Age of Empires

AgeOfEmpires01

Perdonad que generalice, pero me atrevería a decir que hace años, casi todos los que tenemos una edad (la suficiente para ser de una generación pre-internet), dedicábamos muchas más horas a un videojuego, que las que le dedicamos ahora, antes de pasar al siguiente.

Los motivos son claros, y no voy a entrar en eso. Sólo quiero sacar el tema porque estoy pensando que, dentro de todos esos juegos a los que yo he dedicado muchísimas horas, habría que destacar la saga Age of Empires como uno de los mayores estandartes.

– Ver entrada completa –

Mis primeros videojuegos

Atari2600

He tenido la suerte de que, cuando nací, mi padre era lo suficientemente joven como para tener videoconsolas. No olvidemos que es un invento moderno, aunque haya avanzado tanto en poquísimo tiempo. Siempre me ha permitido jugar todo lo que quisiera, mientras fuera aprobando en el colegio. Menos mal que sólo me pedía aprobar (cosa que hacía siempre) y no estudiar (cosa que no hacía nunca) .

El caso es que, además de agradecerle eternamente el día que compró Illusion of Time y otras cosas menos importantes, como darme la vida, tengo que agradecerle el haber tenido alguna videoconsola con la que jugar desde pequeño. La primera, que es de la que os voy a hablar, fue…

– Ver entrada completa –

Metal Gear

MetalGear1

Sucede que me acabo de pasar Metal Gear por primera vez. Ya lo intenté una vez en MSX 2, pero no pude completarlo (por motivos técnicos), así que lo he vuelto a intentar con la versión de PS3 (que viene dentro de la versión HD de Metal Gear Solid 3).

Y, en el año 2014, 27 años después de su publicación, puedo aseguraros que me he divertido jugando mucho más que con la mayoría de juegos de esta generación…

– Ver entrada completa –

Hollywood Monsters

HollywoodMonsters

«Misterio a pleno sol que Hollywood esconde.
Intrigas que ahora están en un mundo sin luz.
Tu ausencia dejó mi mente en desorden.
El miedo me asaltó cruzándome la piel.
Es mejor que empieces a pensar,
desde hoy tendrás que descifrar,
enigmas que ahora son la clave entre tú y yo.»

Enigmas (La Unión)

«¡THE QUILL! ¡THE QUILL!»
– El niñato del principio dándome un susto cada vez que empieza el juego.

Es raro que no haya dedicado antes un artículo a este juego, porque es una de mis aventuras gráficas preferidas.
El caso es que estaba hablando el otro día con mi ex-compañero Juanlu, y me sorprendió al decirme que estaba jugando ahora a Hollywood Monsters. Y me parece perfecto, porque es uno de esos juegos que se dejan jugar igual de bien hace 10 años, hoy, o dentro de 10 años.

– Ver entrada completa –

The Legend of Zelda: A Link to the Past

TheLegendOfZeldaALinkToThePast

«Ayúdame…

Por favor, ayúdame…

Estoy prisionera en la mazmorra del castillo.
Mi nombre es Zelda.»

Nunca sabremos cómo capturaron a la joven Zelda, ni por qué ésta se pone en contacto telepático con Link y su tío para que vayan a rescatarla.

Lo que sí sabemos es que, con esas palabras, fue suficiente para meternos de lleno en una de las mejores aventuras de toda una gran consola como es la Súper Nintendo.

– Ver entrada completa –

Kung-Fu

KungFu

Aún no le encuentro explicación a por qué los juegos de antaño, tan simplones y carentes de complejidad (que viene a ser lo mismo) han triunfado tanto en su día, y aún en los años que corren, pueden llegar a engancharnos con una tonta partida.

Tal vez sea precisamente por eso. Ocurre como cuando a un niño pequeño le regalamos un juguete, y termina jugando con el papel que lo envolvía sin prestarle atención al juguete en sí. Ahora los juegos son tan complejos, que pueden llegar a aburrir en ocasiones (resulta paradójico, pero así es), cuando la fórmula puede resultar casi mejor al contrario, simplificando las cosas y haciendo de esa forma más divertido un videojuego. Aunque claro, no siempre es así. Mirad a Mario.

¿Y a qué viene toda esta parrafada anterior? Pues a que hoy os quiero hablar de lo que es, para mí, un señor clasicazo. De esos juegos de NES que eran simples a más no poder, pero que te enganchaban a la consola como pocos. Porque, ¿qué poseedor de una NES de la época no ha jugado nunca a Kung-Fu? Atención que le cerceno las extremidades al primero que levante la mano, si es que no lo ha jugado nunca. Se trata de un juego lanzado en 1985 (cuando algunos desgraciados de nosotros ni siquiera habíamos nacido) por Irem Corp.

– Ver entrada completa –

Legend of Legaia

LegendOfLegaia

Es curioso ver cómo cambian las cosas y cómo se va desarrollando este mundillo del videojuego conforme pasan los años. Normalmente, cada vez que me piden opinión sobre cualquier tema que tenga que ver con nuestra amada industria, salen de mí casi las mismas palabras de escepticismo ante esta generación una y otra vez. Y ya llega un punto en el que me siento un tanto raro. ¿Me estaré haciendo viejo?

Más se acentúa esta sensación cuando se ciernen sobre nosotros acontecimientos como el E3. Digamos que es el evento más importante del año, en el que se muestra todo lo que se va a explotar en nuestras respectivas consolas… Vamos, que podemos encontrar en el E3 una especie de ventana por la que asomarnos para ver lo que el futuro nos deparará a lo largo de al menos un año. ¿Qué ocurre cuando nos sentimos decepcionados ante lo que vemos? Posiblemente que, aquellos que los hemos vivido, añoremos los viejos tiempos en los que los juegos y la calidad de éstos importaban… pero de verdad.

– Ver entrada completa –

The Legend of Dragoon

GuiaArgumentalTheLegendOfDragoon01

Siempre que he hablado de los RPG que he jugado a lo largo de mi vida, no he podido evitar mencionar el grandioso The Legend of Dragoon. Allá por el año 2000, todo el que poseía una PSX ya conocía la grandiosidad de FFVII y FFVIII, pero lo más sorprendente estaba aún por llegar. ¿Quién iba a pensar que podría salirle competencia a la franquicia de, por aquel entonces, SquareSoft? Quizás hablar de competencia directa sea poner el listón demasiado alto, porque todos sabemos que Square siempre fue y será (a pesar de según qué truños, ejem) la gallina de los huevos de oro. Pero, aquellos que siempre hemos apostado por los buenos juegos, los juegos buenos de verdad, sin poner la vista en el nombre de la desarrolladora en cuestión, supimos encontrar en The Legend of Dragoon la otra cara de la moneda en cuanto al género RPG de la época. Tal vez, el equivalente en cuanto a calidad a la franquicia FF.

– Ver entrada completa –

Commandos

Commandos

Son muchas las veces que he mencionado este juego, así que ya iba siendo hora de que tuviera su propio artículo.

Lo tengo que repetir: creo que Commandos es el mejor videojuego español de la historia.
La alternativa sería Commandos 2, o Hollywood Monsters como mucho.

Pero es que Commandos no sólo es, para mí, el mejor juego hecho en nuestra madre patria, sino también el mejor de estrategia a nivel mundial. De hecho, podría decir que es uno de los dos únicos juegos del género que me han gustado…

– Ver entrada completa –

Los Justicieros

LosJusticieros

A veces me da por activar mi personalidad empática y pensar qué puede opinar una persona ajena al relacionarse con mi grupo de amigos. Por ejemplo: qué puede pensar al ver que las conversaciones no tienen por qué necesariamente tener sentido para comunicarnos. Lo cuál no significa que no nos entendamos.

Pero es que no es culpa nuestra. Nos hemos educado con juegos tan jodidamente raros como Los Justicieros, que, de tan absurdo que es, hace que se nos quede en la cabeza de forma permanente. Algo así como las frases de Cruz y Raya, por poner un ejemplo.

Commandos es el mejor juego español, en mi opinión, junto a Hollywood Monsters (y perdón si olvido algún otro), pero Los Justicieros tiene mucha más «esencia española» que esos dos juntos. Para empezar, porque es más cutre (siempre nos ha pegado eso xD), y, además, por su… extraño sentido del humor.

– Ver entrada completa –

Tennis for Two

TennisForTwo

Tal día como hoy, hace 50 años, el físico estadounidense William Higinbothan, uno de los padres de la bomba atómica, creó en tan solo un par de horas el primer videojuego de la historia.

Todo surgió a partir de la idea de amenizar a los visitantes del Laboratorio Nacional de Brookhaven, donde él trabajaba por entonces, para lo cual, ayudándose de un osciloscopio y unos mandos analógicos, creó un videojuego que simulaba un partido de tenis para dos jugadores.

Lo tituló (en un alarde de originalidad) Tennis for Two, e incluía opciones tales como escoger el lado de la pista desde el que servir, la altura de la red y hasta la longitud de la pista.