Análisis: Folklore

Si hay algo de lo que no se puede presumir en la nueva generación de videojuegos es de grandes argumentos. Así de claro. Los considerados por la mayoría de la gente como «Juego del año 2007» suelen ser juegos con más gráficos que jugabilidad, y más jugabilidad que historia. Juegos Déjà vu, porque cuando juegas te preguntas: ¿esto no lo he jugado ya antes?

Game Republic, en cambio, ha apostado por potenciar la historia en detrimento de perfeccionar el apartado gráfico. Una apuesta muy arriesgada… pero acertada.

– Ver entrada completa –