Análisis: Stories: The Path of Destinies

El zorro Reynard es un personaje reiterativo en fábulas europeas antiguas. No es que tenga nada que ver con Stories, pero que su protagonista sea un zorro humanoide llamado Reynardo representa perfectamente lo que es este juego: una mezcla de muchas ideas distintas, utilizadas a su manera.

Historia

Reynardo se ve involucrado en una guerra entre los cuervos y demás animales humanoides. Una guerra en la que, en principio, se alistará en el bando defensor, intentando acabar con el ejército de cuervos.

Digo “en principio” porque lo que haga Reynardo, aunque el objetivo de acabar con los cuervos siempre esté ahí, puede variar de una partida a otra. Depende de nuestras decisiciones. Y nuestras decisiones dependen de las partidas anteriores.

¿Lioso? Vamos a explicarlo bien…

El libro

El juego se inicia con Reynardo protegiendo a un niño, quien, por desgracia, muere bajo el rayo de un monstruo enemigo.
El niño poseía un libro, que va a parar a las manos de Reynardo. Y a partir de ahí se inicia un ciclo aparentemente interminable.

Desde el primer momento tenemos que tomar decisiones. ¿Cuál es la mejor forma de afrontar la guerra? ¿Ayudar a un amigo prisionero o buscar un arma milenaria? Cada decisión nos lleva a una fase que, al terminarla, nos ofrece nuevas decisiones, ramificando el avance de la historia, y llegando a un total de 24 finales distintos.

Estos finales no son buenos… ni son finales. Al llegar a esos puntos, el libro se abrirá y volverá al “inicio”, que coincide con el momento en que Reynardo se hizo con él. Y, con ello, la historia vuelve a empezar.

¿Cómo salir de este bucle infinito? Con las Verdades. Porque Reynardo, al volver al pasado, mantendrá sus recuerdos. Y eso incluye las Verdades; conocimiento importante a la hora de elegir una decisión u otra, y que, antes que eso, cambia las decisiones que podemos tomar, o añade nuevas.

Así pues, todo el (cortísimo) juego consiste en repetir las fases en busca de Verdades que nos ayuden a conseguir el final bueno. Para algunos, teniendo que pasar antes por 24 finales. A mí me bastó con el mínimo: 4 falsos (con 4 Verdades), y el bueno. Fácil y rápido.

La propuesta me parece muy buena, aunque, insisto, no original. Lo malo que tiene es que está desarrollado de la forma más simple posible. Una historia cortísima y sin profundidad. Se puede alcanzar un final en media hora. El más largo, yendo muy despacio, nunca alcanza la hora de juego. Y a partir de ahí casi todo es repetir.

Jugabilidad

Reynardo lucha usando una espada y un gancho, que también puede usar para superar plataformas. No destaca en ninguna de sus dos facetas: los combates son machacabotones, y el plataformeo es testimonial.

En verdad no tiene una espada, sino cuatro, cada una con distintas habilidades (curarse, quemar enemigos, congelar y aumentar velocidad). En los combates siempre he usado la primera, porque sólo he usado la habilidad de curarme. No hay jefes ni situaciones que requieran otra cosa.
Para lo que sí conviene usar todas las espadas es para abrir las puertas repartidas por los niveles, que se abren utilizando las espadas como llave, y que esconden materiales para mejorarlas, textos secretos, y gemas para aumentar distintos parámetros.

La dificultad de Stories es casi inexistente. Desde la segunda partida, cuando ya hemos aprendido a jugar, podemos superar todo corriendo como locos. El único motivo de no hacerlo es buscar cofres para crear y mejorar espadas, o gemas. Algo que, en verdad, no hace ninguna falta, pero es que si no hacemos esto el juego puede durar 3 horas…

Conclusiones

Por muy bien que suene el planteamiento, hay que saber cómo y dónde usarlo. Aquí, en vez de mejorar, o de ayudar a hacer algo grande, consigue todo lo contrario. Repetir los mismos cinco escenarios es pesado, incluso siendo un juego que se supera en pocas horas.

Jugablemente no está mal, pero tampoco está bien. Hay juegos mucho más antiguos muchísimo mejor hechos, ya no sólo por los múltiples bugs, sino por todo en general. Tiene dificultad para niños de 4 años, plataformeo falso, y acción machacabotones.

Si no se lleva un Bom es por el sentido del humor, y porque reconozco que me ha divertido, pese a tener tantas cosas malas.

Los bugs que tiene son graves. Desde caídas al infinito, hasta escenarios que NO SALEN. Me tocó atravesar una zona invisible. Lo conseguí avanzando como zorro sin cabeza, aunque fue una ayuda haber tenido que pasarla antes… otras tres veces.

En cuantro a la traducción, sólo diré que, si tiene secuela, espero que la haga alguien que haya ido al colegio.

Lo mejor:
– Propuesta interesante.
– Humor.

Lo peor:
– Muy desaprovechado. Todo es lo más simple posible.
– Corto y repetitivo.
– Traducción.
– Bugs.

(Versión analizada: PlayStation 4)

2 comments to Análisis: Stories: The Path of Destinies

  • Pepkatran

    Vaya si no es original. Al principio casi todo lo que contabas lo estaba recordando en Radiant Historia. Que no sé si lo has jugado, pero yo te lo recomiendo. A mí me pareció uno de los mejores rpg de nintendo ds, aunque eso no sea decir mucho. No es un juegazo, cierto, pero jugablemente es diferente y entretenido. Rol por turnos con un minitablero que le da un toque extra de estrategia, historia y personajes normalitos pero cumplidores por norma general, y música… la música es sin duda lo que me hizo rejugarlo. Algunos temas me parecen a la altura de lo mejor que ha parido uematsu.
    … Vaya offtopic acabo de hacer a lo tonto…

    • Tranquilo, el offtopic no existe en Makō Sedai.

      No debes de ser el primero que me ha recomendado Radiant Historia, porque no solo lo tengo en mi lista de pendientes… sino que lo tengo descargado desde 2013 xD.

      Algún día……

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: