Análisis: Yakuza 5

yakuza501

Después de cuatro entregas tan parecidas, puede hacerse complicado seguir manteniendo un nivel decente sin entrar en la repetitividad aburrida. Sobre todo si tenemos en cuenta que, algunos, hemos dedicado unas 80 o 100 horas al no-tan-lejano Yakuza 4.

Yakuza 5 no se conforma, y, aunque utiliza gran parte de la base, viene con la intención de convertirse en el mayor y mejor juego de la saga…

Historia

Suzuki es un taxista de Fukuoka, cuya única preocupación en la vida es ganar dinero para mantener a los niños que tiene a su cargo, en un orfanato de otra ciudad.
Aunque intenta eludir problemas, su tranquilidad termina cuando se ve involucrado en una guerra de mafias. Una guerra que, en realidad, no le resulta nueva. Porque bajo la máscara de “Suzuki” se esconde Kazuma Kiryu, antiguo líder del Clan Tojo… y, para quien no lo recuerde, protagonista de todos los juegos de la saga.

yakuza502

Yakuza 5, copiando otra de las cosas buenas de su precuela inmediata, ofrece varias historias simultáneas, con un trasfondo común. Pero ya os he dicho que no se conforma, así que, mejorando lo anterior, ahora son cinco los protagonistas, con algunas subhistorias y misiones tan distintas que perfectamente podrían haber hecho cinco videojuegos distintos (y todos habrían tenido una duración más que decente).

Tres de esos protagonistas son Taiga Saejima, Shun Akiyama y Tatsuo Shinada. Del quinto os hablo después.
Ya conocemos a los dos primeros, coprotagonistas de Yakuza 4. Saejima debe afrontar su regreso a prisión, y Akiyama está investigando la muerte de una persona a la que había prestado nada menos que 300 millones de yenes.
Shinada hace su debut. Es un ex-jugador de béisbol, que ahora se dedica a escribir reportajes sobre locales de alterne para una revista de Nagoya, y que vive agobiado por las altísimas deudas que ha contraído con la yakuza.

Cada uno de los arcos narrativos cuida muy bien su historia, con esas conversaciones tan largas y lentas, características de la saga. Algo que es bueno y malo. Por un lado, se nota el esfuerzo. Por otro, puede cansar, y tampoco es que sean historias brillantes. Los temas principales son la lealtad y el honor, y no sorprendo a ningún fan de la saga si digo que tienen muchísimos giros argumentales (demasiados, en mi opinión, ya que la sorpresa acaba siendo que una situación no tenga algún giro).

yakuza503

Jugabilidad

Gran parte se mantiene igual, así que me centro en las novedades:

Ha aumentado el número de localizaciones. En total son cinco las ciudades que podemos recorrer (más otras localizaciones pequeñas). Bueno, no es que podamos recorrer las ciudades enteras, sino un barrio de cada una.
Podemos recorrerlas a pie en busca de misiones secundarias, coleccionables, diversos minijuegos, o peleando con los malotes del barrio.

La ambientación de las ciudades está muy bien, gracias a que hay MUCHÍSIMA gente. Y cuando digo MUCHÍSIMA, con mayúsculas, es… porque a veces hay demasiada. Hay tanta gente que puede llegar a molestar. Pero bueno, quitando esos casos, y dejando de lado que los NPC aparecen y desaparecen por todas partes, no se puede negar que consiguen darle buena ambientación a cada barrio.

Las subhistorias suelen ser muy cortas, pero a cambio ofrecen variedad y mucho sentido del humor. Porque, aunque la historia principal no tenga nada de gracioso, Yakuza tiene mucha carga humorística en lo secundario. No en todas, claro, ya que hay misiones secundarias con buena historia también.

Además de la historia y subhistorias propias de cada personaje, tenemos las “misiones”, que también son opcionales, y se diferencian de lo demás en que son radicalmente distintas de un personaje a otro.
Por ejemplo, las misiones de Kiryu consisten en su trabajo como taxista. Hay de dos tipos: transporte de pasajeros y carreras. Jugablemente son poca cosa (el transporte es original; las carreras son horribles), pero también hay subhistorias dentro de esas misiones que hacen que no sea “todo el rato igual”.
Y, para comparar, podría mencionar las misiones de Shinada, que son minijuegos de béisbol. Como veis, nada que ver.

yakuza505

Princess League

Las partes de los protagonistas masculinos tienen muchas diferencias, pero siguen un mismo patrón. En cambio, la de Haruka Sawamura parece cualquier cosa menos un Yakuza.

Nos encontramos con que, a mitad del juego, dejamos de manejar a fortachones, y la historia se centra en la hija adoptiva de Kazuma Kiryu. Esta parte de Yakuza 5 tiene cosas en común con las demás, como poder recorrer un barrio haciendo subhistorias, pero un estilo jugable muy diferente en lo demás.

Haruka quiere convertirse en una idol japonesa. Una empresa de cazatalentos la ha contratado, y la han ayudado a llegar hasta la fase final de un programa televisivo (“Princess League”), donde, si vence, conseguirá ser alguien en ese mundillo.

Ya que es una chica muy joven, que no sabe pelear, las misiones son muy diferentes: cantar, bailar, hacer entrevistas, reuniones con fans, acudir a diversos programas de televisión, dar conciertos… y, finalmente, participar en la “Princess League”. Practicando con los profesores o participando en enfrentamientos de baile callejeros, vamos subiendo sus parámetros para tener más opciones de ganar en dicho concurso.

Sé que esto puede echar para atrás a mucha gente, que no es lo que espera de Yakuza… Pero, ojo, que me ha parecido de lo mejor del juego. La historia está bien cuidada (no os esperéis algo kawaii), y le añade esa originalidad que ayuda a que un juego tan largo (más que los anteriores) siga resultando sorprendente y entretenido.

yakuza504

Conclusiones

Yakuza 5 es un juego con muchísimas horas de juego, gracias a una historia larga, con cinco protagonistas, y, sobre todo, a sus numerosas cosas secundarias: misiones (carreras de coches, trabajar de taxista, béisbol, caza, toda la parte de Haruka…), minijuegos (bolos, dardos, billar, golf, air hockey, pesca, máquinas recreativas…), coleccionables (llaves, tickets…), y un montón de subhistorias, algunas muy simples, pero otras interesantes.
Todo eso ya es mucho, pero también hay que sumarle muchas otras cosas opcionales que encontramos en cada ciudad, como los entrenamientos con distintos personajes para aprender nuevas habilidades, la máquina de realidad virtual, la búsqueda de fotografías o restaurantes, y, cómo no, los famosos hostess club, donde podemos simplemente pasar el rato… o iniciar una relación con alguna mujer (siempre que no estemos manejando a Haruka, claro), y salir a pasear con ella por su ciudad.
Por último, tenemos las misiones que se desbloquean al terminar el juego. No son gran cosa, pero todo suma.

La historia tiene momentos muy interesantes, pero a mí se me ha hecho pesadísima en algunos puntos (especialmente la parte 2). Lo bueno que tiene, para contrarrestar el cansancio de la historia, además de la gran variedad jugable, es alternar entre los cinco protagonistas. Gracias a eso, las partes 3 y 4 se me hicieron muy llevaderas, pese al mal precedente. Acabé haciendo casi todo lo posible con todos los personajes (menos la caza y poca cosa más), lo que demuestra que engancha un montón pese a poder durar más de 100 horas (90 y pico en mi caso).

Los protagonistas también son muy diferentes entre sí, y creo que, mejores o peores, todos son buenos. Especialmente Akiyama y Shinada.

Quizá se echa en falta una jugabilidad más adecuada para el año en que estamos (y para el que salió). Pecan de conformistas en muchos aspectos, y encontramos que casi todo lo que ofrece ya se vio en Yakuza 4, y que lo nuevo, aunque divierta, es muy mejorable. Unos ejemplos: las carreras de coches y las misiones de Saejima son muy cutres; el minijuego de béisbol y las canciones de Haruka son todo el rato igual, y exageradamente fáciles.

Donde no se quedan atrasados, sino más bien lo contrario, es en la captura de movimientos. Yakuza 5 puede tener los primeros planos más impresionantes del mundo de los videojuegos (lo saben, y lo utilizan mucho), gracias al realismo de las expresiones faciales y a un muy buen doblaje japonés.

Sin ser un videojuego que pasará a la historia, es uno de esos casos en los que os garantizo que amortiza más que de sobra lo que paguéis por él.

Y, por cierto, tanto en argumento como en brutalidad, es un “no recomendado para menores de 18” como una casa.

Lo mejor:
– Muchísimas horas de juego, con gran variedad.
– Cinco protagonistas con sus propias historias y misiones.
– Ciudades muy vivas.
– Los primeros planos de las caras son impresionantes.

Lo peor:
– Algunos momentos se hacen muy pesados.
– Querer ofrecer tantas cosas distintas, hace que la calidad de cada una, en su mayoría, sea media-baja.
– La IA de los aliados es penosísima.
– Los no japoneses perdemos parte de la experiencia, y se nos complican subhistorias como los programas de preguntas o el concurso de humor.

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: