Guía argumental de NieR: Automata – Parte 1

Enlaces de compra:
Formato físico (Amazon)
Formato electrónico (Amazon)
Formato electrónico (Kobo)

Para más información…
makosedai.com/guias-argumentales

RUTA A (1ª parte)

Capítulo 1 – Exilio

  La historia de NieR: Automata da comienzo en un futuro muy lejano. Concretamente, nos traslada al año 11945, en plena 14ª Guerra de las Máquinas.
  Pero, antes de entrar en acción, debemos conocer las bases de este conflicto. Volvamos para atrás.
  El 4 de julio de 5012, se producen los primeros avistamientos de objetos voladores no identificados hostiles. Sin previo aviso, la Tierra está siendo invadida por alienígenas, quienes se aprovechan del elemento sorpresa para aniquilar a sus enemigos. Según los registros, la humanidad fue completamente derrotada, obligándolos a trasladarse a la Luna (aproximadamente sobre el 5100), y dejando nuestro planeta en mano de los invasores. Ni siquiera los androides, robots con aspecto antropomorfo, prácticamente indistinguibles de los humanos, fruto de las más avanzadas tecnologías de nuestra especie, son capaces de salvarnos de tan humillante derrota.
  El llamado “Ejército de la Humanidad” construye doce bases satelitales que orbitan alrededor de la Tierra, y que utilizan para enviar androides a combatir a los alienígenas. El primer descenso se produce en el año 5204, pero después le siguen muchos otros. Por desgracia, no son capaces de derrotar al ejército extraterrestre, escudado tras su propio ejército artificial, formado por innumerables robots de combate (a los que denominan “máquinas”, o “formas de vida mecánica”).
  Así se sucedieron las Guerras de las Máquinas, una tras otra, siglo tras siglo, milenio tras milenio. Un conflicto que parece no tener fin.
  Sin embargo, la situación está a punto de cambiar, gracias a la creación de la unidad especial YoRHa. El 2 de septiembre de 11937 se inicia la creación de estos androides de élite, y un año después comienza la construcción de su centro de operaciones, la decimotercera base orbital, cuyo nombre en clave es “Búnker”.
  En el año 11939, estalla la 14ª Guerra de las Máquinas, el conflicto que acogerá los sucesos de NieR: Automata. Pero no nos adelantemos, pues aún faltan varios años para llegar al inicio del videojuego.
  La unidad YoRHa, bajo el mando de la comandante White, realiza su primera operación el 8 de diciembre de 11941. Fue la llamada “Operación de descenso de Pearl Harbor”, de la que hablaremos más adelante.
  Por ahora, avancemos hasta el 10 de marzo de 11945. La 14ª Guerra de las Máquinas lleva en disputa ya seis años, y los alienígenas no parecen flaquear. Es aquí donde comienza NieR: Automata, y donde se inician los sucesos que cambiarán para siempre el rumbo de la guerra, así como el futuro de ambas facciones…

Capítulo 2 – 243ª Operación de descenso

  “Todo cuanto vive está diseñado para morir. Estamos atrapados a perpetuidad en una espiral infinita de vida y muerte. ¿Será una maldición, o algún tipo de castigo? Pienso a menudo en el dios que nos ‘bendijo’ con este críptico acertijo…, y me pregunto si tendremos algún día la ocasión de matarlo.”

  10 de marzo de 11945. Seis unidades YoRHa han sido enviadas a la fábrica abandonada de una ciudad terrestre en ruinas, donde ha sido avistada una enorme máquina de tipo Goliath. El equipo está dirigido por la capitana 1D, quien va acompañada por los modelos 7E, 12H, 2B, 11B y 4B. Todos ellos van a bordo de unidades de vuelo Ho229, pequeñas aeronaves monoplaza equipadas con ametralladoras y misiles, además de contar con capacidad de combate cuerpo a cuerpo. Pero hagamos una pequeña pausa, pues hay algo que conviene explicar.
  El número de cada androide indica el prototipo usado como base para su construcción, por lo que dos androides con el mismo número comparten carácter y personalidad, aunque luego puedan tener sus diferencias individuales, pues su inteligencia artificial tiene capacidad de evolucionar en función de sus experiencias. Por otra parte, la letra especifica su clase, de entre las siguientes:
  · A = Attacker (Atacante).
  · B = Battler (Batalladora).
  · D = Defender (Defensora).
  · E = Executioner (Ejecutora).
  · G = Gunner (Artillera).
  · H = Healer (Sanadora).
  · O = Operator (Operadora)
  · S = Scanner (Escaneador).
  Es decir, que 1D es en realidad “Modelo D, Número 1”, especialista en defensa. Por poner algún ejemplo concreto: es capaz de crear barreras para protegerse a sí misma y a sus acompañantes.
  Como curiosidad, todos los modelos de YoRHa han sido construidos con aspecto de mujeres, excepto los escaneadores, que aparentan ser chicos adolescentes. Aunque el concepto que hace alusión a los robots antropomórficos de apariencia femenina es “ginoide”, seguiré llamándolas “androides”, tal y como hace NieR: Automata.
  Ahora que conocemos el significado de los nombres de los androides YoRHa, toca centrarse en la misión. Y, por desgracia, no puede empezar de peor manera. Tan pronto como penetran en la estratosfera, las defensas antiaéreas alcanzan a 12H y 11B con un rayo láser, convirtiéndolas en ceniza. Sus cuatro compañeras descienden hasta casi el nivel del mar, donde son recibidas por máquinas voladoras. Se inicia el combate.
  7E es la siguiente en caer, también abatida por el rayo láser de largo alcance. Segundos después, la capitana 1D sufre su misma suerte.
  —1D abatida —informa 2B al centro de mando—. Asumiendo responsabilidades de capitana.
  2B y 4B logran deshacerse de las máquinas que salen a su encuentro. Sin embargo, en cuanto llegan a la costa, 4B cae víctima del dichoso láser de largo alcance. La nueva capitana es ahora la única superviviente de la misión.
  —2B a operadora 6O —dice por radio—. Todas las unidades aliadas abatidas. La operación está en riesgo. A la espera de nuevas órdenes.
  —Operadora a 2B —responde su enlace con el centro de mando—. Necesitamos que te reúnas con con la unidad 9S y comencéis a reunir datos sobre el terreno local.
  —Entendido.
  2B accede al interior de la fábrica abandonada, atravesando un muro con su unidad de vuelo Ho229. A causa del impacto, la unidad de vuelo deja de funcionar, por lo que se ve obligada a continuar a pie, usando sus katanas para defenderse. 2B es capaz de llevar dos espadas al mismo tiempo, de forma más que curiosa: levitando tras ella, sin llegar a tocar su espalda; no por magia, sino gracias a un sistema magnético. Además, cuenta con la ayuda inestimable del Pod de apoyo táctico 042 (“Pod 042”, para acortar). Este artilugio volador, autónomo y de avanzada inteligencia artificial, está diseñado para cumplir todas sus órdenes, tanto en inteligencia (proveyendo información de la misión) como en combate (con su ametralladora incorporada).
  Los androides de YoRHa poseen otro peculiar e imprescindible elemento de equipo: la venda que les cubre los ojos. Su nombre técnico es “gafas” (lo llamaré así, por tanto), y están fabricadas con nanotecnología. Aunque da la impresión de bloquear la visión, su efecto es más bien todo lo contrario: otorga una visión mejorada, añadiendo detalles sobre el entorno o los enemigos. También les permite comunicarse con el centro de mando; es así como reciben la imagen y (probablemente) el sonido de las operadoras. También tiene un significado poético, menos literal…, pero hablar de ello sería destripar el argumento antes de tiempo. Creo que se volverá evidente cuando llegue el momento.
  Aprovecho para decir que parte de la información, como todo lo relacionado con las gafas, no está explicada de forma explícita en el juego. He podido confirmarla revisando diversas entrevistas a Yoko Taro, director del juego. Lo cierto es que, siendo un videojuego tan ambiguo, se necesita de material externo para comprender algunos detalles. Y otros siguen quedando en el aire, por deseo expreso del director, así que no descarto que podáis diferir con alguna de mis conclusiones.
  Y ahora sigamos con 2B, que la hemos dejado sola.
  Tras derrotar a unas cuantas máquinas en el interior de un gran almacén, media estancia se viene abajo, derribada por un enorme brazo de excavadora modificado por las máquinas, conocido como “Marx”. Han añadido una especie de sierra en el extremo, por lo que se trata de un enemigo muy peligroso.
  —¿Éste es nuestro objetivo? —pregunta 2B al Pod 042.
  —Negativo. Elemento hostil inconexo. Propuesta: elimínalo lo antes que puedas.
  —No me digas… —responde de forma sarcástica.
  2B esquiva las embestidas de Marx, aprovechando su baja velocidad para contraatacar. Sin embargo, no es ella quien logra destruir a la máquina, sino otra unidad de YoRHa recién llegada en su propia unidad de vuelo. Su aspecto masculino adolescente deja claro que se trata de un escaneador.
  —Eso ha estado cerca, señorita. Eres 2B, ¿verdad? Yo soy 9S. Estoy aquí para dar apoyo.
  —Recibido.
  —¿Esa antigualla de sierra gigante era el Goliath que habíais venido a finiquitar?
  —No. Es sólo un sistema defensivo más.
  —Oh. Bueno, eh… Supongo que entonces tenemos que encontrar al objetivo, ¿no? Tengo una unidad de vuelo, así que echaré un vistazo en torno al perímetro.
  —Muy bien —asiente 2B—. Yo buscaré el modo de infiltrarme desde tierra.
  9S se aleja volando, dejando a la androide de nuevo a solas. La chica se deshace sin dificultades de todas las máquinas que salen a su paso, mientras atraviesa la fábrica abandonada. Poco después, 9S vuelve a ponerse en contacto con ella por radio.
  —¿Sabes, señorita? Me alegro de tenerte aquí.
  —¿Por qué?
  —Los escaneadores como yo solemos trabajar solos. Exploramos las líneas enemigas y todo eso. Raramente tengo compañía, ¡pero le estoy cogiendo el gusto!
  —Te recuerdo que está prohibido mostrar emociones.
  —¡P-Perdón, señorita 2B!
  —Y otra cosa: deja de llamarme “señorita”. Es innecesario.
  —Muy bien. ¡2B a secas, pues!
  Explorando la fábrica, 2B se topa con una estancia de varias plantas, donde diversos brazos mecánicos organizan filas y filas de máquinas.
  —Este lugar es inmenso…
  —Supongo que los humanos lo usaban como fábrica de armas —explica 9S—. Pero ahora son sólo nidos de máquinas. Los alienígenas parecen haber adaptado las instalaciones para incrementar su producción general de máquinas.
  —Ya veo…
  —¿Sabes? He detectado que el sistema informático de la fábrica está accediendo a datos al azar y sin sentido del mundo antiguo. Nada de lo que hacen las máquinas tiene algún significado.
  Finalmente, 2B alcanza la salida de la fábrica. Pese a todas las máquinas que ha destruido, ninguna pertenecía a la clase Goliath, el objetivo de su misión. ¿Dónde la habrán guardado?

Capítulo 3 – Cajas negras

  Una vez en el exterior de la fábrica abandonada, 2B sigue avanzando en busca de algún lugar donde los alienígenas hayan podido esconder la máquina de tipo Goliath. Tras cruzar un edificio, corriendo por sus plataformas exteriores, la androide llega a un larguísima plataforma sobre el mar.
  —Debería haber otra instalación al otro lado del puente —dice 9S—. No es propio del mando confundir una ubicación. Hasta ellos manejan información incorrecta de vez en cuando, ¿eh?
  —No apostaría por ello.
  Y 2B no se equivoca. Apenas ha comenzado a caminar sobre el puente, se ve asaltada por otros dos brazos mecánicos acabados en sierra. Esta vez no actúan por libre, sino que están unidos al edificio que acaba de atravesar antes de llegar al puente. Un edificio que, en realidad, se trata de la máquina Goliath que buscaba: el modelo Engels.
  —Enemigo objetivo detectado —advierte el Pod 042.
  La máquina, con la mitad inferior de su cuerpo sumergida en el mar, avanza lenta y pesadamente hacia la androide, derribando el puente a su paso. 2B esquiva sus ataques mientras el Pod 042 alcanza a Engels con el fuego de ametralladora. Poco después, 9S se une a la batalla.
  —¿Cuál es tu situación? —pregunta el chico.
  —Éste es el objetivo. Voy a destruirlo.
  —¡Vale! ¡Yo te cubro!
  2B golpea a la máquina Goliath desde tierra, mientras 9S hace lo propio desde el aire, a bordo de su unidad de vuelo. Engels activa su sistema de misiles guiados, que a punto están de caer directamente sobre 2B. Afortunadamente, 9S usa sus habilidades de pirateo para devolvérselos. A continuación, el chico se abalanza sobre uno de los brazos de la máquina, evitando que golpee a su compañera YoRHa. Por desgracia, 9S sale impulsado contra el otro brazo, que logra separarlo de su unidad de vuelo. El escaneador cae, herido e indefenso, sobre la parte superior de Engels, mientras que la unidad de vuelo se precipita al mar.
  —Señal de la caja negra de 9S detectada —el Pod 042 confirma que el chico sigue vivo—. Sin respuesta a nuestras comunicaciones.
  —Voy a por él. ¡Envía una solicitud de apoyo al mando!
  —Negativo. Las comunicaciones están bloqueadas.
  2B escala por el lateral de la máquina de tipo Goliath, hasta localizar el cuerpo de 9S, al que le faltan un brazo y una pierna.
  —Tengo que repararlo… Pod, consígueme gel de contención y vacunas contra virus lógicos. Luego, accede a…
  —Desaconsejado —replica el Pod 042—. Las señales vitales del sujeto son demasiado débiles para intentar una reparación sobre el terreno en las actuales…
  —¡Cállate! ¡Tú haz lo que te digo!
  —2B… —dice 9S con un hilo de voz—. Márchate…
  —¡Calla tú también!
  —Somos… Somos soldados… Servir es nuestro orgullo…
  El Pod 042 consigue recuperar la unidad de vuelo de 9S, que acude a su encuentro gracias al sistema de control remoto.
  —Unidad de vuelo Ho229 —informa el Pod 042—. Comando 677 recibido. Derechos de uso transferidos de 9S a 2B. Solicitando aceptación.
  2B se pone a los mandos de la unidad de vuelo; no para huir de allí, sino para combatir contra la máquina Goliath sobre la que se encuentran ambos androides. De pronto, Engels comienza a emitir sonidos.
  —Matar… Matar… Matar… Matar…
  —¿Sabe hablar? —dice 2B, sorprendida—. No sabía que las máquinas poseyesen ese tipo de inteligencia.
  En mitad del combate, 2B recibe un mensaje de 9S.
  —He encontrado una vulnerabilidad en el objetivo… El control de la parte superior del brazo enemigo…
  —¡Te he dicho que no hables!
  Pese a que siente dudas acerca de dejar al escaneador participar en el combate en su estado actual, 2B sigue su consejo, dañando uno de los brazos de la máquina colosal. De este modo, 9S consigue infiltrarse en el sistema y piratear el brazo.
  —Control del brazo superior arrebatado a unidad enemiga… —informa 9S—. Marcando punto débil…
  —Entendido —responde 2B—. ¡Pod, hazte con su sistema de control!
  —Afirmativo. Infiltrándome en la subunidad enemiga. Tabla de comportamiento ajustada. Control de equilibrio anulado. Dominación de unidad enemiga completada.
  Gracias a la colaboración entre 2B y 9S, uno de los brazos acabados en sierra se desprende de Engels. El Pod 042 pasa a controlarlo, para inmediatamente después arrojárselo a su anterior dueño. La máquina queda gravemente dañada, aunque aún operativa. En un movimiento desesperado, 2B salta de la unidad de vuelo y cae justo sobre lo que parece la cabeza de Engels, la cual atraviesa con su katana.
  —¡¿Te quieres morir de una vez?!
  El golpe causa una explosión, que envía a 2B directamente junto a su compañero androide.
  —Je, je… —9S se arrastra hacia ella—. Eso sí que es llevar la batalla al enemigo, ¿eh?
  —Contacta con el mando —sugiere 2B—. Solicita apoyo.
  —No… No parece que vaya a ser necesario…
  9S ha observado algo terrorífico, de lo que 2B está a punto de darse cuenta. Otros tres Engels caminan hacia ellos, y están ya muy próximos a su posición. Los androides no pueden escapar, ya que están sobre la máquina destruida, sin tierra cerca ni unidades de vuelo que utilizar.
  —Esto tiene muy mala pinta… —9S saca un cubo negro brillante—. Mi caja negra está lista…
  —De acuerdo —asiente 2B, haciendo lo mismo.
  —Solicitando destrucción de unidades enemigas mediante reacción de caja negra.
  —Solicitud aceptada —responden desde el centro de mando.
  —2B… —dice 9S con su último aliento—. Ha sido un honor luchar a tu lado. De verdad.
  —El honor ha sido mío.
  Los dos androides unen sus cajas negras, que causan una explosión de grandes dimensiones, destruyendo tanto a las máquinas Goliath como todo lo que las rodea. Y eso, claro, incluye a las unidades YoRHa.

Enlaces:

Parte 1: capítulos 1-3 (Ruta A)
Parte 2: capítulos 4-19 (Ruta A)
Parte 3: capítulos 20-29 (Ruta B)
Parte 4: capítulos 30-38 (Ruta B)
Parte 5: capítulos 39-52 (Ruta C-D)
Parte 6: capítulos 53-67 (Ruta C-D)
Parte 7: historias de armas

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
(Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42: :43: :44: :45:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.