Análisis: Sniper Elite III

SniperEliteIII1

Desde que tengo uso de razón (hace un par de años), lo que más me ha gustado siempre, en los juegos de acción, ha sido la labor de francotirador. Coger un fusil, ponerme en un sitio relativamente tranquilo, buscar víctimas y eliminarlas sin que sepan de dónde vienen los tiros.

Un juego como Sniper Elite tenía todo para gustarme, pero las críticas que he visto no eran demasiado buenas… y me ha bastado con jugar unos pocos minutos para darme cuenta de por qué. A ver si lo adivináis; os cuento de qué va mientras tanto.

Afrika Korps

“El Deutsches Afrikakorps (DAK) fue una fuerza militar alemana enviada al norte de África en 1941 como respaldo de las tropas italianas que estaban siendo derrotadas por los británicos durante la Segunda Guerra Mundial.” – Wikipedia.

El juego nos sitúa en 1942. Karl Fairburne es un francotirador que trabaja para el servicio de inteligencia de Estados Unidos. Su misión es buscar en África al comandante nazi Franz Vahlen, desbaratar sus planes (que no os digo cuáles son, pero que recuerdan a otros dos juegos muy famosos) y tratar de acabar con él.

Una vez puestos en situación, que es la única función de uno de esos argumentos de shooter que caben en un post-it, llega lo bueno.

Que nadie piense que estamos ante una especie de Call of Duty. Para empezar, es en tercera persona (excepto cuando apuntamos con el rifle). Sniper Elite se parece más a Metal Gear Solid que a un shooter convencional. La prueba es que el sigilo es imprescindible. Todas las misiones consisten en infiltrarnos en un lugar determinado. Los mapas son enormes y están abiertos desde el principio. Es decir, que podemos ir adonde queramos (en teoría), no avanzando como si fuéramos sobre raíles. En esto me recuerda a Commandos. Otra gran referencia.

Tampoco penséis que tenemos sólo el rifle de francotirador. Fairburne lleva pistola, subfusil, dinamita, granadas… Parece todo igual que un shooter, ¿no? Pero no.

SniperEliteIII2

Jugabilidad

Si queremos, podemos empezar las misiones usando el subfusil o un revólver. Sin embargo, pronto nos daremos cuenta de que es mala idea. El juego no nos obliga a usar el rifle, sino que nos lo sugiere con una jugabilidad perfecta para un juego de este tipo. Vamos por partes:

Hay que estar pendientes de dos cuestiones: el ruido y el nivel de alerta. De esto último no hay mucho que contar: los enemigos están calmados por defecto, en “precaución” si han escuchado un disparo o encontrado un cadáver, y en “alerta” si nos han visto (no se llaman así los estados, pero pa’ entendernos). En el primer caso hacen su ruta normal; en el segundo se protegen, poniéndose a la defensiva, pues saben que pasa algo pero no dónde estamos; en “alerta” vienen a por nosotros. Si pasa un tiempo y no nos encuentran (estando en “precaución” o “alerta”), vuelven al modo tranquilo.

Lo mejor viene ahora. Los alemanes, al escuchar un disparo, se ponen en “precaución”. Saben que hay un disparo, pero no saben de dónde ha venido, porque estaban a sus cosas, sin prestar demasiada atención. Si volvemos a disparar desde el mismo lugar, entonces ya sí: empieza el modo “búsqueda”, que vendría a ser un modo “precaución” avanzado. Saben dónde estamos, pero no nos han visto aún, así que puede que no sea demasiado tarde para salir corriendo.
Es entonces cuando entra en juego lo que se llama “reubicación”. Es decir, cambiar de lugar de disparo. Cuando hayamos hecho el primer disparo, saldrá una distancia en el radar (por ejemplo: 30 metros). Es la distancia que tenemos que recorrer (en línea recta, claro, si no pues es más) para salir del lugar en el que los enemigos sospechan que estamos. En caso de “búsqueda” o “alerta”, la distancia será mayor, obviamente. Si estamos en “precaución”, basta con desplazarse un poco para realizar el segundo disparo. Después podemos volver al primer punto. Eso los dejará totalmente desorientados, sin saber para dónde mirar.
Lo que hay que hacer, si queremos jugar bien, es: disparar y movernos, disparar y movernos… Así continuamente.

Habrá a quien le dé pereza. “Yo quiero salir y liarme a tiros”. Y ése es el motivo de las críticas negativas, claro. Gente que va a la guerra a correr y saltar. En el caso de Sniper Elite, si los enemigos te localizan y no huyes… estás perdido. Con el subfusil y la pistola puedes salir de un aprieto, pero, como te rodeen, no hay nada que hacer. Para ganar hay que jugar bien.

De todas formas, lo de la reubicación me parece una muy buena idea mal implementada. Entiendo que tengas que disparar desde otro sitio para confundir a los enemigos… pero, lo que no debería ocurrir, es que si te alejas de la zona ya desaparezca el círculo de sospecha. Disparas, te alejas, regresas, disparas, te alejas, regresas… Veinte disparos desde el mismo punto exacto sin que te localicen.

SniperEliteIII3

Cazando en silencio

Aún quedan muchas cosas por explicar. En realidad no todo es “disparar y moverse”. Hay dos excepciones que usaremos todo el rato.

Como ya os dije, tenemos que infiltrarnos. Es decir, que eso requiere a veces combate a corta distancia. Aquí entran en juego la visibilidad, la pistola con silenciador y el cuchillo.
Si nos acercamos sigilosamente a alguien podemos acuchillarle, ahorrando balas. Si no podemos acercarnos, ahí está la pistola con silenciador… ¡pero ojo! Tiene muy pocas balas. Nada de tirotear sin sentido. Esconder el cadáver podría ser buena idea, aunque yo normalmente no lo hago, porque lo importante es que no te vean a ti. El modo “precaución” dura muy poco.
Para colarnos entre las líneas enemigas no basta con tener cuidado de ir agachados o tumbados. El nivel de visibilidad se ve afectado por otras cosas. Si es de noche se nos verá menos que de día, al igual que si nos escondemos entre las sombras o matorrales. Cosas obvias, y que aquí funcionan bastante bien.

¿Que no te gusta el sigilo? ¿Quieres disparar pero sin estar cambiando de posición cada 5 segundos? Pues también se puede. ¿Cómo? Aprovechando el ruido exterior. Dicho de otra forma: los sonidos fuertes ocultan el ruido de los disparos. Por ejemplo, en una zona que está siendo sobrevolada por aviones. En el momento exacto en que el avión pasa por encima de nuestras cabezas (pongamos 2-3 segundos), aparece un indicador de sonido fuerte. Si disparamos justo en ese momento, los enemigos no nos escucharán. Lo mismo con explosiones, ruidos de maquinaria (que podemos activar nosotros con este propósito)… e incluso con truenos, si hay tormenta.

Para aprovechar esto es importante tener paciencia y disparar en el momento exacto. Puede ayudar, entre que pasa un avión y el siguiente (por ejemplo), utilizar los prismáticos. Con ellos podemos “marcar” a enemigos, que pasarán a ser visibles aunque no los tengamos realmente a la vista. También es importante a corta distancia. Si los perdemos de vista puede que nos aparezcan por la espalda, ya que tienen rutas variables…

Por si todo esto fuera poco, también debemos tener en cuenta las pulsaciones por minuto, que influyen en la precisión. Aumentan ante el cansancio (es decir, si corremos), pero disminuye rápidamente estando en calma. Como francotirador, es importante tener las pulsaciones controladas antes de apuntar, y aguantar la respiración antes del disparo para terminar de estabilizar la mirilla. También hay que tener en cuenta el nivel de realismo que hayamos puesto en las opciones. A más realismo, más variaciones en el trayecto de la bala. Lo normal es que no vaya recta, sino que caiga ligeramente por la gravedad…
Yo he jugado en el modo normal (“Tirador”), y te indica con un punto rojo el lugar en el que va a impactar la bala, ya teniendo en cuenta la distancia y demás, así que es fácil.

SniperEliteIII4

Modos de juego

La Campaña no es lo único que tiene Sniper Elite. Por suerte, ya que es muy corta…

También podemos jugar a Supervivencia, que consiste en acabar con oleadas de enemigos. La verdad es que esto va totalmente contra el espíritu del juego. Parece un modo de shooter convencional, cosa que no es.

La parte interesante de la no-historia es el cooperativo. Porque cualquier juego de este tipo en cooperativo se hace más entretenido, ¿no?
Hay dos opciones:
– Tenemos el mismo modo de antes pero en coop. Sigue pareciéndome poco apropiado en un juego así, pero bueno, siendo opcional nunca sobra.
– También hay un modo llamado Vigilancia, en el que uno de los dos será el francotirador, y el otro “agente”. El agente debe avanzar, marcando enemigos y abriendo cerraduras, mientras que el francotirador le proporciona cobertura desde lejos.

La parte lamentable de todo esto es que sólo es cooperativo online. Nada de jugar dos jugadores en la misma videoconsola. Para algunas cosas retrocedemos en el tiempo.

Por último tenemos el multijugador online de hasta 12 jugadores, con partidas por equipos, todos contra todos, etcétera. Lo normal. El único tipo de partida que ofrece algo de originalidad es uno en el que cada bando permanece en un extremo del mapa, siendo imposible juntarse. Es decir, francotirador 100%. Sólo por esto ya merece la pena el multijugador. Es una pasada, la tensión que se vive siendo sniper… Vamos, lo sé por otros juegos, pero aquí tienes la certeza de que no te van a matar de un cuchillazo, y de que hay otros 6 francotiradores buscando tu cabeza.

SniperEliteIII5

Conclusiones

Jugablemente, Sniper Elite cumple su objetivo de forma impecable. No tiene esa espectacularidad de los Call of Duty o Uncharted, pero está bien así. De hecho, como es un juego donde lo que importa es la calma, los pequeños momentos más animados que posee son lo que menos me ha gustado del juego. Por poner un ejemplo: luchar contra un tanque. El primero puede tener un pase, pero a partir del segundo ya sobra. O la fase en la que tenemos que disparar desde lejos a discreción. No es que aburran, sino que ahí se vuelve un “shooter normal”, dando de lado su estupendo modo de juego normal. Que será todo el rato igual, pero no cansa. Al menos para los que gustan de manejar francotiradores, como es mi caso.

Su sistema de ruido y visibilidad me ha parecido genial. Hace que tenga sentido ir con cuidado y pensar qué hacer, como sería de esperar en una guerra de verdad. He disfrutado tanto jugando que incluso las misiones que he tardado dos horas se me han pasado volando.

Alguna pega más le tengo que poner: la IA enemiga tiene momentos de estupidez, y una facilidad pasmosa para olvidar que han asesinado a sus compañeros.
Tampoco me ha gustado encontrarme con algún bug gráfico ocasional, como un muro que desaparecía. El sol lo han puesto demasiado fuerte y quizá ciegue en exceso. Pero bueno, es África, no he estado así que no opino. lol

Por último, añadir que tiene doblaje al castellano. Muy buen actor protagonista para un juego que ofrece tan poco a nivel argumental.

Lo mejor:
– Es todo lo que debería ser un juego de francotirador y sigilo.
– ¡Enemigos que no son adivinos!

Lo peor:
– IA mejorable.
– El Modo Campaña puede resultar demasiado simple y corto, sumado a que los extras no son muy llamativos…

(Versión analizada: PlayStation 3)

1 comment to Análisis: Sniper Elite III

  • maquinangel

    Suena muy bien, lo voy a jugar en PC. También me gusta mucho esa sensación de ser francotirador, en Rainbow Six me gustaba hacerlo así, pero no resultaba conveniente, sobre todo si los malos sabían donde estaba :(

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: