Análisis: Los Sims 4

LosSims41

No se puede negar la revolución que supuso la primera entrega de Los Sims en la historia de los videojuegos.
Los que vivimos aquella época (con la suficiente edad como para ser conscientes de lo que estaba pasando), pudimos disfrutar de un concepto de juego totalmente distinto. No consistía en hacer nada. No había una finalidad. Lo importante era el medio. Y el medio no era otro que vivir el día a día. Algo que parecía, en teoría, bastante tonto… pero que resultó ser jodidamente adictivo.

He jugado a los tres anteriores, pero Los Sims 4 es el primero que analizo. Voy a explicar todo de cero.

Sims

El mundo jugable de Los Sims 4 está compuesto por dos barrios. Cada uno de ellos tiene varias parcelas. Algunas vacías, otras con casas construidas y familias viviendo en ellas.

Nosotros tenemos dos opciones: jugar con una de las familias que ya hay, o crear la nuestra propia (que es lo suyo). Lo de “familia” es una forma de hablar: no tienen por qué serlo. Pueden vivir bajo un mismo techo un grupo de amigos, o lo que nos dé la gana que sean (pues para algo los manejamos nosotros).

La personalización de cada uno de los Sims no se limita al aspecto físico, sino que también debemos establecer su personalidad y aspiraciones en la vida. En otro juego podría dar igual, pero aquí es lo más importante. Más adelante nos adentraremos en esto.

Una vez iniciado el juego propiamente dicho, las horas empiezan a correr. Tenemos una casa y una familia que no sabe qué hace allí. Pues bien, es nuestra decisión qué será de ellos. ¿Queremos hacer una casa más grande? ¿Queremos comprar mejores cosas? ¿Queremos que nuestros Sims triunfen en el trabajo o en el amor? ¿Dedicaremos nuestras horas a jugar videojuegos y pedir pizza por teléfono? El objetivo lo ponemos nosotros.

LosSims42

Hogar

Podemos comprar una casa ya lista para vivir, o podemos comprar un solar vacío. En ambos casos, tenemos la importantísima herramienta “Construir”. Con ella podemos, de una manera muy simple, hacer una casa con la forma que queramos. Habitaciones, cocina, baño, comedor, pisos… Todo a nuestra libre decisión, siempre y cuando dispongamos del dinero suficiente para ello.

El dinero se consigue, básicamente, trabajando. Es un “simulador de vivir”, así que era de imaginar. Tranquilos, que hay trabajo para todos. Basta con consultar las ofertas de trabajo y elegir el que más nos guste. Entonces, nuestro Sim se irá de casa en lo que dura la jornada laboral. No podemos manejarlo allí, por lo que tendremos que esperar a que vuelva, ya con el dinero en el bolsillo, pues cobran por días. Eso también significa que los días libres (fines de semana, o lo que corresponda a nuestro trabajo) no ganamos dinero.
No todo el dinero que ganemos va a ir destinado a comprar cosas más bonitas, pues hay necesidades que priorizar, como comprar comida (automáticamente desde la nevera; no hay tiendas) o pagar las facturas (desde el buzón).

Las compras, como ya digo, no se hacen yendo a tiendas. Eso sería más realista, sí, pero creo que queda bien como está. Es tan fácil como entrar a la misma herramienta “Construir” y elegir el objeto que queremos. Lo colocamos en la casa y ya podemos disfrutar de él. Lo mismo (pero en sentido contrario) para las cosas que queramos vender.

LosSims43

Emociones

Es muy importante en Los Sims 4 todo el sistema de emociones.
Nuestros Sims (y los demás) se ven afectados por lo que les pasa. Pueden estar contentos, tristes, vigorizados, coquetos, concentrados, tensos… Y no lo están porque sí, sino porque se han dado las condiciones para ello. Por ejemplo, si tenemos cubiertas sus necesidades básicas (hambre, sueño, vejiga, relaciones sociales, higiene y diversión), es muy probable que estén felices. Si leen libros, estarán concentrados. Etcétera.

El “cómo estén” afectará a todas sus acciones, y a sus relaciones con los demás. Un Sim vigorizado hará ejercicio mucho más rápido. Un Sim concentrado tendrá más posibilidades de rendir bien en su trabajo. Así con todo.

A la hora de relacionarse con otros Sims, las emociones no son lo único que importa. Sus aficiones entran en juego. Podemos elegir muchos temas de conversación, ya sean generales o propios de las aficiones y habilidades del Sim en cuestión. Si el otro Sim también comparte esas aficiones o habilidades, será mucho más fácil que se lleven bien. Relación que, por supuesto, puede acabar en algo más que una amistad… Incluso con Sims del mismo sexo, por si las dudas.

Quiero aclarar lo de “habilidades” que he dicho hace un momento. Las habilidades no podemos elegirlas al crear un Sim, sino que empiezan con nivel 0 en todo. Cada una de estas habilidades se pueden mejorar haciendo unas acciones concretas. Por ejemplo, podemos mejorar el físico corriendo o practicando con un saco de boxeo, la lógica jugando al ajedrez, la jardinería plantando flores, la cocina preparando platos… y un montón más.

LosSims44

Novedades

Desde que saliera el primer juego hasta ahora han pasado catorce años. Han tenido tiempo para mejorar muchas cosas. ¿Lo han hecho? Sí, pero…

Dejando de lado los avances gráficos obvios, y las numerosas mejoras de movimiento y utilización del espacio, puede que no se haya mejorado tanto como se esperaría en todo este tiempo.

