Death Stranding

Hideo Kojima es un director especial. Eso lo saben sus fans, sus detractores envidiosos y hasta mi perro. Cualquier persona con un mínimo de cultura videojueguil, reconoce en él, como mínimo, cierta intención por hacer cosas diferentes.

De Death Stranding, por lo tanto, esperaba un videojuego diferente. Ni siquiera confiaba en que me gustara, o en que pudiera jugarlo (si hubiese sido de miedo, adiós muy buenas). Pero ¿que iba a ser algo fresco y original? Joder, eso lo sabía desde tres años antes de su salida.

Sobra decir que no me equivocaba. Death Stranding es un juego tan peculiar, dentro de su aparente normalidad externa, que cualquier descripción, positiva o negativa, no le hará justicia. Eso, os lo adelanto desde ya.

Pero habrá que intentarlo.

– Ver entrada completa –