Criminal

Como muchos ya sabréis, el catálogo de Netflix no está compuesto únicamente por series recopiladas de distintas cadenas, sino que cada vez tienen más obras propias, incluyendo también películas, aunque no sea éste el caso.

Criminal es una coproducción de Reino Unido, España, Alemania y Francia, que realmente podría tratarse como cuatro series diferentes en una (aunque ha sido grabada íntegramente en Madrid). Su propuesta es tan sencilla como interesante, y cuenta con actores de gran nivel. Tengo que reconocer que me ganó desde el primer segundo, y no tardé mucho en devorar los doce capítulos de esta primera temporada, que espero no sea la última.

Antes de nada, voy a explicar por qué dije antes eso de «cuatro series en una».
Cada uno de los países implicados en la producción cuenta con su propio equipo de rodaje (director, guionistas y actores), y trabajan por separado del resto de grupos. Es decir: Reino Unido ha hecho 3 capítulos, España otros 3, y lo mismo para Alemania y Francia.

Las cuatro miniseries siguen la misma premisa: una sala de interrogatorios, un acusado o acusada, y cuarenta minutos para que los agentes de policía consigan información. Toda la acción se desarrolla dentro de esas cuatro paredes, con la única excepción de la sala de vigilancia (al otro lado del cristal) o el pasillo de la comisaría.

Aunque cada capítulo es un caso diferente, el equipo policial se mantiene. Eso sí: únicamente dentro del propio país. Es decir, que los actores ingleses no interpretan a los mismos personajes que los españoles, sino que cada uno busca cosas diferentes, con personalidades únicas. En lo que sí coinciden todos es en que hay conflictos internos, y que algunos se llevan a matar, lo que, sin profundizar mucho (porque no hay tiempo), le da un grado más de tensión al asunto.

Si buscáis acción, olvidaos. Ésta es una serie de conversaciones, básicamente. Los casos y los agentes son tan diferentes entre sí, que consigue mantener el interés capítulo tras capítulo. Bueno, reconozco que el segundo de Reino Unido se me hizo pesado, pero con los demás estaba enganchadísimo.

La gracia de los interrogatorios es el enfoque diferente que le dan.
A un lado de la mesa tenemos al investigado o investigada, que no sabemos si es culpable o inocente, pero que rara vez pone las cosas fáciles. Algunos se niegan a cooperar, otros no dejan de mentir… En muchos casos, van acompañados por su abogado o abogada, aunque solamente hay un capítulo donde se le da especial protagonismo. Esto entraría dentro de lo que podemos considerar normal.
Donde, como ya he dicho, cambia el enfoque habitual de otras series, es la posición del espectador con respecto a la investigación. Habitualmente, nos colocamos dentro de los agentes, descubriendo la verdad al mismo ritmo que lo hacen ellos. El mejor ejemplo sería un videojuego, donde nosotros mismos somos el agente, por lo que la persona y el personaje comparten toda la información. Sin embargo, en Criminal, los policías también ocultan datos sobre el caso. No digo que lo oculten ante la ley, sino al interrogado y a nosotros, los espectadores. Por lo tanto, vamos descubriendo durante el capítulo secretos en ambos lados, y cómo tanto la policía como los acusados usan esa información a su favor, unos en busca de probar las acusaciones, y otros en busca de resquicios mediante los que librarse.

Hay que entender algo fundamental: muchas veces, lo importante del caso no es descubrir si tal persona es culpable o inocente (puede ser previsible, pero es que ¡no importa!), sino forzarlo psicológicamente a declarar, o a aportar pruebas que se puedan usar en un juicio contra los sospechosos. De nada sirve saber que alguien es culpable, si luego no puedes demostrarlo sin margen de dudas.
Me ha encantado la tensión de estas situaciones, con los agentes insistiendo, dando rodeos, poniendo trampas…, e incluso equivocándose más de una vez, y viéndose obligados a dar el relevo a sus compañeros, quienes aportan un nuevo enfoque, nuevas ideas.

No os voy a engañar: era fan de la serie ya desde el primer capítulo. No solamente es una temática que me apasiona, sino que, además, considero que está muy bien desarrollada. No estaría exagerando si dijera que Criminal se ha convertido en una de mis series favoritas, y que con gusto me vería otros doce capítulos ya mismo.

Entre que cada capítulo es un caso diferente, que no duran más de cuarenta minutos, con planteamientos y personajes muy variados, y que el reparto de cada país ha sabido darle su toque personal (recomendado en versión original, por supuesto), la serie no cansa en ningún momento.

Por si os interesa, mi ranking personal, de mejor a peor, sería el siguiente: Francia, Alemania, Reino Unido, España. Estaría bien que para la segunda temporada (cruzo los dedos) hubiera países nuevos que se sumaran a la lista. Pero eso ya es pedir demasiado, supongo.

1 comentario sobre Criminal

  • maquinangel

    Que buena recomendación, habrá que verla. Ahora todo son series sobre policías y ladrones, cada uno en su estilo, y se agradece más variedad. Enhorabuena.

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
(Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42: :43: :44: :45:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.