Guía argumental de The Legend of Zelda: Ocarina of Time – Parte 1

guiaargumentalocarinaoftime00

Hace tiempo que me sugirieron, medio en broma, hacer la guía argumental de Ocarina of Time. Lo que no sabían es que a veces entro en modo Barney Stinson, y me tomo los “comentarios medio en broma” como algo serio. Challenge accepted.

¿Por qué se merece Ocarina of Time una guía argumental antes que otros juegos que me han pedido/sugerido, e incluso que algunos juegos que me gustan más? Porque ninguno de esos otros juegos ha vivido tan de cerca una guerra cara a cara con el mismísimo Final Fantasy VII, en su particular Juego de Tronos por ser considerado mejor videojuego de la historia. No es que el mejor tenga que ser uno de esos dos, pero la guerra entre fans de uno y otro ha sido algo que he vivido en primera persona desde hace muchos años. Los defensores de FFVII, defendiendo su postura con argumentos sólidos. Los defensores de Ocarina, defendiendo su postura diciendo que FFVII está sobrevalorado. Era broma, guarden las escopetas.

Cada uno que piense lo que quiera. No estamos aquí para hablar de eso, sino del argumento de Ocarina of Time. Porque todo juego que una gran masa social considere como “el mejor de la historia”, se merece aparecer en esta sección.

Capítulo 0 – Introducción

  —En el vasto y profundo bosque de Hyrule, he servido como espíritu guardián. Soy conocido como el Árbol Deku. Los niños del bosque, los Kokiri, viven aquí conmigo. Cada Kokiri tiene su propia hada guardián. Sin embargo, hay un chico que no tiene un hada…
  Un pequeño y brillante ser alado se aproxima al Árbol Deku. Tiene una misión que cumplir.
  —Oh, Navi el hada. Escucha mis palabras, las palabras del Árbol Deku. ¿Lo sientes? Un clima maligno está descendiendo sobre el Reino… Las fuerzas malévolas se están reuniendo ahora para atacar Hyrule… Hace tiempo, el Bosque Kokiri, fuente de vida, ha permanecido como una barrera que disuadía a forasteros y mantenía el orden mundial… Pero… contra esa tremenda maldad, incluso mi poder no es nada… Ha llegado el momento de que el chico sin un hada comience su viaje… El joven cuyo destino es conducir a Hyrule por el camino de la justicia y la verdad… Navi… ¡ve ahora! Encuentra a nuestro joven amigo y guíalo hacia mí… No me queda mucho tiempo… ¡Vuela, Navi, vuela! ¡El destino del bosque, no, del mundo, depende de él!
  Sin perder ni un segundo, Navi vuela hasta el poblado de los Kokiri. Y no tarda mucho en encontrar al chico que estaba buscando…

GuiaArgumentalOcarinaOfTime02

Capítulo 1 – El niño sin hada

  Link se encuentra frente a un castillo. El puente desciende mientras el joven chico rubio, muy asustado, se pregunta cómo ha llegado hasta allí. Un caballo blanco sale del castillo a toda velocidad. Sobre él hay dos personas. Link se fija especialmente en una chica que le devuelve la mirada con expresión de tristeza. Entonces aparece un segundo caballo, completamente negro, manejado por un hombre de aspecto amenazador y pelo rojizo.

