Análisis: The Sexy Brutale

Cada año, un hombre millonario conocido como “El Marqués”, organiza un baile de máscaras en su mansión. Sólo unos pocos invitados tienen el placer de acudir a la fiesta, así como al casino de la mansión: el famoso Sexy Brutale.

Sin embargo, esta vez la fiesta va a tener un final diferente, pues todos los invitados están a punto de ser asesinados… una y otra vez.

El crimen interminable

Lafcadio Boone observa horrorizado cómo todos los demás invitados empiezan a morir, uno tras otro, sin que pueda hacer nada por evitarlo. Los empleados de la mansión actúan de forma sospechosa, dejando claro que todos ellos están involucrados de forma más o menos directa.

Sin embargo, Lafcadio encuentra un objeto que le puede ayudar a evitar todos esos asesinatos que acaba de presenciar: un reloj que le permite retroceder en el tiempo, concretamente hasta las 12 del mediodía.

¿Será tiempo suficiente para salvarlos a todos?

Anticipación

The Sexy Brutale es una aventura gráfica en la que no tenemos que resolver los asesinatos, sino evitarlos.

El primer paso es conocer exactamente cómo y dónde se produce el crimen, por lo que, además de explorar la mansión, hay que espiar a los invitados y empleados. Para ello podemos mirar y escuchar a través de las cerraduras, o escondernos en armarios. Es importante hacer ambas cosas, ya que no podemos estar en la misma habitación que ningún otro personaje. Si entramos a una habitación ocupada, la pantalla se vuelve muy oscura, y la máscara de esa persona empieza a perseguirnos, obligándonos a abandonar la habitación. En el siguiente apartado profundizo algo más en esto.

Una vez que vemos la muerte, toca retroceder hasta las 12 para evitarla. Tenemos que aprender los movimientos de la víctima (o víctimas) y asesino, y después buscar la forma de prevenirlo, como dije antes, sin poder entrar a su misma habitación.

Al reiniciar el día, perdemos casi todos los objetos encontrados, con un par de excepciones (el reloj, por ejemplo). Lo que no perdemos es la información conseguida, como pueda ser una clave de una caja fuerte. Tiene sentido, ya que nosotros, como jugadores, podríamos recordarla.
No es que hayan querido romper la cuarta pared, sino que el propio Lafcadio mantiene los recuerdos al retroceder en el tiempo. Cambia todo menos él.

Por suerte, no hay que evitar todos los asesinatos al mismo tiempo, sino uno cada vez. Con evitar una muerte una vez, ya no necesitaremos hacerlo al empezar cada día. Temía que nos obligaran a lo contrario, y me alegró mucho que no fuera así. Por tanto, cuando hayamos cumplido las condiciones para salvar a una persona, el día volverá a empezar y tendremos que ir a por el siguiente, olvidándonos del anterior, pese a que seguirá muriendo día tras día.

Baile de máscaras

Aunque las máscaras estén hechas para ocultar la identidad de su portador, en realidad aquí todos se conocen con o sin ellas. Su utilidad es distinta, y resulta fundamental a nivel jugable.

El tema de las máscaras es muy importante. Primero, a nivel argumental, porque deja claro que no son máscaras normales, como os comentaba en el apartado anterior. Es por su culpa que no podamos entrar a la misma sala que los demás invitados o los empleados, ya que las máscaras nos perseguirán. La única excepción es que el invitado esté muerto; entonces las máscaras quedarán inactivas.

Pero no todo es malo, y es que las máscaras también nos dan poderes especiales. Al salvar a sus portadores, algunos de ellos nos regalan sus máscaras, otorgándonos habilidades tan importantes como escuchar mejor (para oír susurros), o alargar la duración del día.

Aclaro esto último, porque antes os dije que cada día empezaba a las 12 del mediodía, pero no cuándo acababa. El primer caso es muy corto, pues básicamente es un tutorial, pero después se alargará el tiempo de cada día hasta las 12 de la noche. Por tanto, cada día de juego son 12 horas, a 45 segundos cada una (según mi cronómetro), por lo que tendremos que evitar cada asesinato en menos de 9 minutos. Si no lo hemos conseguido, el reloj se retrasará automáticamente hasta las 12, devolviéndonos al punto de control (que podemos elegir nosotros, de entre los relojes de péndulo repartidos por la mansión).

Es un juego español, aunque yo lo haya jugado en inglés porque soy idiota

Conclusiones

The Sexy Brutale es un videojuego original, corto y entretenido, con una historia simple pero satisfactoria.

Su propuesta me ha gustado mucho, aunque algunas partes de su desarrollo no me han terminado de convencer. Creo que le falta complejidad y nivel de detalles en algunos momentos. Hay casos que he resuelto casi sin querer, y uno en concreto en el que la resolución está muy cogida con pinzas. Pero son más las partes que me han gustado que las que no, así que la opinión general es positiva.

La duración aumenta si nos entretenemos buscando las invitaciones de los invitados, así como las 52 cartas ocultas por toda la mansión. Esto último no es un simple coleccionable, sino que da acceso a un final alternativo interesante. Si no os apetece estar recorriendo la mansión para otra cosa que no sea evitar asesinatos, al menos echadle un vistazo por YouTube. No sólo al final en sí, sino a cómo se llega a él, porque tiene cierto significado.

No puedo dejar de mencionar la banda sonora, que es muy pegadiza y, más importante todavía, está muy bien utilizada para transmitir tensión. Es raro que un juego en el que podemos repetir las mismas escenas una y otra vez sea capaz de ponernos nerviosos, pero vaya si lo consigue, gracias al tempo musical.

No sé si será cosa mía, aunque lo dudo, porque mi ordenador puede con juegos mucho más potentes que The Sexy Brutale, pero el funcionamiento general ha sido más bien pobre. Desde ralentizaciones o tirones, hasta verme obligado constantemente a pulsar varias veces en una puerta para abrirla. Hay veces que las pantallas tardaban en cargar, lo cual se vuelve más molesto por culpa de la penosa decisión de mantener el reloj avanzando durante la carga. No se lo voy a tener en cuenta, pero es una pena, porque empaña el buen resultado general. La experiencia jugable sería mejor con un funcionamiento óptimo.

Lo mejor:
– Idea original.
– Banda sonora.

Lo peor:
– Funciona regular.
– Algunos casos se resuelven al tuntún.

(Versión analizada: PC)

1 comment to Análisis: The Sexy Brutale

  • Iskander

    Estoy de acuerdo en la mayoría de lo que dices, aunque no me gustó el final. No he visto nada del final alternativo gracias por el aviso.
    Sobre el rendimiento del juego yo no he tenido problemas, o al menos, no los he notado.

    Un saludo,

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
(Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42: :43: :44: :45:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.