Análisis: Ratchet & Clank, Armados hasta los dientes

He de reconocer que los juegos “de plataformas” no son mis favoritos. Sin embargo, la demo que probé me dejó muy buen sabor de boca, por lo que me decidí a pasarme este juego de la mano del pequeño Ratchet.

¿Y quién es Ratchet?
Pues, como su nombre indica, es el protagonista del juego. Coprotagonista, debería decir. Pertenece a la raza Lombax, de aspecto semihumano, y con rasgos de… ¿zorro? Bueno, lo mejor es que lo veáis.

Su raza está prácticamente extinguida, por lo que él es el último superviviente. Al igual que sus antepasados, es muy habilidoso en mecánica. Gracias a ello, podremos manejar cualquier tipo de nave o arma para derrotar a nuestros enemigos.
Su compañero es Clank, un pequeño robot plagado de artilugios, al más puro estilo Inspector Gadget.

Aunque manejaremos a Clank en un par de ocasiones, la mayor parte del juego tomaremos el control de Ratchet. Eso en cuanto a movimiento, porque realmente usaremos a los dos a la vez.
Me explico: Ratchet llevará a Clank colgado de la espalda, por lo que aunque vayamos andando con el pequeño Lombax, podremos usar los artilugios de nuestro robótico amigo, como pueden ser las hélices que nos permiten realizar saltos mayores, o las alas, con las cuales podremos recorrer casi todo el mapa volando.


Armados hasta los dientes
Este es el subtítulo del juego, y lo es por algo. La cantidad de armas y artilugios que podemos llevar es impresionante. Lo mejor de todo es que no se limita a armas con distinta potencia y cadencia de disparo, como suele pasar en los juegos de acción, sino que son armas totalmente distintas. Podremos crear criaturas que ataquen a nuestros enemigos, provocar enjambres de monstruos, crear tornados, lanzar gelatina… además de usar pistolas, bombas, lanza-rayos… son solo unos ejemplos de la multitud de formas de exterminar a nuestros rivales de las que disponemos.

Además, tenemos acceso a varios artilugios que harán nuestros combates menos difíciles, como pueden ser trajes blindados, o el molatrón, una bola que, al lanzarla, hará que nuestros rivales (incluidos jefes finales) se pongan a bailar, momento que deberemos aprovechar para darles una buena paliza.

Todos estos objetos se compran con tornillos que iremos recogiendo por los escenarios, al derrotar a enemigos, destruir cajas, etc. Con estos tornillos también podremos mejorar las características de nuestras armas, añadiendo mayor potencia, rapidez, y otras habilidades que iréis descubriendo.


Viaje interplanetario
La variedad no solo radica en nuestro inventario, sino que también en las situaciones que viviremos. No solo nos limitaremos a luchar, sino que tendremos fases de “pulsar el botón en el momento adecuado”, otras de planear esquivando misiles hasta llegar al suelo, e incluso manejaremos una nave al estilo de… los juegos típicos de naves. Como la Nave Gumi de Kingdom Hearts, por poner un ejemplo.

Lo mismo sucede con los escenarios. No nos limitaremos a recorrer distintas zonas de un mundo, sino que iremos viajando de un planeta a otro para ir avanzando en la historia. Por lo general, los planetas son muy distintos unos de otros, desde planetas con grandes ciudades a otros totalmente deshabitados, llegando incluso a encontrar dinosaurios en uno de ellos (el más bonito, sin duda).

Aunque, como ya he dicho, haya muchos planetas que visitar, solo podremos recorrer una pequeña parte de estos. En la mayoría de estos no estaremos mucho tiempo, por lo que no tendremos tiempo de recorrerlos a fondo si seguimos la historia directamente. En cambio, tenemos la opción de seguir recorriendo todos los planetas para encontrar los tesoros ocultos e ir cumpliendo retos. Esto alarga la vida del juego, pero no es muy llamativo como para que te den ganas de ir recorriendo los mapas buscando tornillos gigantes…


Y qué pasa con la historia
Como buen juego de plataformas, la historia brilla por su ausencia. De hecho ni me había planteado hablar de la historia, porque no hay mucho que contar. Llega un extraterrestre con ansias de dominación, y nuestro objetivo es detenerle. No es un resumen, es todo lo que hay. No hay historias paralelas que compensen la simplicidad de la historia general, ni hay personajes misteriosos… vamos, que es un plataformas al uso. Al ser un juego destinado a todos los públicos, tampoco han querido complicarlo con una historia enrevesada, sino que nos quieren centrar en la acción. Lo divertido para todo el mundo al fin y al cabo.

Lo mejor, en cambio, es el gran sentido del humor del que han dotado al juego, y que en varias ocasiones nos arrancará una sonrisa al oír algunos comentarios. Tampoco es nada especialmente llamativo, pero se agradece mucho.


Un juego entretenido
Ratchet & Clank hará que se nos pasen varias horas volando, pero también es posible que lo acabemos aborreciendo, pues la variedad del principio se acaba volviendo en situaciones muy repetitivas. No podremos disfrutar de la música entre tantos sonidos de disparos y explosiones, pero acompaña bastante bien a los escenarios.

Seguramente estamos ante un juego capaz de entretener a cualquier persona, pero no llegará a convertirse en el favorito de nadie…

Por cierto, casi se me olvida: está doblado y traducido totalmente al castellano.

3 comments to Análisis: Ratchet & Clank, Armados hasta los dientes

  • Kefka

    Es como jugar a una peli de pixar

  • Noire

    Bueno.. Mientras sea entretenido… xD
    Muy buen análisis, aunque quizás te faltó las horas que se pueden echar antes de acabar el juego (o la “misión” principal) al menos yo no he visto horas XD

  • Aitor

    El juego está bastante bien pero es eso, un juego no muy largo como ps3 se está acostumbrando a ofrecernos pero que esta entretenido, tiene sus puntos de humor algunos buenos algunos no tanto xD, como de costumbre buen analisis y de acuerdo con la nota, a este paso hace los analisis de todos los juegos de ps3 xDD

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: