Análisis: Syberia

Como fan de las aventuras gráficas, ha sido toda una alegría ver que Sony está regalando títulos de renombre como Broken Sword 5 o los dos primeros Syberia, para quienes estamos subscritos a PlayStation Plus. Esperemos que sigan en este camino.

Syberia es una saga de aventuras gráficas, con tres entregas hasta la fecha, nacida en el 2002, y cuyo tercer juego ha salido este mismo año (2017). No es de él de quien os voy a hablar hoy, porque yo acabo de conocer la saga y voy con algo de retraso…

Historia

La aldea de Valadilène, en los Alpes franceses, es un lugar pintoresco. Ha basado su economía desde hace décadas en la creación de autómatas, para comodidad de sus habitantes y deleite de los turistas.

El gran éxito de este sector ha llamado la atención de una compañía juguetera estadounidense, quienes están interesados en la compra de la fábrica de autómatas Voralberg. Para ello contratan a un bufete de abogados, que asigna a Kate Walker, protagonista del juego, a viajar a Francia para cerrar este contrato.

Sin embargo, el acuerdo que tenían los abogados y la actual dueña de la fábrica, Anna Voralberg, queda en el limbo cuando Kate descubre que aquella mujer acaba de fallecer, sin herederos.

Algunos habitantes de Valadilène aseguran que Hans Voralberg, el hermano pequeño de Anna, no falleció en un accidente de la fábrica, como hizo creer su padre, sino que se fugó de casa muchos años atrás. Si eso es verdad, Hans acaba de convertirse en el nuevo dueño de la fábrica, por lo que Kate debe iniciar una investigación (y posterior viaje) para conocer la verdad oculta tras la vida del pequeño de los Voralberg.

Jugabilidad

Es una aventura gráfica limitadita a más no poder: la mitad de los objetos son papeles que sólo sirven para informarse sobre la historia, y la otra mitad son objetos que ni siquiera se pueden combinar entre sí, y cuya utilidad está clara en un 100% de las veces. Si la única dificultad que tuviera Syberia fuera su utilización de objetos, sería la aventura gráfica más fácil de la historia, rivalizando con el juego de Los Teletubbies.

Syberia tiene varios problemas muy serios, empezando por el control. No por el propio manejo de Kate, que es correcto, especialmente comparado con otros atentados jugables del género, como Manny Calavera en el Grim Fandango original…
Hay tres factores que hacen que manejar a Kate den ganas de tirar la PS3 por la ventana (incluso si jugamos a otra versión):
– Muros invisibles. Y no estoy hablando de los típicos muros invisibles que impiden ir más allá en otros videojuegos, delimitando la zona de juego, sino en muros invisibles que aparecen espontáneamente, a modo de bug, impidiendo avanzar hacia sitios a los que sí deberíamos poder ir. Se soluciona fácil, moviendo al personaje en otras direcciones, pero es que pasa todo el puto rato. Es muy frustrante. (Pulsad aquí para verlo)
– Escenarios ocultos. Hay que recorrer cada rincón de los escenarios para asegurarnos de que en uno de sus extremos no haya un giro de cámara imprevisto o un nuevo escenario que no veíamos a simple vista. Un error de diseño que también sufrí en Runaway 3, y que aquí se vuelve más molesto debido a…
– Escenarios vacíos. Nunca había visto una aventura gráfica más vacía que Syberia. Puede tener cuatro escenarios seguidos sin absolutamente nada interactuable, donde lo único que podemos hacer es andar o correr de un extremo a otro, para terminar llegando a un quinto escenario en el que únicamente debemos recoger algo del suelo, y después volver a recorrer los cuatro (más uno) escenarios vacíos de vuelta.

De todo menos Syberia

La traducción es mejorable, y tiene muchos errores técnicos, como frases que aparecen cuando no corresponden, o subtítulos que dicen cosas diferentes a las voces.

El doblaje me parecía muy bueno hasta que apareció Tomás Rubio. Y mira que aprecio a ese hombre, voz de George Stobbart, pero su personaje principal en Syberia me pareció inverosímil con esa voz… y encima un minuto después hay otro personaje doblado por la misma persona. Tampoco me lo pude tomar en serio.
No se puede pasar por alto el mal montaje de las voces, con demasiado tiempo entre unas frases y otras. Pero es que Syberia tiene muchos problemas técnicos; éste es uno más entre muchos.

Por ejemplo, la forma en que aparecen los textos: va a tirones. También Kate va a tirones en muchas ocasiones. El funcionamiento general es molesto, y no sé si será únicamente cosa de la versión de PS3, pero esta consola puede con juegos mucho más punteros como para tener que soportar este funcionamiento.

El pixel hunting sin ratón se vuelve más pesado aún, porque una cosa es tener que mover el ratón por toda la pantalla, y otra tener que desplazar a Kate por toda la pantalla. Lo bueno que tiene es que casi no hay objetos, y que Kate gira la cabeza cuando ve algo, así que el pixel hunting se reduce, pero sí que hay alguna ocasión en la que dos objetos están muy juntos, por lo que puede que pasemos por alto que uno de los dos es seleccionable. Como ejemplo y advertencia: me pasó con los pájaros en la base de la escalera.

También hay fallos en el guion de jugabilidad. Kate recoge objetos y los usa para propósitos que sólo ella sabe, porque el jugador lo descubre más tarde.

Conclusiones

La historia tiene un planteamiento interesante y adulto. Sin embargo, es poco más lo que ofrece. Después del primer capítulo, se pierde todo interés en el argumento, más allá de querer conocer la verdad sobre Hans. Hay más historia en las llamadas telefónicas que Kate recibe durante todo el juego, y que, con una única excepción, al final no sirven para absolutamente nada.
Además, después del correcto inicio, empieza un largo recorrido con aspecto de relleno, para terminar finalizando la historia de forma apresurada en medio minuto.

Casi toda la jugabilidad consiste en recorrer decenas de escenarios vacíos en busca de lugares que no vemos a simple vista. Sí, también tiene conversaciones y uso de objetos, pero es todo tan evidente que su única dificultad es encontrar esos objetos que usar y esos personajes con los que hablar. Luego no hay más que pensar. Me parecería bien si por lo menos la historia y las conversaciones fueran interesantes…
Esto hace que se convierta en un juego algo soporífero, al que hay que sumar su ausencia casi total de sonido en la mayor parte de los escenarios (problema menor, pero que se junta con lo demás y… ).

Al final resulta que lo mejor de Syberia es que es muy fácil, porque permite pasar por la aventura lo más rápido posible. Y aun así hay que tragar errores y cosas mal hechas como para parar un tren*. Lo poco que consigue como aventura gráfica, lo pierde en su faceta de “simulador de correr mirando paisajes”.
Es de suponer que Syberia ha sido una introducción a Syberia 2, donde empezarán a pasar cosas importantes, porque si no…

(*Chiste para los que hayan jugado. )

Lo mejor:
– Doblaje de Kate.
– Ambientación.

Lo peor:
– Traducción muy mejorable, tanto en el texto como en la programación.
– Va a tirones; está fatal optimizado.
– Muchos escenarios vacíos; parece un juego de ver paisajes, en el que hay que andar muchísimo.
– La historia es un gran bluf.

(Versión analizada: PlayStation 3)

1 comment to Análisis: Syberia

  • Norman Alastor

    vaya, no pense que puediera salir un juego tan mal hecho, al menos el guión debieron cuidarlo

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
(Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42: :43: :44: :45:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.