Análisis: Suikoden

Suikoden01

Hoy os quiero hablar de uno de mis RPG preferidos. Hace muchos años que lo jugué, pero he podido volver a disfrutar de él gracias a que ha sido portado a PlayStation Vita. Eso sí: manteniéndolo igual.

Tengo que decir que, excepto un momento concreto de la historia (que es inolvidable), no recordaba casi nada del argumento. Eso es una suerte a la hora de volver a jugarlo, y también lo es para poder analizarlo. Vamos, que ha sido casi como vivirlo de cero.

Historia

El prota de Suikoden es Tir McDohl, hijo del general Teo McDohl, héroe del Imperio de la Luna Escarlata.

La historia se inicia con ambos, padre e hijo, asistiendo a una reunión con el emperador Barbarosa. Éste pide a Teo que viaje hasta una ciudad fronteriza que se encuentra en guerra. Además, invita a Tir a formar parte del ejército, siguiendo los pasos de su admirado padre. El chico, por supuesto, acepta.

El general Teo tiene a otros cuatro jóvenes acogidos en su casa: tres chicos (Gremio, Ted y Pahn) y una chica (Cleo). No tienen familia, así que el general decidió proporcionarles un hogar. Los cuatro, en agradecimiento, tratan a Tir McDohl con tanto respeto (o más) como a su padre. Eso significa, entre otras cosas, que participarán junto a él en las misiones que les encomiende el Imperio.

Pero esto es sólo el principio. Aunque pueda ser spoiler, es obligatorio contar lo que pasa después. Eso sí: lo haré sin detalles.
El caso es que Tir descubre un par de cosas que no le gustan del Imperio. No porque sea un sibarita, sino porque, una vez dentro del ejército, puede ver que su Imperio no es tan bueno como pensaba. Tras una serie de incidentes, Tir se ve obligado a huir… y es acogido por un grupo de rebeldes. Pero ese grupo planea convertirse en algo más: quieren derrocar al imperio.

La historia, como veis, puede parecer de lo más normal. El típico combate entre un ejército consolidado y un grupo de rebeldes. Pero es que, aquí, la historia principal es lo de menos. Todo lo bueno viene ahora. Vamos por partes.

Suikoden02

Ejército rebelde

Un pequeño grupo de rebeldes que se reúne en las alcantarillas, poco futuro tiene contra todo un ejército bien organizado, ¿no? Bueno, pues algo habrá que hacer.

Lo primero es encontrar una base. Una enorme torre en medio del mar hará las funciones de cuartel general. En principio, una torre sucia y vacía. Es nuestra labor llenarla.

Sin duda, lo que más llama la atención de Suikoden es la cantidad de personajes reclutables. 108, para ser exactos. Y lo mejor del juego es ir buscándolos, para convencerles de que se unan a nosotros, haciendo que la torre se vaya llenando de gente… y, al mismo tiempo, vaya mejorando sus instalaciones.

Como os dije antes, el planteamiento de la historia no es muy llamativo. Pero es que tiene algo mejor, que es un buen desarrollo. Muchas sub-historias (mayormente relacionadas con la guerra, claro). Casi todos los personajes tienen su propia personalidad (además de armas únicas), y algunos de ellos tienen protagonismo en distintas fases de la historia. Obviamente, los obligatorios tienen más protagonismo que los opcionales, pero ni los peores de ellos son robots de combate, como los que nos encontramos de protagonistas en otros videojuegos. Quiero decir: los 108 personajes de Suikoden son mejores que protagonistas mundialmente reconocidos como Link o Crono (ejemplos recurrentes, pero ya sabéis que hay muchos más como ellos).

Tampoco es que los 108 sean buenos personajes. Pero, como ya digo, por lo menos tienen personalidad. Aunque sea para saludar y venderte unas pociones. Digo esto porque, aunque también, los reclutas no están ahí sólo para ayudarnos en combate. Tienen mucho que aportar al cuartel general. Por poneros un par de ejemplos: un inventor instalará ascensor en la torre, varios tenderos del mundo abrirán tiendas en la base, así como una posada, baños termales, y alguna que otra cosa que iréis descubriendo.

Aunque es bueno tener tanto donde elegir, también es verdad que se hace difícil elegir a quién llevar en combate de entre tanta posibilidad. Pero, oye, mejor que sobre que no que falte

Suikoden03

Combate

Cada personaje tiene su arma propia. Siempre la misma, pero que podemos ir mejorando con herreros. Las armaduras, en cambio, se pueden comprar e intercambiar entre ellos.

Podemos llevar hasta seis luchadores al mismo tiempo. Manejar a 108 a la vez sería complicado en un RPG por turnos xD.
Una vez dentro del combate, veremos a nuestros seis personajes repartidos en dos filas. Aquí es importante fijarse en el tipo de arma de cada uno:
– S: Corto alcance. Tienen que ir en la fila delantera, porque, si no, no pueden atacar.
– L: Largo alcance. Pueden atacar desde la fila trasera, donde estarán más protegidos.
– M: Medio alcance. Se manejan bien en cualquier posición.

Cada personaje tiene su propio inventario, y sólo podrá usar los objetos que tenga en su posesión. Son inventarios muy limitaditos, la verdad. Se llenan con demasiada facilidad, y no hay un inventario compartido ni nada, así que puede ser que tengamos que ir tirando cosas. Por suerte, podemos reclutar a un encargado de almacén, que nos permite guardar lo que no queremos llevar encima, aunque haya que hacer viajecitos a la base para ello.
Creo que todo el sistema de intercambio de objetos es un poco lioso. No por difícil, sino porque puede que sepas que un personaje tiene algo que te viene bien, pero no recuerdes quién. Tendrías que estar quitando a gente del grupo y metiendo a los de la reserva para comprobar lo que llevan encima. No está muy depurado en este aspecto. Ganaría mucho pudiendo intercambiar objetos con los suplentes.

Volviendo al tema: los personajes también pueden usar runas, que otorgan diversos estados y nos permiten usar magia. Algunos de ellos traen su propia runa incorporada (por ejemplo: la Falcon Rune de Valeria), mientras que a la mayoría podemos elegir cuál ponerles.

Una cosa que me ha gustado mucho es la posibilidad de poner “ataque automático”. Las acciones se eligen al principio del turno; no hay turnos individuales. Si queremos elegir otra opción, mejor hacerlo manual, pero, si queremos que los seis ataquen, es un poco coñazo seleccionando atacar y el objetivo en todos ellos. Para eso está el auto. Eso sí: atacan un poco a lo loco, en vez de concentrarse en uno antes de pasar al siguiente.
Por cierto, otra cosa muy buena de Suikoden es que varios personajes pueden atacar al mismo tiempo, sin tener que esperar a que uno termine de atacar para que el siguiente se lance a hacer lo mismo.

Otra cosa que me ha gustado mucho es la facilidad con que suben de nivel los personajes de nivel bajo. Porque, si no, sería imposible llevar a todos compensados. Aunque también hay que decir que hay un pequeño error a la hora de subir niveles, y es posible que uno que tiene menos nivel que otro, le acabe adelantando pese a que hayan participado exactamente en los mismos combates. Pero bueno, no es un error del que me vaya a quejar…

Suikoden04

Otros tipos de combate

Sí: Suikoden no es sólo RPG por turnos. Tiene otros dos tipos de combate, aunque sólo en momentos puntuales de la historia.

El primero de estos modos de combate es el “piedra, papel, tijera”. No se llama así, pero para entendernos. Tir luchará contra un oponente, y deberemos elegir entre “atacar”, “defender”, o hacer “ataque especial”. Cada uno de ellos vence a otro, lo cuál irá bajando la barra de vida del que salga perdiendo (o de ambos en caso de empate). Cuando uno llega a cero, pierde.
La gracia está en que no es aleatorio. Tenemos que guiarnos por las frases de nuestro rival. Por ejemplo, si nos habla con mucha ira, seguramente va a hacer su ataque especial. Ya es cosa nuestra adivinarlo para actuar en consecuencia.

El otro modo de juego también tiene parte de “piedra, papel, tijera”, pero con más variables. Para empezar, no se trata de uno contra uno, sino de miles contra miles. Un ejército contra otro. En cada turno, tenemos que elegir el modo de ataque. Ataque cuerpo a cuerpo, ataque con arcos, o magia. Igual que antes: cuerpo gana a arqueros, arqueros a magia, y magia a cuerpo.
Pero, como digo, en este modo entran en juego más cosas. Para empezar, además de elegir el tipo de ataque, tenemos que elegir quién comanda la ofensiva. Por ejemplo, si elegimos magia, nos saldrá una lista con todos los magos que hayamos reclutado. Puede ser uno solo, o ser tres a la vez (no podemos elegirlo, se agrupan entre ellos). No todos tienen la misma efectividad, y hay que elegir bien, pues, el que elijamos, no podrá volver a participar en un ataque.
Además, podemos usar a otros personajes para cosas secundarias: mandar a un ladrón a tratar de averiguar su próximo movimiento, aumentar el ataque con ayuda del estratega, pedir a los mercaderes que sobornen a los enemigos para que se cambien de bando, etc.

Los tres tipos de combate me han gustado. Tampoco es que sean una maravilla, pero son divertidos.

Dejo una cosa para el final, que afecta sobre todo al modo de “ejército contra ejército”, y que es muy importante: algunos de nuestros personajes pueden morir para siempre. Si no los usamos correctamente y se ven superados en combate, pueden ser asesinados por el ejército rival, imposibilitándonos el conseguir los 108 (algo que tiene mucha importancia). Si esto pasa, es tan malo como perder: recomiendo cargar partida.
Lo mismo ocurre en uno de los combates “uno contra uno”, donde un personaje muy importante puede perder la vida. Mucho cuidado.

Suikoden05

Detalles buenos y malos

Suikoden tiene muchas cosas que creo necesario mencionar. Cosas que me han llamado la atención, por lo que he decidido crear este apartado para hablar de ellas.

Ya os he dicho que, al reclutar gente, nuestra base progresa, se van creando nuevas habitaciones, tiendas, etcétera. Pero hay dos reclutas a las que nunca estaré suficientemente agradecido: una chica que te permite teletransportarte a cualquier lugar del mundo, y una anciana que permite volver a la base desde cualquier lugar del mapa. ¡La de tiempo que te ahorran!
En Suikoden hay muchas ciudades (muy pequeñas, eso sí), así que su ayuda es fundamental. Sobre todo si estamos buscando nuevos reclutas de un lado para otro.

También estoy encantado con ver que han sabido salirse de esa costumbre de los RPG por turnos, de meter jefes cada dos por tres. Hay varios, y alguno no pinta absolutamente nada, pero son muchos menos que en la mayoría de juegos del género.

Como ya os he dicho muchas cosas buenas, toca hablar de las malas. Y también hay varias:
– La toma de decisiones es estúpida, metiéndonos en ocasiones al típico bucle interminable que espera que elijas una opción. ¿Para qué me dais otra opción entonces?
– Como excepción a lo que dije más arriba: hay un personaje que estropea todo. ¿Adivináis quién? Pues Tir, que es mudo. En un juego donde se da tanta importancia a los personajes, nos encontramos con que el más importante de ellos no habla, y, a pesar de ello, se convierte en centro de atención de todos los demás. Lo típico, vaya. Protagonista jode-historias.
– No se puede correr. Hay que ir andando a todas partes, algo que resulta molesto en ocasiones. La única forma de ir corriendo es equipando una runa determinada… lo cuál impide que ese personaje pueda usar otra runa más útil para combates. No me parece buena idea.
– El juego tiene cierto aspecto cutre por cosas no demasiado bien pulidas. No errores, sino elementos a los que han dedicado poca atención. Los menús, por ejemplo. O lo que dije antes del lío de cambiar equipo a tanta gente. O que, al cambiar de mapa, Tir aparezca mirando hacia el lado que no es. Y cosas más importantes, como que un NPC nos bloquee el paso y tarde en quitarse del medio.
– En varias ocasiones, antes de un combate, llega otro personaje y nos pide participar en él. Como llevamos seis, tenemos que quitar a uno del grupo para que él pueda participar. El problema llega cuando descubrimos que el nuevo personaje se coloca en la fila de atrás… y es de rango S (es decir, de corto alcance). Por si no queda claro, eso significa que nos han obligado a meter un personaje que no va a poder actuar en el combate. Sería tan fácil como dejarnos cambiar la formación antes… pero volvemos al punto anterior.
– Falta explicación de algunas cosas, como del modo “ejército vs ejército”, que tienes que averiguar tú (pudiendo morir mientras tanto).
– Los puntos de guardado me parecen, en general, mal colocados. Me ha tocado repetir combates contra jefes que había superado, o mazmorras enteras.

Suikoden06

Conclusiones

Suikoden es un gran RPG, y el motivo está claro: el sistema de formar un ejército engancha. Que haya tantísimos personajes aporta variedad, y reclutarlos me resulta un reto interesante. Ver cómo se va poblando la base es una gozada.

Aunque la historia pueda ser demasiado tópica, su desarrollo se mantiene interesante, en gran parte por lo comentado en el párrafo anterior. Tantos personajes aportando su granito de arena…
Pero, también es verdad, esto tiene su parte negativa: el que mucho abarca, poco aprieta. No se profundiza mucho en ninguno de ellos (en algunos se intenta, pero no más de un par de escenas, por falta de tiempo, lógicamente). Pero no hay que verlo como algo malo: Suikoden es así, y le sienta bien. Con tan poco, consigue que varios personajes te caigan bien, y eso es un hecho innegable.

Los tres tipos de combate no dejan de ser entretenidos. Quizá del modo normal, el de por turnos, cambiaría el hecho de que en algunos momentos hay demasiados combates. No te dejan ni dar tres pasos entre un combate y el siguiente. Si no fuera por eso, no tendría ninguna queja.

¿Mejorar cosas? Se podría, y mucho, claro que sí. Pero es que Suikoden funciona perfecto tal y como es. Entonces, no me voy a quejar de ello. Como mucho, de la música, que, en mi opinión, pese a contar con algunos temas buenos, es muy normalita.

No recuerdo lo que Suikoden me hizo sentir en su día. Me hizo jugar a Suikoden II, así que mala impresión no me dejaría. Pero os voy a hablar de lo que me ha parecido hoy, en 2015: un juego muy entretenido, que me ha divertido de principio a fin, al que es imposible no coger cariño pese a sus defectos.

Lo mejor:
– Ver cómo se llena la base, mientras reclutamos hasta a 108 personajes distintos, todos ellos con personalidad propia. El inicio de la “marca Suikoden“.
– Combates por turnos entretenidos, y otros dos modos de lucha que aportan variedad.
– Su desarrollo es interesante gracias a la diversidad de personajes. Es como vivir muchas sub-historias.
– Sistema de subida de niveles perfecto para evitar que nadie se quede atrás.
– Pocos bosses. Sí, me parece de lo mejor del juego.

Lo peor:
– No podemos hacer la vista gorda ante lo evidente: la historia es muy simple, rozando lo infantil, y los personajes son planos y están poco desarrollados.
– El protagonista no habla, y se nota mucho. En las escenas más emotivas se mantiene totalmente al margen.
– Toma de decisiones estúpida.
– Los menús están muy poco trabajados. Cosas como el intercambio de personajes, o ver el equipo que tienen, se hace muy pesado.

(Versión analizada: PlayStation Vita)

7 comments to Análisis: Suikoden

  • Shura

    Totalmente de acuerdo con todo el análisis, incluyendo los puntos negativos, que sí, el juego me encanta y lo jugaría de nuevo (quizás lo haga en breve) pero cuesta pasarlos por alto, especialmente el del prota mudo, creo que no hay un juego más perjudicado por su protagonista mudo que éste (bueno sí, Suikoden II), joder, que el resto de personajes te hablan como si fueras un carismático líder militar y el maldito mesías y tu personaje dice poco más que “si”, “no” o mi preferida “…” (y encima te lo ponen como “toma de decisión”)
    Cada vez que se habla de lo terrible que es tener un protagonista mudo, son éste juego y su secuela los primeros que me vienen a la cabeza.
    Otro detalle molesto, quizás no tanto de éste como del segundo, donde sí que es verdaderamente sangrante es el hecho de que haya un final “bueno” y uno “malo”, no me importa tanto cuando son juegos cortos o dependen de elecciones relativamente intuitivas, pero en otros los requisitos son demasiado estrictos, no puedes dejarte un detalle o directamente tienes que ser un maldito adivino cofcofValkyrieProfilecofcof, como te descuides te sale el final soso normal y eso molesta mucho cuando has echado más de 40 horas en un juego, te deja mal sabor de boca.
    Aunque estoy de acuerdo con lo molesto de los menús y las batallas con los ejercitos (que más de una vez tuve que repetir), no recuerdo haber tenido ningún problema con los puntos de guardado o la formación del equipo (aunque esto puede que haya sido sólo suerte)
    Pregunta: Sólo he jugado a los dos primeros ¿son recomendables los siguientes?

  • Gold-St

    El problema que tiene es que ha envejecido un poco mal.

    No me refiero a nivel gráfico que a día de hoy sigue siendo muy competente (especialmente contra la pandilla de indies cutres que se venden como maravillas), sino a nivel “logístico”.

    Lo que comenta Chris, de los menus, el no poder correr, los puntos de guardado de su padre y de su madre…

    Pero igual bastante recomendable.

  • Shura

    Venía a decir que iban a poner Suikoden III en la PS3, pero veo que ya lo has puesto en twitter
    Qué casualidad, a la semana del análisis y conmigo a punto de meter el primero en la PSP, oye, podrías reseñar el Xenogears o algún Tales of, aver si cuela XD

    • Es un notición! :D

      Nunca había llegado a Europa de forma oficial, y es el único de la saga principal al que no he jugado. Pero antes analizaré el 2.

      Sobre Tales, espera al lunes…

  • Rejímenez

    Hombre la historia para ser del año 1995 está bastante bien, de esta época el final fantasy 4 el 6 (el 5 es una castaña)el star ocean el terranigma y sobretido el tactics ogre son mejores que este, el ilusion of time tales of phatasia, romance saga 3 andarán a la par, que por cierto los combates de ejércitos de ambos son muy parecidos ejem ejem,
    Crono Triger también ahí ahí que la historia siendo emocionante está contada de una manera sencilla y con la penuria del protagonista mudo cosa que corrigieron en la segunda parte y también darle oscuridad al guión.
    El primer persona no se si es del año 95 también con lo que habría que rescatarlo.

    El segundo suikoden mejora mucho en este aspecto y el tercero es el culmen argumental de la saga quitando el lastre de los protagonistas mudos, el 4 es insufrible y el 5 intenta recuperar la esencia de los 2 primeros pero para ese tiempo (2006) yo esperaba algo más elaborado.

    Ovbiamente solo he tenido en cuenta los juegos orientales no los de corte occidental.

    • Teniendo en cuenta que opino igual que tú en los cuatro Suikoden que he jugado, tengo muchísimas esperanzas en que Suikoden 3 me guste tanto como el 2 (me conformo con eso). Espero jugarlo en los próximos meses.

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: