God of War (2018)

Tengo que reconocer que la saga God of War me produce cierta apatía, en parte provocada por su sobreexplotación, y en parte por el fanatismo exacerbado de su legión de seguidores. Ninguno de los dos motivos pretende ser una crítica a los juegos en sí; de hecho, disfruté mucho del primero, y moderadamente de los demás a los que jugué.

Si quería exponer esto como base del análisis, es para comprender el estado en que afronto el nuevo God of War, cuyo nombre, al igual que hacen otras sagas por motivos comerciales, abandona la numeración original en busca de insinuar que se trata de «un nuevo comienzo». Pero ¿realmente lo es? Mi conclusión: sí y no.

La historia es continuación de God of War 3, aunque da un giro (o más bien «salto») bastante grande, lo que, sumado a su renovada jugabilidad, le dan un aspecto diferente, y, en cierto modo, más maduro.

Historia

Tras dar por finalizada su venganza en Grecia, Kratos se ha ido a vivir al norte. Concretamente, a los países nórdicos. Allí espera vivir en paz (irónico, siendo el dios de la guerra), alejado de todo conflicto, sin mayor preocupación que mantenerse alejado de absolutamente todos los demás dioses. Las cosas parecen irle bien, pues conoce a una mujer humana, Faye, con quien tiene un hijo al que llaman Atreus.

Sin embargo, Kratos procura mantener las distancias con el muchacho, ya que teme que éste descubra su condición de semidiós. Por lo tanto, es Faye quien se ocupa de criar casi en solitario a Atreus durante los primeros años de su vida.

Esta situación de relativa tranquilidad llega a su fin cuando Faye muere por motivos sin especificar (enfermedad, presumiblemente), lo que obliga a Kratos a retomar la relación con su hijo. Y es justo entonces cuando todo se complica. Los problemas no tardan en llamar a su puerta…, de forma totalmente literal.

Kratos y Atreus comienzan un viaje juntos, cuyo objetivo parece bien simple: ascender al monte más alto para esparcir las cenizas de Faye, tal y como deseaba aquella mujer. Pero, una vez más, el viaje no tarda en complicarse…

Choque de panteones

God of War siempre ha sido una historia sobre mitología griega, la cual han exprimido durante sus siete entregas anteriores: God of War, God of War II, Betrayal, Chains of Olympus, God of War III, Ghost of Sparta y Ascension). Es por eso que no pude evitar sorprenderme cuando descubrí que el cambio de escenario de Kratos implicaba también un cambio de mitología. Concretamente, como ya supondréis por la localización, nos encontramos dentro de la mitología nórdica.

No es que la mitología griega haya dejado de existir, sino que se trata a ambas como verdaderas, pero cada una en su correspondiente zona geográfica. Odín (o Thor) no es una versión diferente de Zeus, sino que ambos son los reyes (figuradamente) de sus respectivos países.

La inclusión de Kratos en todos estos líos nórdicos no parece forzada en absoluto. De hecho, han sabido darle valor tanto a su nueva vida como al pasado que le corroe por dentro, por lo que sería un error definir a la suma de panteones como una simple excusa jugable o artística.

No voy a decir que el God of War de PlayStation 4 tenga una historia especialmente llamativa, pues casi todo el argumento es una representación de una pequeña parte de la mitología nórdica, pero, desde luego, es el título de la saga con mejor historia. Parte del mérito radica en que han dado su propia versión de ciertos detalles de la mitología. Aunque lo que destaca por encima de todo lo demás, es la tensa relación entre Kratos y Atreus.

Es decir: el nuevo argumento de God of War puede estar basado en mitología nórdica, pero la historia principal del videojuego, lo que más importa, es ver cómo Kratos, traumatizado por sus actos del pasado, intenta mantener a Atreus alejado de los conflictos divinos. Una decisión cuestionable, pues el chico, en su condición de semidiós, acabará descubriendo la verdad tarde o temprano.

Jugabilidad

Llevo más de diez años defendiendo que, pese a sus virtudes, toda la saga God of War peca de machacabotones. Es decir, que premia el aporrear botones por encima de jugar con cautela (lo cual no es excluyente, claro). Por lo tanto, ha sido una enorme sorpresa positiva descubrir las novedades jugables de este título, que hacen de él un videojuego mucho más maduro en todos los sentidos.

Habrá quien pueda considerar el nuevo God of War como un Action RPG, más que como un simple juego de acción. No voy a entrar a debatir eso, porque las etiquetas no sirven de absolutamente nada. Lo que sí importa, es que el resultado es una maravilla a todos los niveles. Cambiar las clásicas cadenas por el hacha y el escudo, ha sido una gran decisión. Estas armas son mucho más versátiles a nivel jugable, pues no basta con aporrear botones para matar enemigos. Hay varios motivos que quiero destacar. Primero: es fundamental la defensa. Segundo: la complejidad jugable es mayor de lo que parece, algo que se nota en la cantidad de tiempo requerida para dominar el sistema de combate. Tercero: la opción de lanzar el hacha me ha encantado, no únicamente por su uso en combate (que también), sino por el uso que le dan para resolver puzles; algo de lo que hablaré después.

Tan importante como el hacha es el sistema de habilidades y la personalización de Kratos. Podemos elegir entre un montón de ataques rúnicos, hechizos ofensivos o defensivos… Además, en las distintas piezas de armaduras podemos engarzar encantamientos, con diferentes propiedades. No quiero profundizar, pero creo que queda claro lo que pretendía decir: la complejidad jugable es muy superior a todo lo visto hasta ahora dentro de la saga. Y eso que no he hablado de alguna que otra sorpresa posterior, que prefiero no desvelar, por si no habéis jugado.

Atreus nos acompaña en todo momento, y eso incluye su participación en los combates. Al principio es bastante inútil, pero, a medida que va cogiendo confianza y mejoramos su arco, se vuelve un aliado imprescindible. Aunque lucha por su cuenta, tenemos un botón para ordenarle que dispare flechas…, e incluso que utilice invocaciones de animales espirituales.

Exploración

Este God of War no sería lo que es, de no ser por su genial componente de exploración, con un pequeño mundo abierto que podemos recorrer tanto a pie como en canoa, y que cuenta con muchísimos coleccionables para mantenernos entretenidos. A destacar los malditos cuervos de Odín, o los paneles donde aprendemos más detalles sobre esta interesante mitología. Las numerosas conversaciones opcionales que mantienen los personajes durante los viajes en canoa también ayudan a profundizar en la mitología, y a amenizar los trayectos, de forma similar a como lo hace la saga Uncharted.

Lo que más me ha gustado no es la exploración de por sí, ni los escenarios ocultos, sino el componente de puzles con que cuenta absolutamente todo el mapa, tanto en historia principal como en búsquedas opcionales. Principalmente si hablamos de los cientos de cofres repartidos por todas partes. El juego es un puzle continuo; uno que no suele plantear demasiado reto, pero que, como ya digo, hace el viaje mucho más entretenido. Y, en mi caso, lo suficiente motivador como para llevarme a completar el 100% de búsquedas opcionales, lo que incluye dos mundos opcionales (pequeños, eso sí), u otra de las señas de identidad de este God of War: los espectaculares combates contra las valquirias.

Aunque, si vamos a hablar de «combates espectaculares», no necesitamos acudir a las misiones secundarias, pues en la historia principal es donde aparecen las escenas más impresionantes, de ésas que te hacen jugar con el corazón en un puño. Sin querer destripar la historia, me vienen a la mente varios combates contra jefes, o una fase de escalada en el hielo…

No puedo dejar de mencionar, claro está, la calidad gráfica de este videojuego. ¿Tendría/mos la misma opinión de God of War si no contara con un apartado visual capaz de dejar a cualquiera con la boca abierta? Pues no lo sé. Lo que está claro es que es otro de los puntos a favor del nuevo juego de Kratos. Algo que, sin embargo, no puedo decir de la música, que me ha dejado más bien frío.

Conclusiones

God of War es uno de los mejores juegos de PlayStation 4, y nadie le va a quitar el privilegio de pasar a la historia como tal.

Podría mencionar la calidad de la jugabilidad, cuánto ha mejorado con respecto a sus hermanos mayores, lo interesante que resulta recorrer el mundo, tanto por historia como por exploración, lo bueno que es el doblaje inglés (e incluso el castellano, si el niño no tuviese voz de adulto), lo mucho que aporta Atreus a todos los niveles… Pero creo que la genialidad no se aprecia en las virtudes más evidentes, sino en los pequeños detalles. Aunque no sé hasta qué punto se puede considerar «pequeño detalle» a algo como que todo el juego parezca grabado en plano secuencia, sin cortes ni siquiera en los momentos de carga.

Pido perdón por esta comparativa innecesaria, pero, mientras jugaba a God of War, no podía dejar de pensar en el inmenso juegazo que habría sido Horizon Zero Dawn con algunos combates espectaculares contra jefes y una historia interesante como la de GoW. Son las dos cosas que eché de menos al jugarlo, y el motivo de que, en mi opinión, God of War sea un título más redondo.

Si PlayStation 4 fuese un panteón, Nathan Drake y Kratos serían los dos dioses principales. Un honor que, basándonos en los análisis que he hecho de otros juegos de la misma plataforma, compartirían con Final Fantasy Type-0, Valkyria Chronicles Remastered, The Witcher 3: Wild Hunt y Detroit: Become Human.

Si el siguiente God of War sale en PlayStation 5, como parece que ocurrirá, sin duda será una de mis principales excusas para comprarme la nueva videoconsola de Sony. ¡Quién me lo iba a decir!

Lo mejor:
– Paso de gigante con respecto a anteriores juegos de la saga.
– Jugabilidad impecable.
– La relación Kratos-Atreus.
– Visualmente espectacular.

Lo peor:
– No he conectado con la música.
– Algunos enemigos se repiten mucho.

6 comentarios sobre God of War (2018)

  • Gold-St

    Uno de los detalles, quizás guiños, que me encantó, es que en los primeros compases del juego, cuando todavía Kratos está «verde» en el uso de habilidades, combatir contra enemigos muy poderosos o contra alguno de los primeros jefes en particular es todo un homenaje a Dark Souls: llevar el escudo en alto todo el tiempo, esquivar a saco y atacar solo cuando se vea la mínima oportunidad. Si no, game over. Este juego fue una gran sorpresa; yo sabía que me iba a gustar, pero no tenía idea de qué tanto.

  • XexuWilder

    Wuuhuu!!

    Cuéntanos una cosa, has tenido muy claro los 3 cactilios o has dudado con el cuarto?

    • Mientras jugaba, tenía claro que solamente una catástrofe le haría perder el segundo Cactilio, y que, si mantenía el nivel, podría llegar a conseguir el tercero. El tramo final no hizo más que confirmarlo.

  • Gold-St

    @Xexu: Tres es el tope de calificación. Los cuatro cactilios son exclusivos para cosas que le dan nostalgia porque le gustaron cuando las jugó de pequeño

  • XexuWilder

    @Gold-St jajaja, todo cuadra ahora.

  • Alex

    Como fan acérrimo de esta saga, no puedo sino alabar que decidiesen darle una perspectiva tan distinta a Kratos en esta nueva aventura, le favorece muchísimo.

    Me ha pasado una cosa curiosa con este juego, mi primera partida fue en la dificultad más elevada, cosa que no hago nunca porque no me gustan los desafíos tramposos que suelen ser las dificultades más altas, y mi segunda partida fue en difícil.

    Y aún así, disfruté más la primera que la segunda partida, pese a ser frustrante de narices, es curioso. Creo que solo la dificultad Dios de la guerra puede sacar, bueno, al monstruo en el que deberíamos convertirnos al jugar como Kratos, lo que es irónico teniendo en cuenta su deseo de cambiar durante el juego.

    Sobre la banda sonora, aparentemente tiene truco, pero no consigo encontrar el video donde lo explicaban, ¿a alguien le suena?.

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
(Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42: :43: :44: :45:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.