  —¡Hola, Link! ¡Despierta! ¡El Gran Árbol Deku quiere decirte algo! ¡Levanta, Link!
  Todo había sido una pesadilla. Link sale de la cama y se encuentra con uno de esos pequeño seres brillantes y alados que acompañaban a todos los habitantes del pueblo, menos a él… hasta ahora.
  —¡Soy Navi el hada! ¡El Gran Árbol Deku desea que sea tu compañera! ¡Encantada de conocerte! ¡El Gran Árbol Deku te ha convocado! ¡Así que vamos ahora mismo!
  Link se dispone a salir de la casa donde vive él solo, cuando una chica de pelo verde llega corriendo. Es su amiga Saria.
  —¡Hola, Link! —la chica observa a Navi— ¡Guau, un hada! ¡Estoy feliz por ti! ¡Ahora ya eres un Kokiri, Link! ¿Es eso cierto? ¿El Gran Árbol Deku te ha convocado? ¡Es un gran honor hablar con el Gran Árbol Deku! Te esperaré aquí. ¡Vamos! ¡Ve a ver al Gran Árbol Deku!
  Link se marcha, dejando atrás a su amiga, que acaba de leerle la mente, y no tarda en encontrarse con su primer obstáculo: el guardián de la entrada le prohíbe salir sin una espada y un escudo. Hay monstruos por el camino, y salir sin ellos sería un suicidio.
  Gastándose todas sus rupias, Link compra un escudo en la tienda. Espadas no venden, así que el chico decide “coger prestada” la espada de los Kokiri. Una vez debidamente equipado, reanuda su marcha.
  Tras deshacerse de unos pocos monstruos, Link llega ante el Árbol Deku.
  —Link… Bienvenido… Escucha bien lo que tengo que decirte… Tus sueños no han tenido descanso estas lunas pasadas, por las pesadillas… Los aliados del mal se fortalecen, un clima de maldad se extiende por todo Hyrule y causa pesadillas a quienes lo sienten… Ciertamente, tú lo has sentido… Link… Es la hora de que pruebes tu valor… He sido maldecido… Necesito que rompas la maldición con tu sabiduría y valor. ¿Tienes suficiente valor para encargarte de esta tarea?
  —Sí.
  —Entonces, entra, Link. Y tú también, Navi.
  El Árbol Deku se abre, permitiendo al chico y al hada acceder a su interior.

GuiaArgumentalOcarinaOfTime03

Capítulo 2 – La leyenda de la Trifuerza

  El interior del Árbol Deku está plagado de monstruos, a consecuencia de la maldición que cae sobre el árbol creador de los Kokiri. Link debe enfrentarse a su primer gran reto: derrotar a la Reina Gohma, una especie de araña gigante que ha hecho de aquel lugar su nueva casa.
  Tras cumplir con su objetivo, Link regresa al exterior.
  —Bien hecho, Link… Has demostrado verdaderamente tu valor… Ahora, tengo más que contarte, si quieres escucharme…
  —Sí.
  —Un malvado hombre del desierto me lanzó esta terrible maldición —el Árbol Deku muestra unas imágenes en la mente de Link. Un hombre de pelo rojizo cabalga a lomos de un caballo negro—. Este hombre malvado usa incesantemente sus viles poderes mágicos en busca del Reino Sagrado que está conectado a Hyrule… En ese Reino Sagrado es donde se encuentra la reliquia divina, la Trifuerza, que contiene la esencia de los dioses… Antes que el tiempo, espíritus y la vida existieran, tres diosas doradas descendieron sobre el caos que había en Hyrule. Din, diosa del poder. Nayru, diosa de la sabiduría. Darore, diosa del valor. Din, con sus fuertes brazos de fuego, cultivó los campos y creó la tierra roja. Nayru esparció su sabiduría por la tierra y le dio el espíritu de ley al mundo. Farore, con su rica alma, produjo las formas de vida que mantendrían la ley. Las tres grandes diosas, tras terminar su labor, regresaron a los cielos. Unos triángulos sagrados quedaron en el lugar donde las diosas dejaron el mundo. Desde entonces, esos triángulos sagrados han sido la base de nuestro mundo. Y el lugar de descanso de los triángulos ha sido el Reino Sagrado. Nunca debes permitir que el hombre del desierto con armadura negra ponga sus manos en la Trifuerza… No permitas nunca que ese hombre malvado entre en el Reino Sagrado de la leyenda… Ese hombre malvado que invocó mi muerte y debilitó mi poder… Por esa maldición, mi fin está cerca… Aunque tus valientes esfuerzos por romper la maldición tuvieran éxito, mi final está escrito ya… Sí, yo moriré muy pronto… Pero no os entristezcáis por mí. He sido capaz de contarte todos estos importantes asuntos. Ésta es la esperanza final de Hyrule… Link, ve ahora al Castillo Hyrule. Allí seguramente conocerás a la Princesa del Destino. Toma esta piedra contigo. La piedra que tanto deseaba el malvado que me maldijo —el Árbol Deku entrega a Link la Esmeralda Kokiri, Piedra Espiritual del bosque—. El futuro depende de ti, Link… Tú… tienes el valor… Navi el hada, ayuda a Link a hacer mi voluntad… Te lo suplico, Navi… Adiós…
  El árbol queda en silencio, y su color cambia a una tonalidad más oscura. Deku ha muerto.
  Cuando Link está a punto de salir del bosque, se encuentra con su amiga Saria.
  —Oh, te vas… Yo sabía que abandonarías el bosque algún día, Link… Porque tú eres diferente de los demás… Pero está bien, porque siempre seremos amigos… ¿verdad? Quiero que tengas esta ocarina… Por favor, cuídala muy bien —Saria entrega a Link una ocarina, un instrumento musical de viento—. Espero que me recuerdes y vuelvas al bosque a visitarme.
  Link se da la vuelta y sale corriendo de allí.

GuiaArgumentalOcarinaOfTime04

Capítulo 3 – El inicio del viaje

  Tras dejar atrás el bosque, el chico y su hada se encuentran en una gran llanura.
  —¡Parece que finalmente llegó el momento de que comiences tu aventura!
  Una voz sobresalta a Link. Proviene desde las alturas. Es un búho.
  —Encontrarás muchas dificultades adelante… Ése es tu destino. No te desalientes, ¡ni en los momentos más difíciles!
  El búho parece dispuesto a ayudar a Link, y, tras indicarle el camino hacia el castillo, se marcha volando.
  El viaje es corto, pues no tardan en encontrar el castillo, rodeado por un poblado mucho más grande y avanzado que la aldea de los Kokiri. Por desgracia, el acceso al castillo está prohibido para gente no autorizada. Obviamente, Link se incluye en ese grupo. El chico decide infiltrase, esquivando las miradas de los guardias, pues su misión es demasiado importante como para abandonar ahora. La Princesa del Destino debe conocer lo que está a punto de ocurrir en Hyrule.
  En el patio del castillo, Link se encuentra con una chica rubia, que se asusta al ver al intruso.
  —¿Quién eres? ¿Cómo pasaste por los guardias? Oh, ¿qué es eso? —la chica se fija en el hada— ¿Es un hada? Entonces, tú… ¿vienes del bosque? —Link se limita a mirar a la chica, fijamente y en silencio— Entonces… por casualidad no tendrás la Piedra Espiritual del Bosque, ¡¿verdad?! Una piedra verde y brillante… ¿La tienes?
  —Sí.
  —¡Justo como pensé! Tuve un sueño… En el sueño, nubes oscuras de tormenta amenazaban todo Hyrule… Pero, de repente, un rayo de luz salió del bosque, partiendo las nubes e iluminando el suelo… La luz se convirtió en una figura sosteniendo una brillante piedra verde, seguido por un hada… Sabía que ésta era una profecía de que alguien vendría del bosque… Sí, creo que tú podrías ser el elegido… —Link sigue mirando fijamente— ¡Oh, lo siento! ¡Te he contado mi historia, y ni siquiera me he presentado apropiadamente! Soy Zelda, princesa de Hyrule. ¿Cómo te llamas? —Link no responde, pero ella lo adivina— Link… Extraño, de alguna forma me es familiar. De acuerdo, entonces… Voy a decirte el secreto del Reino Sagrado, que ha sido pasado por la Familia Real de Hyrule. Por favor, no cuentes este secreto a nadie…
  —Sí.
  —La leyenda dice así… Las tres diosas ocultaron la Trifuerza conteniendo el poder de los dioses en algún lugar. El poder de conceder los deseos a aquél que tenga la Trifuerza en sus manos. Si alguien con un corazón justo pide un deseo, llevará a Hyrule a una época dorada de prosperidad… Pero si a alguien con una mente maligna se le concede su deseo, el mundo será consumido por la maldad… Así es como está escrito. Por eso los Sabios crearon el Templo del Tiempo, para proteger del mal la Trifuerza. El Templo del Tiempo es la entrada al Reino Sagrado, por la cual puedes entrar desde nuestro mundo. Pero la entrada está sellada con un muro de piedra llamado Puerta del Tiempo. Para poder abrir la puerta, se dice que se necesitan tres Piedras Espirituales. Y otra cosa que necesitas… es el tesoro que la Familia Real guarda junto con esta leyenda… La Ocarina del Tiempo. ¿Lo has entendido?
  —Sí.
  —Olvidaba decírtelo. Justo ahora, estaba espiando por esta ventana —Zelda señala hacia una ventana próxima—. El otro elemento de mi sueño… Las nubes oscuras… ¡Creo que simbolizan a ese hombre de ahí!
  Link se asoma por la ventana. Y ahí está él. El mismo hombre de pelo rojizo de sus pesadillas. El “hombre del desierto” que mató al Árbol Deku.
  —Ése es Ganondorf —dice la princesa—, el líder de los Gerudo. Ellos vienen del desierto del lejano oeste. Aunque él le jura lealtad a mi padre, estoy segura de que no es sincero. Las nubes oscuras que cubrían Hyrule en mi sueño… ¡Deben de simbolizar a ese hombre!
  Ganondorf gira la cabeza hacia la ventana y sonríe. Ha visto a Link. El chico se aparta rápidamente de la ventana.
  —Le conté mi sueño a mi padre —sigue Zelda—. Sin embargo, no creyó que fuera una profecía… ¡Pero siento las malas intenciones de ese hombre! Ganondorf está en busca de nada menos que la Trifuerza del Reino Sagrado. ¡Debe haber venido a Hyrule para obtenerla! Y quiere conquistar Hyrule… ¡No, el mundo entero! —¿alguien está siendo un poco paranoica?— ¡Link, ahora somos los únicos que podemos proteger Hyrule! ¡Por favor! Me… me temo… Tengo la sensación de que ese hombre destruirá Hyrule. ¡Tiene un poder terrible! Pero, afortunadamente, tú has venido… ¡No debemos dejar que Ganondorf tenga la Trifuerza! ¡Protegeré la Ocarina del Tiempo con todo mi poder! ¡Debes encontrar las otras dos Piedras Espirituales! —recordemos que ya tiene una, la Esmeralda Kokiri que le dio Deku— ¡Debemos obtener la Trifuerza antes que él para derrotarlo! Una cosa más… Toma esta carta… Estoy segura de que te será de ayuda.
  Otra mujer llega junto a ellos. Es alta y de constitución fuerte.
  —Soy Impa, de los Sheikahs. Soy la responsable de proteger a la princesa Zelda. Todo es exactamente como ella lo predijo. Eres un chico valiente… Estás dirigiéndote a una gran aventura, ¿verdad? Mi papel en el sueño de la princesa era enseñar una melodía al que venía del bosque. Ésta es una antigua melodía heredada por la Familia Real. He tocado esta canción para la princesa Zelda como una nana desde que era un bebé… Hay un poder misterioso en estas notas.
  Impa enseña a Link la “Nana de Zelda”, para que el chico pueda tocarla con la ocarina de Saria en caso de necesidad.
  —La canción tiene un poder misterioso. Sólo a los miembros admitidos por la Familia Real se les permite aprenderla. Te ayudará a probar tu conexión con la Familia Real.

GuiaArgumentalOcarinaOfTime05

Capítulo 4 – La segunda Piedra Espiritual

  La guardiana de la princesa guía a Link hasta las afueras del castillo, alejándole del peligro de ser descubierto por los soldados.
  —Debes ser valiente. ¡Debemos proteger nuestra tierra, Hyrule! —Impa señala a lo lejos— Échale un vistazo a esa montaña. Es la Montaña de la Muerte, hogar de los Goron. Tienen la Piedra Espiritual de Fuego. Al pie de la Montaña de la Muerte encontrarás mi pueblo, Kakariko. Allí es donde nací y crecí.
  Impa se marcha, dejando al Kokiri y su hada solos. Ahora todo depende de ellos.
  Siguiendo las indicaciones de la mujer, Link llega a Kakariko, un poblado mucho más pequeño que el que rodea al castillo. Tras mostrarle la carta de Zelda al guardia encargado de vigilar el camino que lleva a la montaña, éste accede a dejarle pasar.
  Una raza de grandes y rechonchos seres come-rocas vive en la ladera de la montaña. Son los Goron. Link se acerca a uno de ellos y le pregunta por la Piedra Espiritual de Fuego.
  —¿La Piedra Espiritual? El Gran Hermano Darunia se la llevó. Luego, se encerró en su habitación y no ha vuelto a salir. Desde entonces, parece como si las luces de la ciudad se hubiesen apagado. Todos parecen estar deprimidos…
  Link se planta frente a la habitación de Darunia y saca su ocarina. Tras tocar la “Nana de Zelda”, la puerta se abre. El líder de la aldea ha reconocido esa melodía.
  —¡¿Quién eres tú?! Cuando escuché la canción de la Familia Real creí que había llegado su mensajero, pero… ¡tú eres sólo un niño! ¿Ha perdido Darunia, el gran jefe de los Goron, tanta clase como para ser tratado así por su hermano leal, el rey?
  Viendo que no tiene alternativa, Durania le explica a Link el problema que está sufriendo su pueblo. La Caverna Dodongo se ha llenado de monstruos. ¿Y qué tiene de especial ese lugar? De allí sacan las rocas que sirven de principal fuente de alimentos para los Goron. Se conoce que todas las otras rocas de la montaña no les satisfacen igual. Además, alguien ha colocado una roca enorme bloqueando la entrada. Al parecer, la culpa la tiene “un Gerudo de negra armadura”.
  —¡La gente muere de hambre por falta de rocas! Pero… ¡esto es problema Goron! ¡No necesitamos ayuda de extranjeros!
  Tras la negativa del Gran Hermano, Link decide investigar las grutas Goron por su cuenta. Para su sorpresa, uno de los caminos termina llevando a los Bosques Perdidos. Y allí, en la entrada, está su amigo, el búho.
  —Después de atravesar los Bosques Perdidos, llegarás al Prado del Bosque Sagrado. Es un lugar donde pocos han conseguido entrar… ¿Eh? ¿Qué es eso? Puedo escuchar una misteriosa melodía…
  Link también lo oye. ¿De dónde viene esa música? Agudizando el oído, Link avanza en busca del origen de aquella melodía. Sus pasos le llevan hasta el Prado Sagrado, y allí, tocando tranquilamente una ocarina, está Saria.
  —¡Te he estado esperando, Link! Éste es el Prado del Bosque Sagrado. ¡Es mi lugar secreto! Siento que… este lugar será muy importante para ambos algún día. Si tocas la ocarina aquí, podrás hablar con los espíritus del bosque.
  Saria enseña a Link a tocar aquella melodía, la cual, asegura, podrá comunicarles aunque estén muy lejos el uno del otro.
  Link deshace sus pasos y regresa a Ciudad Goron, donde decide tocar la canción de Saria al jefe. Porque sí. Al escucharla, el estado de ánimo de Durania cambia de golpe.
  —¡Qué buena melodía! ¡Sólo con eso, mi depresión ha desaparecido! ¿Quieres la Piedra Espiritual de Fuego? La Piedra Espiritual de Fuego, también conocida como el Rubí Goron, es el tesoro oculto de mi raza… Pero, ¡espera un momento! No voy a entregártela tan fácilmente. Si la deseas tanto… ¿Por qué no destruyes a los monstruos que hay dentro de la Caverna Dodongo y pruebas que la mereces?
  Tras abrir la caverna usando unas plantas-bomba que crecen por la zona, Link cumple con el encargo, sin dejar de preguntarse por qué un pueblo que se está muriendo de hambre no se ha molestado ni en intentarlo. Ya no eliminar a los monstruos, sino al menos romper la piedra de la entrada… o comérsela.
  El caso es que Link acaba de salvar a los Goron, y, como recompensa, Durania le hace entrega de la segunda Piedra Espiritual. ¡Viva!

GuiaArgumentalOcarinaOfTime06

Capítulo 5 – La tercera Piedra Espiritual

  ¿Dónde puede estar la tercera Piedra? A lo mejor Saria sabe algo. Link toca la canción que ella le enseñó, esperando que de verdad funcione esa comunicación a distancia… Y así es.
  —¿Estás reuniendo las Piedras Espirituales? ¿Te falta una más? Te refieres a la Piedra Espiritual del Agua, ¿verdad? El Árbol Deku me dijo una vez que el Rey Zora, gobernante de los Zora, la tiene en su poder…
  Ahora sólo queda encontrar dónde viven aquellos seres. Pero no será muy difícil. Link encuentra unas señales que indican por dónde se va al río Zora. No hay que ser muy hábil para imaginar que es ahí donde viven.
  Siguiendo el curso del río, Link encuentra una entrada oculta, pero está cubierta por una fuerte cascada de agua. Imposible cruzarla. El búho vuelve para salvar la situación.
  —Ahí delante está el Dominio Zora. Los Zora sirven a la Familia Real de Hyrule, protegiendo esta fuente de agua. Sus puertas no se abrirán a nadie que no tenga alguna conexión con la Familia Real.
  Link sabe perfectamente cómo solucionar eso: tocando la “Nana de Zelda”. Al hacerlo, el flujo de agua se detiene, permitiéndole atravesar la entrada.
  Los Zora son unos seres capaces de vivir debajo del agua, así que Link lo tiene un poco complicado para recorrer todas sus instalaciones. Sin embargo, uno de ellos le hace un regalo: una Escama Zora. Con ella, Link podrá aguantar la respiración más tiempo. Pocos segundos, pero suficiente para seguir investigando.
  Al parecer, la princesa Ruto, hija del Rey Zora, ha desaparecido. Muchos Zora están buscándola en el Lago Hylia. Qué menos que ir a echarles una mano, después del regalo que le acaban de hacer…
  Hylia es un lugar muy grande, y no hay ni rastro de la princesa, pero Link encuentra otra cosa que puede ser muy valiosa: una carta en una botella, sumergida varios metros bajo la superficie del lago. Es una carta de la princesa Ruto, así que Link decide entregársela directamente al rey. Tras leerla detenidamente, el Rey Zora se sobresalta.
  —¿Está dentro del Señor Jabu-Jabu? ¡Eso no es posible! ¡Nuestro dios guardián, el Señor Jabu-Jabu, nunca se comería a mi princesa Ruto! Pero… desde que ese extraño, Ganondorf, vino aquí, el Señor Jabu-Jabu tenía las agallas un poco verdes… Las evidencias son claras. Vas a ir a buscar a Ruto —con todo el morro—. Por favor, busca a la princesa inmediatamente…
  El Rey Zora indica a Link el camino hacia la Fuente Zora, guarida del Señor Jabu-Jabu. Es un lugar prohibido para todos aquellos ajenos a la Familia Real, pero no hay más remedio…
  Jabu-Jabu resulta ser un pez gigante. Y, si es verdad lo que ponía en aquella carta, la princesa está dentro. Pues habrá que comprobarlo, ¿no? Link consigue colarse dentro de su boca mientras Jabu-Jabu está comiendo, y allí dentro, efectivamente, está atrapada Ruto. Pero algo extraño ocurre…
  —Yo no pedí a nadie que viniera a rescatarme. ¿Carta embotellada? ¡No tengo ni idea de lo que estás hablando! ¿Mi padre está preocupado por mí? ¡No me importa! En todo caso, no puedo irme a casa ahora. ¡Así que vete! ¡¿Entendido?!
  Vaya con la princesa. Es una cacho de Zora. Perdón por el chiste. Link trata de razonar con ella mirándola fijamente, pero ella le ignora.
  —Estoy bien. He estado viniendo dentro del Señor Jabu-Jabu desde que era pequeña, pero… está muy raro hoy.
  El verdadero motivo de que Ruto no quiera irse aún, es porque ha perdido algo. Con ayuda de Link, no tarda en encontrarlo. Es la Piedra Espiritual de Agua.
  —Al fin encontré… la Piedra Espiritual de mi madre… Me enfadé muchísimo cuando el Señor Jabu-Jabu se la tragó. Ahora que la encontré, ¡no necesito estar más aquí! ¡Así que, llévame a casa ya!
  Antes de salir, Link descubre el motivo del extraño comportamiento del Señor Waku-Waku-como-se-llame: unas medusas están alterando sus pulsos vitales con ondas eléctricas. Tras acabar con ellas, el guardián de los Zora vuelve a estar en plenas facultades.
  Link y Ruto regresan junto al Rey Zora. Como recompensa, la princesa entrega al Kokiri el Zafiro Zora. La tercera Piedra Espiritual.
  —Mi madre me la dio y me dijo que sólo debería dársela al hombre que sería mi esposo. ¡Podrías llamarlo “el anillo de compromiso Zora”!
  Link coge la Piedra sin pronunciar palabra y sale corriendo de allí. Es Zora de regresar al castillo. Perdón de nuevo.

GuiaArgumentalOcarinaOfTime07

Capítulo 6 – Templo del Tiempo

  Cuando Link llega a las puertas de entrada a la ciudad del castillo, el puente levadizo desciende. Del otro lado aparece un caballo blanco… Espera, esto es igual que la pesadilla que tuvo Link la otra noche. Dos personas van sobre el caballo. Una de ellas es Zelda. La princesa lanza un objeto al río, momentos antes de que Ganondorf aparezca.
  —¡Tú, ven aquí, pequeño insecto! —el hombre mira a Link— Debes haber visto el caballo blanco que acaba de pasar. ¿En qué dirección fue? —no hay respuesta— Así que crees que puedes protegerlas de mí… Tienes agallas, chico —Link desenfunda su espada—. Je, je, je… ¡Me gusta tu actitud! —Ganondorf lanza una magia, derribando al Kokiri— ¡Patético chico tonto! ¡¿Sabes con quién estás tratando?! ¡Soy Ganondorf! ¡Y pronto gobernaré el mundo!
  El líder de los Gerudo se marcha de allí, en busca del caballo blanco.
  Una vez se ha alejado lo suficiente, Link se lanza al río. Zelda lanzó un objeto, y quiere saber lo que era. ¡Es la Ocarina del Tiempo que pertenece a la Familia Real!
  —Link… ¿Puedes oírme? Soy yo, Zelda… —la ocarina tiene una especie de mensaje de voz grabado— Link, cuando sostengas esta ocarina en tus manos… no estaré más por aquí… Quería esperarte, pero no puedo perder más tiempo… Al menos puedo dejarte la Ocarina y esta melodía —unas notas salen de la ocarina—. Esta canción abre la Puerta del Tiempo.
  El chico se dirige hacia el Templo del Tiempo, una especie de iglesia que se encuentra dentro de la ciudad del castillo. Tras colocar las Piedras Espirituales sobre un altar, comienza a repetir la canción que acaba de escuchar, con la Ocarina del Tiempo. Las tres Piedras empiezan a brillar. Una puerta se abre detrás del altar. Al otro lado hay una pequeña sala, totalmente vacía a excepción de una espada clavada en una piedra.
  —Link, ¡¿no es esa…?! —Navi se acerca a la espada— La legendaria espada… ¡La Espada Maestra!
  Link se sitúa sobre la piedra y pone sus manos alrededor del mango de la espada. Con un fuerte tirón, la espada queda liberada. Todo se vuelve blanco a su alrededor…
  —¡Je, je, je! Excelente trabajo —Link escucha la voz de Ganondorf—. Como pensé, ¡tú tenías las llaves de la Puerta del Tiempo! Me guiaste a las puertas del Reino Sagrado… ¡Todo te lo debo a ti, chico!

GuiaArgumentalOcarinaOfTime08

Enlace a la parte 2: capítulos 7-15

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: