Análisis: Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots

MGS4GunsOfThePatriots

Hablar de las grandezas de la saga Metal Gear Solid sin contar spoilers es muy difícil, por no decir imposible. Por lo tanto, he decidido cambiar un poco el enfoque habitual de los análisis, y dedicar una parte de éste a hablar extensivamente de la trama argumental de MGS4. Pero no os preocupéis, que dividiré el análisis claramente para que no haya ninguna posibilidad de que veáis spoilers, quienes tengáis pensado jugar a la (hasta la fecha) última gran obra de Kojima.

Esta entrada está totalmente libre de spoilers de MGS4 (pero no de anteriores entregas), y, al final, podréis encontrar un link para acceder a esa otra parte.

Pero ahí no acaba la cosa, y es que desde un segundo link podréis acceder a la sección de Metal Gear Online, que, aunque viene en el mismo Blu-ray, es un juego casi totalmente independiente, y, por lo tanto, requiere de una sección aparte.

Comencemos.

Un nuevo modo de ver la guerra

Cinco años después del “Incidente de Manhattan” (MGS2), Metal Gear Solid 4 nos muestra una sociedad que ha acabado asumiendo el concepto de guerra como una parte más de la vida cotidiana.
Las PMC (Compañías Militares Privadas) ofrecen sus servicios para las guerras de todo el mundo. Podemos encontrar sus anuncios en carteles por las calles, e incluso podemos ver multitud de anuncios televisivos sobre estas compañías, como si de un anuncio de coches o supermercados se tratase.
Ésta es la base principal de MGS4, y es el concepto más importante que necesitamos conocer para entender el juego.

Tan solo hay que ver el principio, en el que se nos presenta una televisión en la que podremos ir cambiando de canales. Los anuncios y programas de televisión son del estilo que os comentaba; realmente impresionante.

El líder de las cinco mayores PMC no es otro que Liquid Snake, quien consiguió huir al final de Metal Gear Solid 2. Nuestra misión, como Solid Snake, será localizarle y acabar con él.

Tras recibir un aviso de su antiguo comandante, Roy Campbell, avisándole de que Liquid fue visto por última vez en Oriente Medio, Snake viajará hasta allí, infiltrándose entre la milicia local… y aquí será donde empiece “nuestra” misión.

Escenarios y realismo

Nunca los escenarios habían cobrado tanta importancia en la experiencia de un juego.
Ya no es cuestión solo de tener mejores o peores gráficos, sino de la vida de los escenarios. No son simples dibujos en tres dimensiones sobre los que podemos mover a nuestro personaje. Si tenemos en cuenta que el género de Metal Gear Solid es conocido como “Tactical Espionage Action”, no sería una exageración decir que los escenarios son, en realidad, el elemento más importante del juego.

Pongamos como ejemplo el primer escenario del juego: una ciudad de Oriente Medio.
Caminar por esta ciudad nos dejará con la boca abierta, y, repito, no sólo por la calidad gráfica, sino por el realismo conseguido. El viento moverá la arena y desplazará las bolsas y demás escombros. En el suelo encontraremos distintos objetos que patearemos al ir andando, como latas, botellas, etc.
La mejor forma de imaginarse cómo es el juego, para los que no lo hayan visto, es plantearse la siguiente cuestión: si tú estuvieras allí, ¿cómo imaginas que sería el entorno? Pues así es.

Gracias a estos “detalles”, Kojima y los suyos consiguen crear un grado de inmersión en el juego insuperable. Cuando vamos por las calles y casas de la ciudad, y vemos todo esto a nuestro alrededor, con unos escenarios tan amplios y con tantos caminos posibles, realmente nos hará creer que podemos hacer lo que queramos.

En fin, me podría tirar horas hablándoos de esto, pero la única manera de comprenderlo es probándolo, así que ya sabéis lo que tenéis que hacer.

El traje de Snake, Octocamo y camuflaje

Lo primero que llama la atención de Snake es su envejecimiento prematuro, producto de su nacimiento por clonación. Como es obvio, al envejecer, Snake no puede soportar de igual forma entrar en acción. Para contrarrestar esto, contamos con un traje especial que potencia los músculos del viejo David, además de darle otras ventajas, de las que hablaré a continuación.

El traje cuenta con la tecnología Octocamo, indispensable en nuestra misión de infiltración. Su principal función será la de hacernos pasar desapercibidos entre nuestros enemigos, ya que, al permanecer inmóviles sobre o junto a algo, el Octocamo visualizará el color y textura de ese objeto/suelo/muro y se volverá del mismo color.

Al igual que ocurría en Metal Gear Solid 3, tendremos un porcentaje de camuflaje que nos indicará si estamos más o menos ocultos ante la vista de los enemigos. Si nos ponemos de pie encima de la arena con el traje de negro, pues el porcentaje será negativo, y los enemigos nos verán con mucha facilidad. En cambio, al tumbarnos en ese mismo sitio, nuestro traje se volverá del mismo color de la arena y el porcentaje subirá mucho. Si nos movemos, bajará un poco, por lo que, para conseguir el mayor porcentaje de camuflaje, deberemos estar inmóviles.

Tampoco es igual estar camuflado en una zona de sol que en una con sombra. Os repito lo mismo que os dije antes: imaginaos eso en la vida real. ¿Cómo sería más difícil que nos encontraran? Pues escondiéndonos entre las sombras, en la oscuridad.
Además, tened en cuenta que, si nos ponemos en una zona con sol, los enemigos también pueden ver nuestra sombra, como lleva ocurriendo desde Metal Gear Solid 2.

Y así es continuamente: la mejor solución es actuar como actuaríamos nosotros si estuviéramos allí. Si estuviéramos allí y tuviéramos Octocamo, claro.
Obviamente, el Octocamo no será la única manera de esconderse, ya que también podremos meternos en armarios, cajas, debajo de camas, etc. Lo típico.

Hay que reconocerlo, han conseguido el juego de infiltración perfecto. Un juego donde entrar en acción es muy divertido, pero ir sigiloso más aún.

Otros accesorios

Snake tiene muchísimos accesorios, pero hay dos que destacan: Solid Eye y Mk.II.

El Solid Eye es un pequeño parche que sustituye al antiguo radar, que nos permitía ver el campo de visión enemigo. Teniendo en cuenta que la cámara actual puede ser girada en cualquier dirección, un radar con los campos de visión de los enemigos sería algo lioso, aunque haría el juego mucho más fácil.
Tenemos tres posiciones disponibles al activar el Solid Eye: con la primera y principal, detectamos la posición de los enemigos, además de darnos otros datos, como la cantidad de sonido que estamos efectuando. Me explico: al ir andando y demás, si tenemos el Solid Eye activado en este modo, podremos ver un círculo alrededor de Snake, que aumenta cuanto más ruido hagamos. No hace falta que explique que, si hacemos ruido, los enemigos nos pueden dar caza fácilmente.
Además, con el Solid Eye se nos marca la posición de objetos y demás.
La segunda posición es la de visión nocturna, con la que podemos detectar a seres vivos fácilmente (principalmente soldados enemigos), así como trampas de infrarrojos. También marca cajas de munición y demás items.
La tercera posición nos permite ver a distancias largas, como si de unos prismáticos se tratase.
Solid Eye funciona con una batería que se irá gastando con su uso, pero que se recarga progresivamente cuando no lo tenemos activado.

El Metal Gear Mk.II es un pequeño robot, creado y controlado por Otacon, aunque Snake puede manejarlo mediante un control remoto bastante curioso, con forma de sixaxis.
Está equipado con una cámara, con ruedas que le permiten avanzar rápidamente, y con un cable para interactuar con sistemas eléctricos y dar descargas eléctricas a los enemigos, dejándoles noqueados al instante.
Mk.II cuenta con un sistema de camuflaje, que le hace invisible a los ojos del enemigo, por lo que es una gran ayuda a la hora de inspeccionar el escenario, para posteriormente planear nuestra estrategia.

Esos son los dos principales gadgets de Snake, pero no los únicos: cámara, cigarrillos, e incluso un pequeño iPod con el que podremos oír música, de entre las muchísimas canciones disponibles en el juego. Unas las tenemos desbloqueadas al principio, y otras están ocultas.

Drebin y el armamento

La cantidad de armas de Metal Gear Solid 4 no deja indiferente a nadie, y es que supera con creces a lo visto en casi todos los videojuegos.
Por ejemplo, tenemos una gran cantidad de pistolas de todo tipo (normales, con dardos tranquilizantes, de balas que rebotan, e incluso ¡una pistola de luz solar!), y esto es solo un pequeñísimo porcentaje del total.
También podemos conseguir un montón de ametralladoras, fusiles de asalto, rifles de francotirador, escopetas, lanzagranadas, morteros, lanzamisiles, minas claymore, granadas (normales, chaff, de humo, aturdidoras…), revistas para distraer a los enemigos, y, cómo no, nuestro preciado cuchillo, al que se le ha añadido la opción de dar descargas eléctricas para dejar inconscientes a los enemigos.
Hay incluso un arma secreta que tiene un 30% de posibilidades de, al disparar, ¡provocar un huracán! Os lo aseguro, es alucinante.

Todas estas armas se pueden conseguir de dos formas distintas. La primera es arrebatándoselas a los enemigos, aunque en un principio no podemos usarlas.
Para entender esto, antes os tengo que explicar una cosa: los soldados de las PMC están equipados con nanomáquinas, que contienen una ID propia para cada soldado. Las armas también tendrán una ID asignada, y se bloquearán si la ID de la persona que empuña el arma no coincide con la del arma.
Entonces, ¿cómo podemos usar las armas encontradas durante el juego? Aquí es donde entra en juego Drebin.

Al poco de empezar la aventura, conoceremos a Drebin, un mercader de armas, o, como él dice, “lavandero de armas”. Tiene la habilidad de quitar la ID de las armas (de ahí lo de lavandero). Para conseguir que nos haga el favor de limpiar nuestras armas, debemos usar PD (Puntos Drebin), que conseguimos haciendo determinadas cosas durante el juego (consiguiendo armas y vendiéndoselas, cumpliendo objetivos, etcétera).
Además, y ésta es la segunda forma de conseguir armas, podemos acceder a su tienda para comprar algunas (o todas) de sus mercancías: armas, ítems, munición…

Y ahí no acaba la cosa, y es que usando Puntos Drebin también podemos comprar modificaciones para nuestro armamento. Silenciadores, mirillas, empuñaduras, linternas… son sólo unos pocos ejemplos, de los muchos accesorios que podemos comprar o encontrar. Difícilmente superable, vaya.

Las acciones de Snake

Snake siempre ha sido un tío muy hábil, y aquí no iba a ser menos. Al revés, ahora tiene mucha más variedad de acciones que antes.

Como es obvio, mantiene la capacidad de avanzar arrastrándose para que los enemigos no le descubran, y poder pasar por pasadizos estrechos. Pero ahora, y esto sí es novedoso, Snake podrá avanzar de cuclillas (de pie pero agachado, ya sabéis). De esta forma podemos ir casi igual de sigilosos que arrastrándonos, pero con la velocidad igual que si fuéramos de pie. Seguramente será la posición que más utilicemos durante el juego, y es que es realmente útil (y necesaria, grandísimo acierto).
De todos modos, no todo son ventajas, y es que, si permanecemos mucho rato en esta posición, Snake empezará a quejarse de dolor de espalda. Es más bien un detalle gracioso que algo de lo que preocuparnos, aunque sí que puede hacer que Snake se detenga cada cierto tiempo a tocarse la espalda con gesto de dolor.

Cuando vayamos arrastrándonos, tenemos dos formas de avanzar. Una es la principal, la de siempre, y la otra consiste en avanzar mucho más despacio, para evitar que baje el porcentaje de camuflaje, a cambio de desplazarnos a una velocidad desesperadamente lenta.
También podemos dar vueltas girando, para desplazarnos lateralmente, e incluso hacernos el muerto (y no creáis que los soldados son tontos por creérselo, que en el modo online os puede tocar sufrirlo alguna vez).

Otra de las habilidades que mantiene, aunque con muchísimas mejoras con respecto a Metal Gear Solid 1 (similar a lo visto en MGS3 con Big Boss), es el Close Quarter Combat, o CQC. Snake podrá agarrar al enemigo y empezar su recital de habilidades: podemos dejarle inconsciente, ahogarle, acuchillarle, inyectarle algo, usarle de rehén o escudo, o lanzarle al suelo. Además, podemos agarrarle y tumbarle en el suelo bocabajo, con nosotros encima, para poder acabar con él sin que tenga la oportunidad de alarmar a sus compañeros.

También podremos detener a los enemigos, acercándonos sigilosamente y encañonándoles con alguna de nuestras armas. Una vez que levanten las manos y se queden inmóviles, podremos hacer algo bastante interesante y nuevo: registrarles.
Pulsando el botón correspondiente, Snake comenzará a cachearle en busca de objetos, para finalmente dejarle noqueado con un golpe… especial. No os diré cómo, pero os diré que duele MUCHO sólo de imaginárselo.

Rodar, lanzarnos hacia un lado, colgarnos de los bordes, escalar, meternos en cajas, bidones, contenedores y armarios… la cantidad de habilidades de Snake es impresionante.

Para terminar este apartado, remarcar algo que ya dijo Kojima hace meses: el modo de visión normal de Metal Gear Solid 4 es en tercera persona, pero también disponemos del modo en primera persona. Lo curioso es que es tan posible no usarlo nunca como pasarnos el juego entero en este modo. Es decir, si prefieres los juegos en primera persona, pues también puedes pasártelo así. De nuevo tengo que decir que es un gran acierto, aunque, personalmente, creo que jugar así puede acabar molestando en un juego de este tipo. Pero cada uno juega como prefiera, y todos contentos.

Apartado visual y sonoro

Si hay algo que queda claro en cuanto empiezas a jugar, es que estamos ante un juego visualmente superior a todo lo visto hasta la fecha.
Cuando empezamos una nueva partida y terminan los vídeos introductorios, puede que tardemos unos segundos en reaccionar, y es que no hay bajón gráfico al pasar de cinemática a jugabilidad. Si no fuera porque aparecen los menús de armas y objetos, más de uno se quedaría un rato esperando a que Snake se moviera solo.

Como os conté antes, los escenarios están muy bien hechos, llenos de detalles. Los efectos de luz y explosiones son de lo más realista que veréis jamás en un videojuego…

La banda sonora mantiene el gran nivel de anteriores entregas. Quizá un poco por detrás, eso ya depende de cada uno. Lo más importante de la BSO, al igual que en sus predecesores, es lo bien que se adapta al juego. Del mismo modo que MGS3 tenía una música adaptada a la jungla que nos rodeaba en los escenarios, y con un ambiente de los años sesenta (época en que se desarrolla el juego), los distintos escenarios de MGS4 tendrán una música acorde a cada zona del mundo.

Y qué os voy a contar del doblaje que no sepáis ya. Que está en inglés, lo primero. Lo segundo es que tiene una calidad tan asombrosa que a muchos nos hará olvidar que está en otro idioma. David Hayter ha adaptado esa voz tan peculiar al ya viejo Snake, y lo hace pero que muy bien. Sin duda, una de las voces más únicas e inconfundibles del mundo de los videojuegos.

Aquí concluye la parte del análisis sin spoilers. Podéis acceder a la segunda parte (con spoilers) y a la sección de Metal Gear Online desde los links siguientes:
Análisis Metal Gear Solid 4 (2ª parte)
Análisis Metal Gear Online

Conclusiones

Metal Gear Solid 4 es, sin ninguna duda, el mejor juego de la actual generación. Tampoco me sorprendería que se convirtiera en el juego favorito de muchísima gente, pues tiene todos los factores necesarios para conseguirlo. Pero claro, esto no nos pilla por sorpresa, y es que los Metal Gear Solid anteriores ya eran de lo mejor que hemos probado en nuestras videoconsolas y ordenadores.

Las únicas pegas que he tenido que soportar en anteriores entregas (no mías, sino de otra gente), y que son bastante desacertadas, eran la excesiva aparición de escenas cinemáticas y el poco tiempo de juego. Pues bien, Metal Gear Solid 4 va a cerrar las bocas de todos aquellos que presagiaban otro juego del mismo corte, lo que suelen llamar una película interactiva, y es que no solo estamos ante el Metal Gear Solid más variado en cuanto a jugabilidad, sino a uno de los videojuegos, en general, más variados de la actual y anteriores generaciones (sin contar los de minijuegos, obviamente).

Como únicas pegas reales, tengo que poner la necesidad de realizar instalaciones antes de cada acto y la ausencia total de extras… sin contar Metal Gear Online, que, por otra parte, vale más que todos los extras de anteriores MGS juntos.
Y, bueno, la tristeza que sentiremos al final, aunque esto debería ponerlo como una virtud del juego. O mejor dicho, de la saga.

Una jugabilidad genial, banda sonora y doblaje espectaculares, los mejores gráficos vistos en un videojuego, una historia perfectamente contada y que no dejará de darnos sorpresas, y momentos épicos que jamás olvidaremos. Esto, y mucho más, es Metal Gear Solid 4.

14 comments to Análisis: Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots

  • Kefka

    Lo del octocamo es buenísimo, cuando juegas dices que tontos estos que no me ven, que falso. Y luego en el online te das cuenta POR QUÉ no te veían y el tonto pasas a ser tú xD

    Bueno que coincido en casi todo. Todos los que decían que graficamente era normalito se han tragado sus palabras, porque es el mejor juego gráficamente que ha salido. Y blabla, la nota está bien.

  • Acosta

    orgulloso, no le has puesto un 10

  • Jaitor

    genial analisis, a ver si me lo paso y me puedo leer la segunda parte

  • Anonymous

    Ey!!! Shock!! soy JL!! te acuerdas?? jajaja supongo que si xDDD bueno decirte que es genial el análisis, muy completo y sin dejarte detalle.
    Mis felicitaciones!!
    nos vemos!!

  • Anonymous

    El mejor juego de ésta generación. Eso ya lo dice todo. Motivos:
    – La hisoria es cojonuda, el mejor argumento hecho para un juego. Además, si no te gusta, puedes pasar los videos.
    – La jugabilidad también es genial: la variedad de modelos, alternativas y usos de las muchas armas, los complejos pero intuitivos movimientos de Snake, la diversidad de situaciones… Muy, muy buena y capacitada.
    – Genialidad gráfica, sin duda. Joder con as cinemáticas. Las hace el propio motor de la PS3.
    – El sonido es de diez, agregado también por la ausencia de CGIs. Destaca la banda sonora de Harry-Gregson Williams.
    – Variedad de escenarios: el pueblo en ruinas de oriente medio, la base selvática de sudamérica, la ciudad de europa del este, la isla de shadow moses (PUNTAZO!!!) y el nuevo Arsenal Gear, Outer Haven.

  • Ja1Me

    Menudo pedazo de spoiler que acaba de marcarse aqui el amigo anonimo… ¬¬ desvelando sobre todo como son los dos ultimos escenarios (yo me lo he pasado, pero por los que no lo han hecho)

    En fin, los pelos como escarpias al leer los 6 renglones finales de la segunda parte del analisis

    Lo que si puedo decir con total rotundidad es que la historia de MGS es la que mas me ha conmovido nunca jamas por los siglos de los siglos, amén!

  • Devil Saga

    Se confirmó que MGS 4 va a tener trofeos, Gold-St debe estar saltando en una pata de alegría xD

  • M.

    Quiero comprarme la PS3 sólo para jugar este juego… (soy fan de la saga)

    Eso está bien o mejor me espero al año 2030 y emularlo en el pc?

  • Te recomiendo que te la compres hace 5 años, y así podrías jugar también a Metal Gear Online.

  • Xelux

    Te recomiendo que no jueges, que son solo videos.

    xDDDDD

  • Podéis hacerme caso a mí, que me lo he pasado un montón de veces, o a Xelux, que ni ha jugado.

  • Xelux

    @Shock: hacedme caso a mi, que yo se lo de que hablo.
    Soy la imagen de meristation, soy prensa especializada.

  • Nicolas Flamel

    Ya le puedes quitar la pega de las instalaciones en cada acto (“resuelta” con la ultima actualización) aunque mantiene la ausencia total y ahora absoluta de extras al quitar MGO y que ni siquiera pude probar :'(, ni modo nos tendremos que conformar con el del V, mientras no lo quiten también…

    Coincido también con lo que dices en la 2a parte del análisis sobre que la historia va decepcionando un poco por lo mismo de que va cerrando los misterios de las otras entregas, quizá decepción de uno mismo mas que del juego por tener muchas cosas delante de tus narices y no darte cuenta de ello.

    Me sorprendió que no se hablara de la psique en el análisis la cual, de manera similar al octocamo, se ve afectada por diversas variables lo que a su vez provoca que el desempeño de Snake se vea disminuido (o incluso aumentado) en distintas situaciones, vamos, incluso te ponen una linea directa auxiliar para el tratamiento de desordenes de la misma, xD!

    Por ultimo, en cuanto a historia el 3 me gusto más, aunque en cuanto a jugabilidad es obvio que el 4 lo supera y con creces.

    I’ll miss you, David! 🙁

    • Pues acabo de poner una nota para informar de ambas cosas: que ni hace falta instalar, ni hay más MGO.

      De paso he arreglado el análisis entero.

      Es una pena que no hayas podido jugar al online de Metal Gear Solid 4, porque es el mejor que he visto nunca. Muy por encima de MGSV.

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.