Análisis: Mirror’s Edge Catalyst

El primer Mirror’s Edge fue un juego original pero de penoso desarrollo, que acabó por aburrirme y desesperarme pese a ser tan corto.
Pese a todo, he querido dar una oportunidad a su continuación, esperando que hayan aprendido de sus errores. Es un riesgo grande, pues ser pierde su principal factor, la originalidad. Y, sin embargo, tiene argumentos para poder mirar a su precuela por encima de los hombros.

– Ver entrada completa –