El sistema de emociones que comenté antes es todo un acierto. Hace que estemos todo el rato entretenidos, y nuestro objetivo no sea únicamente a largo plazo, sino que tengamos que estar pendientes día a día de contentar a los Sims.

La vida no se limita a nuestra casa. Los barrios están compuestos por “calles”. Mientras no salgamos de la calle, podemos recorrer la zona, hacer footing, encontrarnos con nuestros vecinos…
También podemos ir a las demás casas (incluso de otros barrios y calles), en una especie de auto-invitación. Basta con llamar a la puerta para entrar y poder interactuar con esa familia y con sus objetos. Eso sí, no podemos manejar a los que allí vivan, del mismo modo que no podemos manejar a los invitados en el caso de que sean ellos los que están en nuestra casa.

Una enorme mejora es la multitarea. Mientras que antes teníamos que hacer una cosa cada vez (primero comer, luego ver la tele, luego hablar), ahora podemos hacer las tres a la vez. ¿Por qué no hablar con un familiar mientras comemos viendo la tele? ¿Por qué no hablar por teléfono mientras usamos el baño? Vale, esto puede no ser muy agradable, pero hay gente que lo hace…

“Espera, ¿has dicho hablar por teléfono usando el baño?” Efectivamente, porque ahora nuestros Sims tienen teléfono móvil. Un teléfono desde donde podemos hacer muchas cosas: hablar, mandar mensajes, buscar trabajo, jugar, visitar Mako Sedai, etcétera.

LosSims45

Conclusiones

Podría seguir contando cosas del juego, pero vamos a lo que importa: mi impresión general.

Hacer que me enganche tanto como al primero es imposible. Era otra época, y era la novedad. El segundo también me tuvo muchos días pegado al monitor, pero ni comparación. El tercero, por algún motivo, no me gustó. Creo que esta cuarta entrega ha sabido coger lo mejor y dejarse de líos. Cuanto más haya y más sencillo sea, mejor. Es un juego muy divertido, pero que no ofrece nada realmente nuevo. Lo que ofrece es mejor, pero la misma esencia que lo ya visto. Ahora, igual que yo soy un enfermo del fútbol y puedo dedicar 200 horas a cada nuevo Pro Evolution Soccer, todo aquel amante de Los Sims que nunca se canse del estilo de juego, creo que tiene, con la cuarta entrega, una gran excusa para seguir echando horas y horas.

¿Debería haber avanzado más la saga? En cuatro entregas creo que sí. Podría haber avanzado mucho, y sólo lo ha hecho un poco. Ese poco se agradece, pero que no nos ciegue. En catorce años la cosa debería haber ido mucho más allá, y lo que nos encontramos es que algunas incluso han retrocedido (no hay animales, ni vehículos… ni piscinas).

Después de tantísimos avances vistos en anteriores entregas, no podemos dejar de apreciar lo “vacío” que parece este juego. Vamos, no hay que tener cuatro carreras para deducir el motivo: nos quieren sablar con otras veinte expansiones. Expansiones con cosas que ya vimos en Los Sims anteriores, así que podrían haberlas incluido aquí de inicio. Habría podido ser un juego muy grande. Pero han optado por el mal camino… una vez más.

Lo mejor:
– El mejor juego de Los Sims hasta la fecha. Las novedades funcionan.

Lo peor:
– El mismo perro con distinto collar. No ha avanzado tanto como se esperaría en catorce años.
– Han dejado muchísimas cosas fuera para venderlas por separado.
– Hay comportamientos muy extraños que se podrían resolver fácilmente (como que si el dueño de una casa se va, los invitados también lo hicieran).

3 comments to Análisis: Los Sims 4

  • “9 de cada 10 personas que viven en un sótano lo recomiendan.” :P

  • ¿14 AÑOS YA? Más de una “nota” me llevé a casa por quedarme dormido en clase por culpa del Sims 1. Desconozco la cantidad de horas que me robó ese bucle infinito cargado de eventos que se repetían día tras día [pedante]. Le tengo un cierto aprecio, pero a su vez me mantengo alejado de todo lo que lleve la palabra “Sims” en su título. Es cómo cuando una persona que fuma logra desengancharse del tabaco y se mantiene alejado de él, porque sabe que si un día le da por probar un pitillo probablemente caiga de nuevo al vicio con una facilidad pasmosa. Eso, o como cuando te pegas un atracón a chocolates y acabas tan asqueado de ellos que no vuelves a acercarte a uno en mucho tiempo. De todos modos sé que saquen uno o saquen quinientos no me pierdo absolutamente nada aparte de las novedades técnicas y jugables.

    PD: Menos mal que el juego lo han hecho los modernos y democratizados norte-americanos y no los chinos yakuza-kamikaze, que son unos homófobos y sólo permiten las relaciones homosexuales mediante bugs en sus juegos. ¡Hewlett Packards!

    • Lo que te pasa a ti con Los Sims me pasa a mí con los MMORPG y los simuladores de fútbol. Debo alejarme de ellos por el bien de Mako Sedai.

      Habiendo jugado a todos los títulos anteriores, el cuarto engancha al principio pero cansa a medio-largo plazo, porque viene a ser lo mismo. Creo que puedes jugar sin miedo… xD

      Personalmente tengo que decir que dejé de jugar en el momento en que mi personaje tuvo un hijo. Ahí se me quitaron las ganas de seguir. ¿Objetivo final conseguido? ¿Simple casualidad? ¿Mensaje encubierto?

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: