Análisis: Sniper Elite 4

Conocí la saga Sniper Elite en su tercera entrega, y reconozco que fue todo un flechazo. Lo tenían fácil conmigo, amante de los fusiles de francotirador y del sigilo bien implementado.

Sniper Elite 4 (no les gustaba el “IV”) es básicamente lo mismo, así que ya imaginaréis cuál es mi opinión sobre él…

Historia

De vuelta a 1943, durante la Segunda Guerra Mundial, nos encontramos con que Alemania está a punto de declinar la balanza a su favor con una nueva arma: un misil teledirigido capaz de hundir toda la flota enemiga sin tener que sacrificar barcos o soldados alemanes.

La prueba del primer misil se lleva a cabo en Italia, y resulta ser todo un éxito. Para evitar que el proyecto siga adelante, Estados Unidos manda a la isla de San Celini a uno de sus mejores hombres: Karl Fairburne, francotirador del servicio de inteligencia (OSS), recién llegado de su misión en África.

Como siempre, será una misión en solitario: entrar en territorio enemigo, cumplir el objetivo y salir de allí llamando la atención lo menos posible.

Jugabilidad

Las misiones se pueden encarar de la forma que prefiramos (francotirador desde lejos, cuerpo a cuerpo sigiloso o acción directa a media distancia), porque no deja de ser un juego de acción, pero es más importante actuar con precaución y analizar el terreno que liarse a tiros. De todas formas, no es raro que en todas las misiones se den las tres situaciones.

Las armas de las que disponemos son las mismas que en Sniper Elite III: cuchillo y pistola con silenciador como primera opción; explosivos y arma secundaria (ametralladora, escopeta, lanzamisiles) para cuando no haya más remedio. E insisto en eso, porque lo ideal sería terminar las misiones sin tener que disparar la ametralladora ni una sola vez. Nada nos lo impide, pero, sinceramente, si vais a jugar a SE4 como si fuera otro shooter, mejor no juguéis, porque es desperdiciarlo. Quiero decir: está bien tener que recurrir a la acción directa si se da el caso, pero no buscarlo desde el principio.

Por encima de todo eso, como es lógico, está el objeto más importante del juego: el fusil de francotirador. No quiero repetir todo lo que dije en SEIII, así que hago un resumen: es importante la respiración para calcular la trayectoria, así como la caída de la bala en función de la distancia (el nivel de realismo varía dependiendo de la dificultad seleccionada), e incluso las pulsaciones, que aumentan disparando o corriendo, y disminuyen estando en calma. Hay que saber cuándo disparar el fusil y cuándo esperar; se pueden aprovechar los ruidos del entorno (máquinas, aviones, etc.) para camuflar el sonido del disparo, aunque podemos encontrar munición silenciosa que hace todo mucho más fácil.

Al disparar desde tan lejos (o eso se supone, que para algo manejamos a un francotirador), que los enemigos escuchen el tiro no implica que nos hayan visto. Si somos listos y rápidos, cuando lleguen al lugar donde oyeron el ruido ya estaremos lejos de allí. Es importante reubicarse tras cada disparo siempre que nos veamos obligados a matar a alguien sin ocultar el sonido.

Vayamos a disparar desde lejos o a acercarnos sigilosamente a eliminar a los nazis, resulta imprescindible echar mano de nuestros prismáticos. Podemos marcar enemigos, ver todo lo que llevan encima, e incluso su nombre y curiosidades sobre cada uno de ellos (en qué trabajaban, cuándo se unieron al ejército, etcétera). Esto último no sirve para nada, pero me ha parecido un detalle muy curioso.

Todas las fases se basan en eso, ya que han quitado los momentos de acción obligatoria que tenía Sniper Elite III, como los combates contra tanques. Siguen habiendo tanques, pero no nos obligan a luchar contra ellos, y podemos usar el sigilo siempre. Personalmente creo que esas fases no le sentaban bien, porque le aproximaba más a ser un Call of Duty que a lo que realmente es un Sniper Elite, así que perderlas es una mejoría.

Modos de juegos

El modo historia es algo corto, aunque se hace más largo gracias a las misiones secundarias que acompañan a cada tarea principal. Lo mejor es hacer todo, no sólo por la diversión extra, sino porque de lo contrario queda la impresión de haber jugado sólo a medias.

Otra forma de alargar la duración es jugar en cooperativo online, ya que el juego permite superar todas las fases con ayuda de un segundo jugador. Además, hay dos misiones que son exclusivas de este modo.

Regresa el modo supervivencia, que consiste en sobrevivir a oleadas enemigas, y que ahora permite hasta cuatro jugadores al mismo tiempo. Sin ser nada especial, esta pequeña mejora hace que sea más divertido.

Por último tenemos el multijugador competitivo, individual o por equipos, que tan buena impresión me dejó en Sniper Elite III. Al ser un juego de francotiradores, la gente suele jugar más con cabeza y usando el sigilo. Es un alivio librarse de los conejos corriendo y saltando por todas partes.
Además de los modos habituales, hay uno que es a larga distancia de forma obligatoria. Es decir, que un equipo está a un lado del mapa, otro equipo en el lado contrario, y en medio una zona por la que no se puede pasar. Perfecto para quienes gustan de manejar francotiradores… que, al fin y al cabo, supongo que somos todos los que compramos este juego. mindblown

Conclusiones

Sniper Elite 4 es prácticamente “el mismo juego” pero con misiones nuevas y adaptado a PlayStation 4. La mejora técnica es evidente al ver la mayor amplitud de los escenarios, aunque no tanto en los personajes (ni falta que hace, la verdad).

Dicho de otra forma: es exactamente lo que esperaba de él, y, por tanto, me ha resultado muy divertido. Una pena que no sea más largo.

La IA tiene luces y sombras. Me gusta mucho que no sean adivinos, y después de descubrirte no sepan automáticamente adónde te diriges, sino que se quedan con tu “última posición”. También me parece bien diseñado cómo colaboran entre ellos, se alertan ante posibles amenazas y demás.
Por otro lado, me parece que tienen mucho que mejorar en la visión y audición de los enemigos. Y no lo digo porque sea mala, sino todo lo contrario: me parece irreal de lo buena que es. Se hace complicado ir sigiloso cuando los enemigos te ven desde zonas imposibles.

Creo que Sniper Elite 4 debería dar más facilidades para el sigilo. No basta con las herramientas; se necesita que los escenarios inviten a ello. Lo hacen en su planteamiento, por supuesto, pero a la hora de jugar te das cuenta de lo difícil que resulta seguir sus reglas. ¿Para qué avanzar despacio y pensando si lo más fácil es abrir fuego como si no hubiera mañana?

Lo mejor:
– Buena combinación de sigilo y acción.
– Escenarios muy grandes.

Lo peor:
– Demasiado corto para lo poco que innova.
– Historia sin el más mínimo interés.
– Si quieren que lo principal sea el sigilo deben pulir el comportamiento enemigo.

(Versión analizada: PlayStation 4)

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: