Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas

Oceanhorn nació con un único propósito: convertirse en un sucedáneo de Zelda. No de la princesa de Hyrule, claro, sino de la saga The Legend of Zelda. Y que conste que no lo digo como crítica, sino como una simple observación evidente. Es su punto fuerte, incluso.

Ni siquiera es un videojuego demasiado ambicioso. Más bien se conforma con lo justo, imitando una mecánica tan simple como divertida. Y no sé a vosotros, pero a mí me pareció suficiente motivo como para darle una oportunidad.

Historia

Una tranquila (o no tan tranquila) mañana, nuestro protagonista anónimo, al que llamaremos «Linky», descubre que su padre se ha marchado de casa, dejando una nota de despedida. En ella dice que ha oído la voz de Zelda, y que debe ir al castillo a rescatarla. Es broma, perdonadme por ser tan idiota, no puedo evitarlo. En realidad, lo que dice la nota es que ha emprendido una aventura en busca de Oceanhorn, un monstruo marino la hostia de fuerte, tanto como para que la compañía Cornfox & Bros haya creado un videojuego con su nombre.

Como buen protagonista e hijo, Linky decide seguir los pasos de su papá, iniciando así un viaje por mar entre las numerosas islas que componen lo que antiguamente era la nación de Arcadia.

De isla en isla

Aunque al principio pueda parecer que el mar se convertirá en una parte fundamental de Oceanhorn, lo cierto es que los viajes en barca son un mero trámite. Es en las islas donde se desarrolla toda la acción. Precisamente, uno de los objetivos al recorrer las islas, es encontrar indicaciones sobre la ubicación de las muchas otras que, hasta entonces, permanecen invisibles en el mapa oceánico. Podemos hallarlas hablando con otros personajes, leyendo información en textos, encontrando mensajes en botellas…

No todas las islas son obligatorias, sino que hay unas cuantas opcionales, por lo general bastante pequeñas, pero que ayudan a que Oceanhorn no acabe siendo tan corto como podría resultar si nos centramos en la historia principal.

Por lo demás, creo que os aburriría si empezara a explicaros cómo es la jugabilidad de los Zelda clásicos, así que podéis haceros una idea: monstruos, espadas, arcos, bombas y mazmorras con puzles más bien fáciles (excepto un par de momentos puñeteros). Todo muy simple, nada especial, pero, por lo general, bien pulido. Tengo debilidad por los Action RPG con perspectiva isométrica, así que he disfrutado como un enano.

La leyenda de Linky

Tal vez sea porque le presuponemos un muy bajo presupuesto a cualquier juego desarrollado por Cornfox & Bros, pero no he podido evitar sorprenderme con la calidad de la banda sonora de Monster of Uncharted Seas. El compositor principal es Kalle Ylitalo, pero cuenta con la ayuda de dos titanes de la industria como Kenji Ito y, sobre todo, Nobuo Uematsu. No sé quién ha hecho cada tema, pero el resultado es soberbio. Merece la pena jugar aunque sólo sea por el apartado musical.

Desert

Sky Island

Town

Ves una banda sonora tan buena, ves una jugabilidad tan elegantemente copiada de los Action RPG clásicos, y no puedes evitar lamentarte por cómo han dejado pasar la oportunidad de hacer algo grande. Parece que se han cansado de trabajar tan pronto como concluyeron la demo y el tráiler. Le falta chicha, como se suele decir por aquí. Al fin y al cabo, es un videojuego de 2013, no de 1995. ¡Demostradlo!

No es que tenga poca historia; es que, lo que tiene, llega a molestar. Los personajes tienen menos carisma que una servilleta. Puedo llegar a aceptar la estupidez habitual de que el protagonista no hable, pero ¿es necesario que no haga ni el más mínimo ruido? En Zelda, al menos, aprendieron la lección e hicieron que Link gritara durante los combates. No le da personalidad, pero logra acabar con ese incómodo silencio, tal vez admisible en personajes 2D pequeños, pero no en los muñecos actuales 3D.

A donde quiero llegar, y ahora entenderéis todo, es a que Oceanhorn contaba de salida con un gran impedimento; un lastre que ha arrastrado por todas las plataformas para las que ha salido (PS4, Xbox One, PC, Switch…). Y es que se trata de un juego originalmente diseñado para móviles. Las limitaciones, por lo tanto, son evidentes.

Conclusiones

Ser un videojuego diseñado pensando en el mercado de los móviles tiene sus consecuencias. Pero lo cierto es que, sabiendo esto, el resultado ha sido muy bueno. A poco que os gusten los Action RPG con perspectiva isométrica, creo que os va a resultar muy entretenido. Además, diría que es uno de esos juegos que pueden gustar igual a un hombre hecho y derecho que a un chavalín de ocho o diez años.

Es más bien corto. Ponedle unas diez horas, quince si pretendéis conseguir todos los coleccionables y demás objetos ocultos por las islas. Estaremos todos de acuerdo en que, siendo un juego de esta década y con un diseño tan simple (aunque bonito, en mi opinión), se le debería haber pedido algo más.

Oceanhorn no ha venido para competir contra Breath of the Wild. Ha venido para acompañarlo, mirándolo desde abajo, con admiración. Para alegrarnos cuatro o cinco tardes. Y eso lo consigue sobradamente.

No quiero terminar sin insistir en lo buena que es su banda sonora. Me ha hecho llegar a plantearme darle dos Cactilios. Pero creo que no sería justo para el resultado global.

Lo mejor:
– Bebe de grandes juegos.
– Banda sonora.

Lo peor:
– Se conforma con poco.
– Historia y personajes olvidables.
– El prota parece lelo.

4 comentarios sobre Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas

  • Khanen

    Dos veces he intentado jugarlo (PC y PS Vita), y dos veces he sido incapaz de jugar más de dos o tres horas. Me encantan los Zelda clásicos, pero por alguna razón, este juego me resulta tremendamente aburrido.

    Eso sí, coincido totalmente con que la BSO es espectacular.

    Saludos.

  • Alabaster

    Pues está a 7€ de oferta para switch. Merece la pena a ese precio?
    La demo me la pasé y me pareció entretenido.

    • Hombre, a ese precio hay pocos videojuegos que no merezcan la pena, ¿no crees?

      Si te gustó la demo, dale una oportunidad, no creo que te decepcione.

Comentar en Chris H. Cancelar comentario

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
(Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42: :43: :44: :45:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.