Final Fantasy VII Remake (C)

Análisis para quienes han jugado tanto al Final Fantasy VII original como al remake. Si te has confundido al elegir la opción, pulsa AQUÍ.

Tú eres de los míos. Eso hace todo mucho más fácil, pues no necesito explicarte cómo es cada juego, sus diferencias, de qué va el argumento, etcétera. Aun así, hagamos un repaso rápido a todos sus apartados, y uno no tan rápido al que más me interesa debatir contigo: ¡el dichoso final!

Atención: habrá spoilers tanto del FFVII original como del remake. Sin miramientos. No cometas la estupidez de seguir leyendo por curiosidad, en el caso de que hayas entrado a este análisis sin conocer antes, al 100%, toda la historia de ambos Final Fantasy VII.

Historia

Si estás leyendo estas líneas, significa que conoces el argumento de Final Fantasy VII. Todo se inicia con un grupo ecoterrorista que trata de volar por los aires un reactor, ya que, según aseguran, está robando vida al planeta para usarla como fuente de energía. Un argumento interesante pero que no es más que la introducción al verdadero Final Fantasy VII: un videojuego complejo, con muchos personajes carismáticos, giros de guion que dejan con la boca abierta, diversos arcos argumentales perfectamente entrelazados, momentos emotivos que llevamos clavados en el corazón desde entonces, e incluso buen sentido del humor para darle ese toque característico de la saga. Por no olvidar su fuerte mensaje ecologista, que a muchos nos dio bastante que pensar.

Pero, como ya sabes perfectamente, pues el juego se empeña en demostrarlo al final, esto no es Final Fantasy VII.

Se mantiene la base, se mantienen los personajes, y, en gran medida, se mantiene todo el arco argumental cubierto por el remake…, que no son más que las primeras cinco horas del original. Por lo tanto, estamos ante un juego que difícilmente se mantendría por sí solo, de no ser por los múltiples cambios argumentales y el relleno.

¿El resultado es bueno o malo? Me atrevería a decir que, al menos en un 90%, es más que decente. En ese amplio margen, todo está tratado con respeto, mejorando algunas cosas, añadiendo información y profundidad para determinados personajes… Como fan acérrimo, puedo decir que, pese a que han quitado un par de momentos muy buenos del original, mi impresión global era positiva. Sorprendentemente positiva, debo confesar, pues temía que el nuevo equipo a los mandos de FFVII no comprendiera su espíritu. Me cerraron la boca. Y luego, al final, me la volvieron a abrir. Pero dejemos esto para más adelante, si os parece.

Jugabilidad

Dado que todos los que lean este análisis habrán jugado ya al remake, no voy a haceros perder el tiempo explicando en qué consiste su apartado jugable. Me limito a decir que el salto de juego por turnos a Action RPG no le ha sentado nada mal, pues ha conseguido que, pese al cambio de género, conserve gran parte de su esencia. A mí me costaría decidirme por cuál prefiero.

El sistema de materias me parece una maravilla, así como la simple aunque efectiva personalización de armas, los Límites, las invocaciones… No le puedo poner ni un «pero»; he disfrutado de este juego como de pocos antes en toda mi vida. Cuando aprendes a jugar bien, los combates se vuelven muy dinámicos, obligándote a cambiar entre los personajes, cada uno con sus habilidades únicas y su estilo de combate propio. Las transiciones son increíblemente fluidas, así que es un gustazo poder controlar a todo el grupo.

Sé que a algunos fans no les ha terminado de convencer el nuevo sistema de invocación, pero siento discrepar, pues tengo que decir que me parece más idóneo para un Action RPG. ¿Se podría haber hecho de otra manera, más parecida al original? Sí, claro. Como todo el remake, en realidad. Pero insisto en que no es una de las cosas que he echado de menos. Más bien, lo considero un cambio positivo. Y eso por no hablar de la posibilidad de luchar contra las invocaciones para obtener sus materias. ¡Grandísimo acierto! Entre obtenerlas sin más, como antes, o tener que superar un reto entretenido, como ahora… No hay color, vaya.

Las misiones secundarias y los minijuegos no son nada especial, pero aportan cierta variedad que siempre viene bien. No es un juego difícil, especialmente si has dedicado tiempo a entrenar, que lo convierte todo en un paseo. Si eres de los que disfrutan más de dificultades altas, tendrás que esperar a la segunda vuelta, donde se desbloquea el modo difícil, que, entre otras cosas, impide usar objetos en combate.

Lo que me convence menos son las mazmorras, bastante simplonas y alargadas tontamente. De todos modos, hay muchos menos combates que en el original, lo cual es de agradecer. Más que cansarme de luchar, he llegado a echar en falta más batallas. ¡Que conste que no lo digo como crítica, sino como alabanza!

Midgar

Recorrer los escenarios es una pasada. Hay tanta gente hablando alrededor que realmente sientes que estás ahí. La inmersión es satisfactoria. Las barriadas, como llaman ahora a los suburbios en esta traducción*, están muy bien recreadas. El edificio Shinra y la plataforma, vistos desde el exterior, impresionan como pocos. Le falta por pulir algunas texturas, pero bueno, son detalles.

En realidad, diría que el terreno transitable es más bien escaso. Aunque toda la historia se desarrolle en Midgar, esperaba más libertad de movimiento. Podría entender que se lo acusara de «demasiado pasillero». Pero, más que eso, yo diría que lo que está es falto de contenido real. La duración es engañosa. Se puede tardar más de cincuenta horas en conseguir el 100% (sin contar el modo difícil), pero queda la sensación, y odio decir esto, de que gran parte de lo vivido no ha sido más que relleno.

Quizá en la barriada del Sector 7 es donde no había esta sensación, pero ya sabéis cómo termina, así que únicamente queda el Mercado Muro como excepción…, que, en realidad, puede resultar algo agobiante, pues su buena ambientación no quita que sea un lugar más bien «recogidito».

En conclusión, se nota mucho que toda esa región está pensada para ser el principio de la aventura, no la totalidad. Porque Final Fantasy VII ofrece muchísima libertad, pero el remake no. Es probable que la situación cambie en próximas entregas, pero ahora estamos valorando ésta, que han querido presentar (incorrectamente, debo añadir) como un juego completo, cobrando sus 70€ de rigor, y queriendo meter un «jefe final superépico» que no puede desentonar más. ¡Un poquito de personalidad, hombre! ¡No todos los juegos tienen que acabar de la misma manera!

*Sobre la traducción, luces y sombras. En general es muy buena, sin los errores del original, sin censura, bien adaptada. Pero le veo dos problemas. El primero, que rara vez se corresponde el texto español con las voces en inglés, así que parece que estamos siguiendo dos historias paralelas. Estoy totalmente a favor de adaptar las expresiones, no hacer traducciones directas, pero aquí hay adaptaciones innecesarias, lo cual puede resultar chocante si tienes buen nivel de inglés. Es por eso que, si esto llega a molestaros (no es mi caso), tal vez sea mejor idea jugarlo con voces en japonés.
Hay una segunda peculiaridad de la traducción, que, a diferencia de la anterior, sí me resultó molesta. He tenido todo el rato la sensación de que ha sido traducido por el típico señor mayor intentando hacerse el guay ante los adolescentes, usando frases anticuadas que él cree de moda. Está a un paso del «¡me piro, vampiro!». O no, quizá no esté a ningún paso.

Música

Final Fantasy VII no sería lo que es sin esa inigualable banda sonora, así que estamos ante otro apartado sensible y peligroso del remake. Basta con una buena banda sonora para que ya merezca la pena jugar. Basta con estropearla para que todo lo demás chirríe.

Para quienes tenemos en tan alta estima al maestro Nobuo Uematsu, ha sido una enorme alegría, más que cualquier otro apartado del juego, encontrar unas versiones tan buenas de los temas originales. Temía que pudieran estropearlos, pero, más bien, confieso que algunos me parecen incluso mejores ahora. No estoy diciendo cualquier cosa con esto, ¿eh? Que la banda sonora de Final Fantasy VII es mi favorita, no de la saga, no de los videojuegos, sino en general.

Bombing Mission

El primer acierto ha sido respetar la base y añadir el menor número de variaciones posibles (sin contar unos vinilos de coleccionista, que no merecen más atención, porque son tan horribles como fáciles de ignorar). Pero es que esos cambios le sientan de lujo al estilo del remake. Por mucho que me gusten los originales, creo que habría sido mala idea ponerlos tal cual, sin arreglos. De hecho, hay un par de temas que sí los han cambiado bastante, y también me convence el resultado. Me quito el sombrero ante las nuevas versiones.

Shining Beacon of Civilization

Y luego está el asunto de lo increíblemente bien que han sabido seguir el flujo de la acción a la hora de implementar determinados temas. Cómo un tema se convierte en otro en un instante determinado, cómo empieza a sonar en el momento idóneo, cómo consigue poner la piel de gallina… En algún momento he llegado a tener el juego en pausa mientras escuchaba la música, porque me costaba creer que la hubiesen adaptado tan bien. Ojalá no cambie en las próximas entregas del remake, pues, como dije antes, es suficiente motivo para comprarlas.

The Airbuster

Los temas nuevos me dejan algo más de dudas. Si bien no puedo decir que sean malos, creo que quedan muy lejos del nivel, e incluso alguno parece fuera de lugar. O, mejor dicho, quedaría fuera de lugar en Final Fantasy VII. En este juego «basado en», no tanto.

The Turks: Reno

La banda sonora tiene unos 180 temas, que se dice rápido. Y el resultado global, quitando esos temas que pueden parecer más genéricos, es de sobresaliente absoluto. Sé que no podré oír esta banda sonora tantas veces como la original, pero no tengo ninguna duda de que me va a acompañar en mis sesiones de escritura durante muuuchas horas.

Buenas decisiones

Antes de hablar del final, que no incluiría nunca en una sección llamada «buenas decisiones», quiero mencionar diversos puntos del remake que, en mi opinión, hacen justicia al original, e incluso pueden llegar a mejorar lo que ya era un juegazo de por sí. La banda sonora sería un ejemplo, pero ya hemos hablado de ella, así como de ciertos aspectos de la jugabilidad, así que voy a centrarme en momentos puntuales que he seleccionado. Sería interesante saber si estáis de acuerdo en todos, en algunos o, si sois haters totales, en ninguno.

Cloud, Barret y Tifa son tres grandísimos personajes, especialmente por motivos argumentales muy posteriores al final del remake. La enfermedad mental, si me permitís definirlo así, del primero, da sentido a todo el argumento de Final Fantasy VII. Toda esa verdad velada que Tifa, en todo un acto de cobardía, oculta durante gran parte de la aventura, hasta que el propio Sefirot se ocupa de revelarla. Y qué decir de Barret, un terrorista dispuesto a hacer cualquier cosa por el planeta, aunque conlleve matar humanos inocentes, con un pasado que lo atormenta…, y, pese a ello, es un personaje que aporta mucho humor. Pero recordemos que el remake cuenta únicamente la introducción a FFVII, por lo que es imposible llegar a conocerlos. Así pues, tenían la difícil tarea de convertir esos personajes planos, sin motivaciones ni pasado (lo solucionarán en próximos capítulos del remake, claro, pero estoy hablando de éste), en protagonistas a los que pudiéramos coger cariño. Y creo que lo han conseguido con creces. Sus personalidades han quedado perfectamente representadas en los cientos de nuevos diálogos, incluyendo las frases de batalla o comentarios aleatorios que escuchamos continuamente. Siento tener que hacer esta comparación, pero, siendo la misma idea, creo que ha quedado mucho mejor que en Final Fantasy XV, donde podían llegar a hacerse pesados, y cuyos comentarios resultaban a veces demasiado estúpidos, por lo que restaban más que sumaban.
No he mencionado a Aeris porque con ella lo tenían más fácil, ya que es una chica más directa, que no deja que la afecten sus traumas del pasado y siempre tiene buena cara. Es decir, que era más fácil de recrear. En cuanto a Red XIII, apenas lo hemos podido ver, pero me gusta mucho que lo hayan presentado como un ser inteligente y calmado; creo que puede dar mucho juego. También me parece buena decisión que no sea un personaje manejable, pues, para los quince minutos que se une al grupo, es mejor que sea manejado bien por la IA que mal por nosotros. Ya tendremos tiempo de manejarlo en la segunda parte.

Han convertido combates «normalitos» contra jefes en auténticos espectáculos visuales y sonoros, e incluso han ascendido monstruos corrientes a nuevos jefes. Me parece de un inconformismo loable. Porque lo fácil es hacer todo igual, o incluso menos, pero aquí encontramos que se han esforzado en hacer más. En algunos apartados sabían muy bien lo que hacían, y han superado mis expectativas. Quiero destacar, por ejemplo, el combate contra la casa demoníaca; ya no por el combate en sí, sino por cómo han sabido reírse de sí mismos (con los comentarios queda claro que es un combate humorístico), convirtiendo un detalle extraño del original en todo un momento único del remake.

Del mismo modo, me parece genial el mayor protagonismo de Tseng y Rude en el remake. Cualquier trama que implique a los Turcos me interesa. Y si eso conlleva modificar algún combate del original, como en la cima del pilar del Sector 7, o añadir alguno nuevo, como los del Sector 5, ¿por qué no hacerlo? Muchas veces criticamos a otras compañías o a otros juegos por exceso de conformismo, así que no dejemos pasar la oportunidad de felicitar a Square Enix por esas buenas intenciones bien implementadas.

Quiero terminar este apartado mencionando una escena muy polémica, como es la del baile de la señorita Cloud. No os voy a engañar: a medida que veía cómo todo apuntaba a que iba a suceder algo así, sentía sobre mi cabeza una gran losa a punto de caer, con las palabras «vergüenza ajena» grabadas. Temblaba ante semejante planteamiento. Pero, una vez más, el resultado me ha sorprendido gratamente. Está claro que Final Fantasy VII Remake podría sobrevivir sin la escena del baile, pero no solamente no me sobra, sino que considero que da toda una lección de tolerancia. El travestismo es un asunto apenas tratado en los videojuegos, y muy poco tolerado por la sociedad en general. Cuando aparece en alguna obra, suele ser con intenciones cómicas, a menudo humillantes. Sin embargo, en FFVII Remake está tratado con tantísima elegancia y respeto, que no puedo más que aplaudir. Lo último que esperaba encontrar en un Final Fantasy era un alegato a favor de la libertad sexual sin prejuicios de sexo o género. Andrea (o Andreas) ha llegado para volar esa barrera por los aires. Y sin necesidad de crear toda una campaña de marketing a su alrededor para sacar pecho, como les gusta tanto a otros desarrolladores de videojuegos.

Cruce de destinos

Ha llegado el momento. Hablemos del último tramo de Final Fantasy VII Remake sin caer en sentimentalismos.

Vamos, primero, a listar hechos objetivos, empezando por el más evidente: Square Enix nos ha engañado. Todo FFVII Remake es un engaño, por motivos argumentales. Y si eres una de esas personas que esperaba ver «el mismo juego con cambios», es posible que ahora mismo sientas una enorme decepción. Quizá, la mayor decepción de toda tu vida en el universo videojueguil. Puede que sientas ira, viendo cómo han «tirado por tierra» en los últimos minutos lo que, con alguna excepción puntual, estaba aparentando ser un remake muy respetuoso. Ese 90% que mencionaba antes era un sueño hecho realidad.

Pero eso, tras acabar FFVII Remake, quedó atrás. Ya es hora de aceptarlo. Puedes llorar, patalear, insultar a los responsables…, o puedes resignarte e intentar verle el lado positivo. Tal vez seas de quienes ya lo hicieron, con lo cual tendrás mucho ganado. Los demás, vamos a intentarlo. Desde sus primeras apariciones, podemos intuir que los Ecos, esos fantasmitas tan peculiares que meten las narices cada dos por tres en la trama, están intentando conducir el argumento de FFVII Remake por el mismo camino que el original. Esto, mientras jugaba, me parecía un simple guiño, una ruptura de la cuarta pared. No veía que aportase mucho, pero tampoco me disgustaba. Todo iba bien.

Al llegar al final de la autopista, supe que era el final de la primera parte del remake. Combatir a ese jefe a bordo de la moto en vez de hacerlo de la forma tradicional, pese a causarme mi primer Game Over (culpa mía, por no jugar bien), me dejó buen sabor de boca. Era otro de esos cambios para mejor. O, al menos, no para peor. Ya sólo restaba ver la escena final, levantarme, aplaudir, volver a sentarme y empezar una nueva partida para completar las tareas secundarias o aventurarme en el modo difícil.

Iluso.

Cuando creía que todo acabaría, apareció Square Enix, adquiriendo la forma de Sefirot, para dejarme bien claro que «hasta aquí ha llegado el respeto, chato». Desde ese instante, desde Final Fantasy VII Remake Segunda Parte, o como narices lo quieran llamar, la historia no iba a seguir las vías del tren, como diría Cloud (o del «destino», como lo llaman en el juego). Y la verdad es que, desde el punto de vista estrictamente argumental, es un giro de guion metafísico interesante. Eso sí que es tirar la cuarta pared al suelo, pisotearla y mearse en ella después (o al mismo tiempo). El problema, que lo hay, y sé que muchos estaréis de acuerdo, es que no solamente han derribado la cuarta pared y los prejuicios de los jugadores, sino que han pisoteado al propio Final Fantasy VII con una resolución que no hace justicia a un videojuego tan maduro. Es una resolución magnífica para un Kingdom Hearts, que es lo que creían estar haciendo. Desde el momento en que Aeris dice a Sefirot que «está lleno de oscuridad», sentí un escalofrío. Oh, no. ¿Vamos a hablar de luz y oscuridad en Final Fantasy VII? ¿Van a convertir este juego lleno de protagonistas hipócritas en «buenos contra malos»? ¿Vamos a derrotar al MAL con el poder de nuestros corazones?

Debería haberlo visto venir. Y es que, en realidad, llevan derrumbando pilares básicos del argumento, cual Turcos con sus bombas, desde el principio mismo del remake. En el FFVII original tenemos a un grupo terrorista que siega vidas inocentes a cambio de proteger el planeta, y algunos, como Barret, no se arrepienten de ello. Los considera un sacrificio necesario. En Final Fantasy VII, esto es posible. En Kingdom Hearts VII, no. En KHVII, también llamado FFVII Remake, cambiaron la historia para que fuese la propia Shinra quien destruyese su amado reactor, haciendo así más malos a los malos, y más buenos a los buenos. Maniqueísmo, allá vamos. Era un cambio importante, pero uno que podría llegar a aceptar. Ojalá hubiese sido el único.

Para mí, el momento donde todo se fue al traste llegó mucho antes de la autopista. Concretamente, en una de las intervenciones de Hojo. No podía dar crédito a lo que acababa de leer y oír. El profesor Hojo, sin venir a cuento, desvela a Cloud que nunca estuvo en Soldier. Así se lo suelta, sin más. ¿Cómo pueden ser tan desgraciados los guionistas? Piden no hacer spoilers, y son ellos mismos quienes destrozan toda la intriga que debería haberse mantenido durante gran parte del juego, para finalmente ser desvelada en uno de los momentos cumbre, donde el papel de Zack se pone sobre la mesa y todo cobra sentido. Me sentó fatal, no os voy a engañar, y eso que para mí no era un spoiler.

Pero, claro, eso era antes de descubrir que iban a cortar el hilo argumental del juego para tejer un nuevo «destino». Ante lo cual, no pude más que alegrarme de haber jugado al original antes que al remake, porque, de lo contrario, me habrían destrozado la que es, para mí, la mejor historia mostrada en un videojuego.

Final Fantasy VII Remake no sólo no sustituye al original, sino que le mete una puñalada trapera que lo deja tiritando. Primero lo destripa y después intenta hacernos creer que es un juego diferente. ¿No podíais, Square Enix, haberos ahorrado el spoiler hasta la segunda parte, y allí hacer lo que os salga de los huevos (que es básicamente lo que significa el final)?

Aun así, me lo tragué y seguí adelante, porque ¿qué otra cosa iba a hacer? Cuando vi que, poco después, plasmaban lo que en el original es el final del juego… Me eché las manos a la cabeza. ¡Barra libre!

He pasado por varias fases: incredulidad, decepción, odio, resignación, aceptación, y acabando en un interés real, especialmente como escritor de guías argumentales. Y, bueno, también como persona mentalizada (antes creía que lo estaba, ahora lo estoy) de que Final Fantasy VII Remake no es Final Fantasy VII con mejores gráficos. Dudo hasta de llamarlo «Final Fantasy VII». La definición correcta es: «juego basado en Final Fantasy VII». Y me parece bien. Pero sin engañar ni joder a quienes no conocen el original, por favor.

Espero haberme explicado bien, porque lo último que pretendo es criticar Kingdom Hearts, saga que también me encanta. Cada juego es bueno en lo suyo. El propio Cloud aparece en Kingdom Hearts, y se adapta perfectamente a su estilo, más simple e infantil, porque habría desentonado completamente de no ser así. Me gusta mucho Kingdom Hearts, me gusta mucho Final Fantasy VII, y no me gusta absolutamente nada que intenten convertir un juego en el otro. Aunque aquí, más que por voluntad, creo que lo han hecho por falta de nivel. Y eso no se arregla entrenando y matando monstruos. Sakaguchi era mucho Sakaguchi.

Ahora sólo queda esperar pacientemente y ver en qué desembocan estas decisiones cuestionables. Quiero verlo por el lado bueno: la historia se ha vuelto intrigante también para quienes nos conocemos el FFVII original de memoria. ¿Usarán su renovada libertad para hacer realmente una historia distinta, o se limitaran a calcar todo y cambiar únicamente los detalles que no les gustan, para que nadie muera y todos sean felices? Es pronto para saberlo, y yo no voy a juzgarlo antes de verlo.

Conclusiones

Como Action RPG, tengo que decir que ha cumplido mis mejores expectativas. Combates frescos, dinámicos, que no han llegado a cansarme en ningún momento. La exploración, pese a su simpleza y a las limitaciones geográficas, también me ha parecido interesante. Creo que la ambientación está muy bien conseguida, aunque echo en falta toque steampunk, y con esa banda sonora es difícil no disfrutar hasta de mirar las rocas del suelo.

De la historia hay poco que decir, ya que no es más que la presentación. Está todo por venir. Y ahora ni siquiera sabemos qué es exactamente lo que está por venir. Lo cual es bueno, por supuesto. Nos puede sorprender a todos, tanto jugadores antiguos como nuevos. Lo que no está tan bien es que nos haya engañado hasta ahora. FFVII Remake es un añadido del original, no un sustituto, con fuerte olor a relleno y fanservice (que he disfrutado al máximo, no os voy a mentir). También posee una profundidad mayor, y personajes mejor desarrollados, si nos basamos en el mismo tramo del original. No es para menos, pues las 5 horas se han convertido en 40.

Si querían hacer algo diferente con el mismo mundo y personajes, podían haberlo hecho sin más. No era necesario colar spoilers sin venir a cuento ni crear un enemigo final absurdo que rompe con el estilo del juego. Ver el futuro, cambiar el pasado, líneas temporales paralelas, vidas marcadas por el destino… No, esto no es Final Fantasy VII.

Y ahora tenemos que esperar. Esto es lo peor. Esperar y esperar, con la única certeza de que, cuando salga a la venta la segunda parte del remake, no solamente intentaré jugarlo desde el mismo día de salida, sino que, además, me obligará a comprar una PlayStation 5. No todos los videojuegos pueden decir lo mismo.

Lo mejor:
– Banda sonora sobresaliente.
– Jugabilidad dinámica y fluida.
– Sistema de armas y materias.
– Tiempos de carga rapidísimos.
– El efecto nostalgia es innegable.

Lo peor:
– No es más que el principio de la historia.
– Algunas situaciones huelen a relleno.
– El final desentona muchísimo.

4 comentarios sobre Final Fantasy VII Remake (C)

  • Raybaag

    Aloha!

    Cuanto tiempo sin pasar por la caja de comentarios.

    Supongo que aquí entrará todo el mundo siguiendo tu consejo, pero por si acaso aviso de que pondré algún spoiler por aquí.

    Me da muchísima rabia este juego. Aunque la mía es distinta a la que puedas haber sentido tu por lo que veo. No puedo darle menos de un 12 a la BSO o visualmente o a ese vídeo de introducción. Qué maravilla! Se pueden poner peros como en todo pero yo creo que es perfecto en estos aspectos.

    Ay… Pero la jugabilidad… He visto a gente que se ha divertido mucho como te ha pasado a ti. Yo me he aburrido en algunos puntos demasiado. Me ha parecido que tiene problemas, la duración de algunos combates me desespera, el agro que tienen los bichos el 80% del tiempo, la pachorra de los personajes para utilizar objetos o tirar magias sumado a la facilidad para cortarte estas acciones. Como he dicho arriba me he desesperado en más de una ocasión. (No por dificultad que creo haberte leído que no es difícil y lo comparto)

    Y me da envidia no disfrutar esta parte porque he conseguido aceptar el final (argumental… El bicho gigante salido del kh no). No digo que me guste, pero bueno veremos algo diferente en este Ff7-2 Dementor edition. Ahora … Espero que no cambien EL momento porque ahí si me enfadaría.

    Por último creo que el juego durando la mitad habría sido mejor juego. La mayoría de extensión que hacen no sirve para nada, o yo no veo que aporte nada. La parte de perseguir la rata porque se ha llevado «la llave» de noctis Rubiales… «el atajo» de aeris o ambos laboratorios, aunque lo de cambiar de grupo en el segundo si que me gusta, creo que sobran. Bueno y el soldado de la moto dando volteretas…

    En fin, me quedo con la banda sonora que como he dicho me parece una maravilla.

    Pd: Como dato gracioso, terminé kh2 de nuevo hacer poco tiempo y hay una escena bastante parecida en el final de ambos juegos donde cloud/sora salen partiendo trenes y edificios por la mitad XD.

    Un saludo, os leo ;).

    • Exacto, hay mucho contenido que parece relleno puro y duro, para justificar que la historia termine en la autopista.

      No había mencionado nada sobre cortar las acciones, y es verdad que toca mucho las narices, sobre todo porque el BTC te lo consume igual. Creo que esto deberían replanteárselo.

      Esas escenas partiendo «edificios» son muy Advent Children.

  • Yizuz_Dark

    Pues ya me lo leí todo y debo decir que ya venía preparado a que el remake no fuera tan remake, más bien un rebuild (como los de evangelion que también me encantan igual que el original).
    Lo que critican de que te corten las acciones me parece una excelente forma de penalizarnos por jugar a simple Botonazos sin mirar al enemigo y ver que ataque nos va a hacer y con mayor razón si el tiempo prácticamente se detiene mientras elegimos por lo que te da tiempo de analizar bien tu siguiente acción.

    De lo del spoiler de que no es soldado cloud debo defender a SE, porque supone que ya jugamos el crisis core y más si entendemos que el juego supone muchas cosas de nosotros, es como avengers END GAME supone que ya sabemos las historias detrás por lo que se va como gorda en tobogán con la historia.
    Por último creo que leí hace poco que SE no planea cambiar la historia (debo confesar que ahora que se de lo que se trata ese comentario me siento un poco decepcionado.. Pero feliz, pero decepcionado, pero feliz, diablos no se que sentir Jajaja).
    En fin deseo que ya saquen la siguiente parte pero sufro porque se que tardará varios años más :c

    • ¡Ese es justo el error! $hinra €nix ha vendido este juego como un remake (¿hace falta explicarlo? ), en ningún momento dijo que debíamos jugar antes a nada. Nos ha engañado para vender más. Y ahora sabemos que Final Fantasy VII Remake, sin llegar a ser una continuación en el sentido más puro de la palabra, sí lo es de forma simbólica, metafórica, o como queramos llamarlo. Vamos, que su nueva historia se basa en conocer el original para manipularlo.

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
(Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42: :43: :44: :45:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.