Los planes de Shinra Enix

ShinraEnix1

   —¿Puerta principal o escaleras?
   —¿…Qué?
   —¡Te estoy preguntando que si entramos por la fuerza o nos colamos sigilosamente por las escaleras de emergencia!
   Cuando abrí los ojos descubrí que estaba frente al enorme edificio de Shinra Enix (papel interpretado por Square Enix). A mis lados estaban dos de los lectores de Makō Sedai: Barret y Tifa. Pero… ¿cómo había llegado yo hasta allí? ¿Por qué tenía el pelo rubio y de punta? ¿De dónde había sacado el espadón que llevaba colgado a la espalda…?
   —¡Maldita sea, Shock! ¡Reacciona! —Barret estaba realmente impaciente.
   —Eh… ¡Por las escaleras!
   —De acuerdo —Tifa señaló hacia la entrada trasera del edificio—. Es por ahí. Tardaremos un rato, ya que son aproximadamente 3000 escalones, y…
   —¿He dicho por las escaleras? ¡Quería decir por la entrada principal!
   Barret abrió las puertas del edificio de una patada. Tifa y yo entramos detrás.

– Ver entrada completa –

Análisis: Final Fantasy XIII-2

Final Fantasy XIII fue la mayor decepción de la década. Con esta lección bien aprendida y repetida hacia mis adentros una y otra vez, la ilusión por jugar a un nuevo juego de esta saga desapareció.

Square Enix anunció FFXIII-2. Me dio bastante igual. Como digo: ya había perdido la ilusión. El juego salió a la venta, hecho que ignoré hasta que un mes después, en uno de los pocos descansos que hacía durante mi partida del Resonance of Fate, descubrí que lo habían rebajado considerablemente. Sabía que tarde o temprano acabaría cayendo, por muy mala que fuera su precuela, y ése fue el día.

El destino quiso que el juego me llegara el mismo día que terminé Resonance of Fate (irónica frase). Y así fue como, casualmente, el día en que terminé el RPG que más me ha enganchado en mucho tiempo, se convirtió también en el día en que empecé el segundo RPG que más me ha enganchado en mucho tiempo.

– Ver entrada completa –