negocio a ello, pensaron en los micropagos como “el mejor futuro posible”.

– Ver entrada completa –

Mejores juegos del 2016

Antes de nada, desearos un gran 2017 a todos los que compartís mi calendario. En China creo que van por el 4713. Vienen del futuro, por eso están empezando a dominar el mundo.

Ahora que veo la lista de títulos que me he pasado durante los últimos doce meses, puedo afirmar que, para mí, ha sido un muy buen año de videojuegos. Excepto un par de casos aislados, en los que he tenido que poner mucho esfuerzo por terminarlos, todos los demás me han dejado buenos recuerdos, o, como mínimo, se me han hecho muy entretenidos, pese a que luego resultaran mejores o peores.

Para quien sea nuevo por aquí, os explico que hay varias categorías, no sólo “mejor juego”, y que los candidatos son todos aquellos juegos cuyo análisis he publicado en 2016.

– Ver entrada completa –

Pokémon GO, el idiotizador

PokemonGO01

Pokémon GO no es tan novedoso como nos quieren hacer creer, pero nadie duda de que ha sido todo un éxito (que se olvidará tan pronto como llegó, debido a que, como videojuego, es bastante malo).

Pero no os quiero hablar hoy del videojuego en sí, sino de toda esa masa de gente cuyos cerebros parecen haber sido absorbidos por el jueguecito. El Pokéganado, conocido por algunos como “los imbéciles que juegan a Pokémon GO“.

– Ver entrada completa –

¿Cuál es el mejor villano de Final Fantasy?

VillanosFinalFantasy

Es un debate que lleva existiendo muchos años, y que siempre existirá, así que me gustaría analizarlo desde un punto de vista objetivo, dando datos de sus historias y motivaciones.

No pretendo convencer a nadie, porque, para empezar, no es una competición. Uno puede ser vuestro favorito por distintas razones, o serlo “porque sí”, y eso es algo totalmente respetable.

A partir de aquí empiezan los spoilers.

– Ver entrada completa –

Mejores juegos del 2015

MejoresJuegos2015

¡Feliz 2016!

Como todo 1 de enero, ha llegado el momento de repartir los premios a mejor juego del año, mayor decepción o sorpresa, mejores personajes, banda sonora, etcétera.
Ya os adelanto que hay nuevas secciones.

Por si os interesa, podéis ver las dos ediciones anteriores de los Premios Makō Sedai aquí:
Mejores juegos del 2013.
Mejores juegos del 2014.

– Ver entrada completa –

Asesinos en potencia

GenAsesino1

Ésta no es otra de esas estúpidas entradas en las que os pongo ejemplos para demostrar que el jugar a videojuegos no tiene por qué convertirnos en asesinos.
No quiero criticar a la televisión, ni Likes en Facebook o Retuits en Twitter. Lo único que quiero es haceros sentir mal, porque a lo mejor lo que pasa es que los videojuegos sí os están volviendo agresivos, o qué hostias pasa.

– Ver entrada completa –

Empezar con buen pie

EmpezarConBuenPie01

Hace bastantes años tomé la decisión de juntar dos de mis mayores hobbies: jugar a videojuegos y escribir. Desde entonces, exceptuando momentos en los que me era imposible, he procurado mantener cierta regularidad de publicación de artículos. Se lo debía a mis lectores, esas personas maravillosas que dan sentido a todo esto.

Pero ese compromiso auto-impuesto tiene una cara oscura: para poder escribir mucho, necesito algo que contar. Y una fuente casi inagotable de artículos es el analizar videojuegos. Eso de por sí no tiene nada de malo: me gusta mucho jugar, me gusta mucho hablar de lo que juego… Pero también tiene esa parte negativa que mencionaba, y que no es otra cosa que la obligación de completar casi todos los juegos que pasan por mis manos. No puedo dedicar 5 horas a un juego y dejarlo porque no me gusta. ¿Por qué? Porque entonces sólo analizaría juegos que merecen la pena, y no podría preveniros de jugar a los que no la merecen tanto.

Esta “parte mala” tiene también su “parte buena”: puedo descubrir que juegos que parecían malos al principio, luego no lo son tanto. Y lo mismo pero en sentido contrario.

Eso me lleva al tema del que quiero hablar hoy, que no es otro que…

– Ver entrada completa –

Hardware maldito

HardwareMaldito01

Hace mucho, mucho tiempo (más de 30 años, e incluso más de 40), sólo había tres personas sobre la faz de la tierra: Adán, Eva y Lilith.

Dios, que también andaba por allí (y por todas partes, lo cual incluye dentro de la nevera, te imaginas qué susto si la abres y te lo encuentras), les dijo que podían hacer lo que quisieran, siempre y cuando no probaran el fruto del árbol prohibido. Sin embargo, una serpiente (es una historia perfecta, sin fisuras) convenció a Eva para que desobedeciera aquella orden.

Al enterarse, Dios se enfureció (culpando a los humanos de ser imperfectos, pese a que él los había creado, pero se conoce que es muy poco autocrítico), y lanzó una maldición que permanecería oculta miles de años dentro de los seres humanos, esperando al momento adecuado.

La maldición consistía, según pruebas irrefutables (lo pone en un libro, o quizás no), en que el día en que se inventaran las videoconsolas, éstas se autodestruirían al cabo de un tiempo determinado, obligándonos a comprar otras. ¡Y vaya si funcionó! ¡Qué cabrón, fue a hacer daño!

– Ver entrada completa –

Hobbie o adicción

HobbieAdiccion01

Llevo toda mi vida (o, al menos, desde el momento en que empecé a jugar a videojuegos de forma habitual) aguantando críticas injustas sobre lo que, en mi opinión, no es más que un hobbie como cualquier otro.

Sí, la cantidad total de horas que he dedicado a los videojuegos es mayor que el tiempo que he dedicado a cualquier otra cosa que no sea respirar o dormir. Eso no lo niego.

Pero lanzo la siguiente pregunta a todos los que son como yo: ¿tenemos realmente un problema?

– Ver entrada completa –