Análisis: Laser Disco Defenders

Laser Disco Defenders puede ser el juego más corto al que he jugado en mucho tiempo, y, sin embargo, el esfuerzo que he tenido que hacer para soportarlo entero no ha sido nimio precisamente…

Si os apetece saber más de esta máquina de tortura, y así evitar sufrirlo en vuestras carnes, seguid leyendo.
Si no… entrad aquí y comprad una de mis novelas. lol

Vamos a la disco

La historia va sobre un tío que roba algo, o yo qué sé, este juego me ha dejado tan mareado que ni me acuerdo.

El caso es que tenemos que ir a recuperarlo, y para ello debemos elegir a uno de los cuatro “astronautas” disponibles: Baker, Tommy, Donna o Liz. Aunque portan trajes espaciales y pueden flotar en el aire, tienen más aspecto de ir a bailar a la discoteca, pero bueno, ésa es la gracia del juego (por buscarle una).

La diferencia entre ellos se basa en dos aspectos: vida y velocidad. Baker tiene 4 puntos de vida pero es lentísimo. Liz tiene 1 punto de vida pero es una flecha. Y los otros dos pues ya lo supondréis.

Es gracioso porque empecé manejando a Baker, creyendo que la vida sería lo más importante, y después de muchos fracasos me pedí a Donna y llegué al final a la primera. Me lo pasé a la segunda.

Láseres por todos lados

Es un juego de acción en 2D, con protas que saben volar, así que podemos movernos en cualquier dirección. Tenemos una pistola de rayos para luchar contra los enemigos y destruir los objetos que pueden dañarnos si los tocamos.

Contado así, puede parecer un juego de acción de lo más normal. Algo aparentemente sencillo. Pues no sé cómo se las han apañado, que de una idea tan básica y tan fácil… han creado EL HORROR.

Los personajes son muy pequeños, el movimiento no funciona todo lo bien que debería, y la cámara pega unas sacudidas ante las que es difícil no acabar mareado.

La dificultad es muy alta normalmente, aunque, en realidad, depende mucho de la suerte. Para entender esto hay que comprender cómo funciona el juego: tanto el prota como la mayoría de enemigos disparan rayos láser, que, a diferencia de lo habitual, no desaparecen del escenario, sino que se quedan rebotando eternamente. Esto suele convertir todos los escenarios en un caos, pero también se puede utilizar para nuestro beneficio de una forma muy curiosa que he utilizado en varios escenarios: lanzas muchísimos rayos en el inicio de una fase y te quedas quieto esperando a que reboten, reboten… y maten a todos. Porque como la fase se acaba estemos donde estemos en el momento en que muere el último…

Conclusiones

El planteamiento puede ser algo original, pero todo su desarrollo es malo. No mejora cuando descubrimos que todos los escenarios se pueden superar en media hora, o poco más. Media hora todos juntos, digo, no cada uno.

En mi caso he tardado más, puede que haya llegado a las dos horas de juego, porque he muerto un montón de veces, y no se puede guardar la partida. La gracia es conseguir los suficientes puntos para desbloquear nuevo equipo, que en realidad no mejora nada, pero ofrece cosas distintas, como rayos láser más pequeños pero con mayor cadencia. Que, si lo piensas, es peor, dada su naturaleza al “suicidio rebotado”.

Lo mejor:
– Que los disparos se queden rebotando es original.

Lo peor:
– Extremadamente corto.
– Mareante.
– Pese a la creación semialeatoria de escenarios, es todo el rato igual.
– Personalización casi superflua de personajes.

(Versión analizada: PlayStation Vita)

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: