Análisis: King's Raid | Makō Sedai

Análisis: King’s Raid

Con los juegos de móviles no tengo punto medio: o juego dos minutos y los desinstalo, o les dedico demasiado tiempo al día. King’s Raid es un ejemplo de estos últimos; videojuegos cuya finalidad es rellenar huecos entre otras actividades, y que acaban por invadir el espacio temporal de las ocupaciones teóricamente principales…

No lo he terminado aún, pues, como también es común en muchos juegos de móvil (y en Final Fantasy XV), está en continua expansión. Pero creo que le he dedicado suficientes horas como para transmitiros una idea bastante acertada de qué es King’s Raid.

Historia

La historia sigue siendo una cuenta pendiente en estos juegos, que carecen de desarrollo y originalidad. De nuevo un mundo de humanos, elfos y demás razas que deben unirse para combatir a seres malignos. No le han dedicado ni media tarde.

El protagonista es Kasel, un joven caballero que ha sido elegido para portar la espada sagrada Aea, con la que debe liberar al mundo de la amenaza de los monstruos. Junto a él viajan su mejor amiga, la sacerdotisa Frey, y otras dos personas a las que conocen al principio del juego: Cleo y Roi.

Todo el juego consiste en ir liberando territorios de la oscuridad; resulta tan poco interesante que alguna que otra vez me han dado ganas de saltar las escenas…

Combates

No es un RPG por turnos exactamente, pero tampoco es un juego de acción. Los cuatro personajes atacan automáticamente a los enemigos, mientras se van recargando esferas de magia. Nuestra función es elegir qué habilidad utilizar en cada momento, gastando esas esferas.

En cierto modo requiere algo de reflejos, porque hay que estar pendientes de los cuatro personajes al mismo tiempo… pero por otro lado se puede semiautomatizar, para que ellos lancen magias si nosotros no tocamos la pantalla. Por tanto, en la mayoría de casos, resulta más importante la preparación previa que el combate en sí.

Esta “preparación previa” no es únicamente subir nivel, sino conseguir buen equipo (armas, armaduras, accesorios…), refinarlo (fusionándolo con otros objetos o en la forja), mejorar habilidades, y, lo más importante, evolucionar a los personajes. Dicho de otra forma: aumentar sus estrellas (que van de 1 a 5, aunque después hay más mejoras), lo que a su vez aumenta el nivel máximo y el equipo que puede utilizar dicho personaje.

Héroes

Conocemos a muchos personajes durante la historia, pero eso no significa que se nos vayan a unir por las buenas. En principio, tenemos que conformarnos con Kasel (guerrero), Frey (maga blanca), Cleo (maga negra) y Roi (asesino). Es un grupo perfectamente válido, que podemos utilizar para pasarnos todo el juego (supongo)… pero lo más normal es que cada uno quiera formar su propio equipo, con los personajes que más le gusten; habitualmente eligiendo por el físico, pero habrá quien se fije en las habilidades.

Aquí es cuando, si fuera otro juego, entraríamos en el apartado de gacha. Tiradas automáticas en las que puede salirnos el personaje que queremos… o no. Pero ocurre que en King’s Raid no pasa eso. Es cierto que necesitamos tickets de héroes o gemas, canjeables por personajes, pero es decisión nuestra elegir cuál de ellos queremos desbloquear, viendo sus estadísticas y habilidades. En la primera semana de juego ya tenía ocho personajes, siendo tres de ellos elegidos por mí de entre todo el elenco. Luego compré otro de cinco estrellas usando gemas que me dio el juego; no es necesario pasar por caja.

Sí que hay tiradas aleatorias de equipo, así como posibilidad de usar dinero real para conseguir todos los personajes y mejorarlos más rápido, por no hablar de los trajecitos… Pero, de verdad, creo que es algo prescindible. Quien quiera comprarlo es libre de hacerlo, no me parece mal, pero no es necesario para avanzar. Obviamente, se requiere de mucho más tiempo y paciencia que un usuario de pago.

Retos

Además de la historia, tenemos unas cuantas cosas más que hacer, en forma de mazmorras opcionales, combates PVP, e incluso cooperativo (3 jugadores contra jefazos). También hay eventos temporales con pequeños fragmentos de historia; nada especial, pero sirve para conocer mejor a algunos personajes.

Como ya habréis imaginado, es de esos juegos en los que tenemos un límite de energía, por lo que no podemos jugar de continuo. Pero ocurre una cosa, y es que cada mazmorra opcional, así como la arena, los eventos, etcétera, funcionan con llaves propias de cada una, que se recargan cada cierto tiempo, y no consumen energía. Así que hacer una cosa no quita la posibilidad de hacer la otra; al contrario: es posible hacer todo cada día.
De hecho, es recomendable (por no decir obligatorio) hacerlo, porque así superamos los retos diarios y semanales, que nos dan un montón de premios, y conseguimos material para evolucionar personajes y mejorar habilidades.
Entre eso, lo condenadamente rápido que se recarga la energía, y la ingente cantidad de pociones de energía que nos regalan porque sí, es muy raro que queráis jugar más tiempo del que nos permite.

También está el reto (aunque también lo consideraría obligatorio) de superar las fases de historia en modos de dificultad mayores. La diferencia no es tan grande, y se consiguen objetos mucho mejores, más experiencia, y premios muy valiosos.

Conclusiones

No tiene apenas historia y es muy repetitivo, pero la verdad es que engancha. Parte del mérito es de su bonito diseño gráfico, muy por encima de lo habitual en juegos de Android, y también por la banda sonora, que me ha parecido decente.

Aunque tiene muchas cosas para hacer, en verdad se puede completar todo con dedicarle unos minutos cada día (a poder ser en los horarios de “doble experiencia”), y usando la función de combates automáticos. Por eso me parece una buena idea como “juego secundario” (con la única pega de que se necesita conexión a Internet). Pero hay tanto por hacer, y su energía se recarga tan rápido, que podéis estar jugando casi todo el día, con pequeños descansos. No es recomendable, pero se puede.
En realidad, es mucho mejor jugar, por ejemplo, media hora cada día, que 8 horas los días pares y 0 los impares. La clave de la mejora es conseguir los premios diarios y los materiales de las mazmorras que se recargan diariamente.

Es de agradecer que deje elegir a los personajes que queremos fichar, y que no sea necesario pasar por caja para superar algunos combates. La pena es que, al existir esa posibilidad, el modo competitivo se desiguala. Tienes que dedicar semanas para conseguir lo que la gente que se deja una pasta en el juego logra en dos horas. Algo que, por otro lado, se agradece en el cooperativo…

Con todo esto, siendo sincero, tengo que decir que os recomiendo manteneros alejados de juegos así. Aportan muy poco para el sacrificio que requieren, teniendo que obligarnos a jugar todos los días, y esas cosas propias de juegos de móviles enfocados a los micropagos.

(No tiene nota, porque no me lo llegué a pasar. Me quedé en el séptimo mundo.)

Lo mejor:
– Está mejor diseñado que juegos similares.
– Todos los días hay mucho que hacer.
– Buenos apartados visual y sonoro.

Lo peor:
– Muy repetitivo.
– La historia queda en segundo plano.
– El dinero marca la diferencia en el competitivo.
– La traducción española es muy mala.
– Esa sensación de sentirte obligado a jugar todos los días y cuando ellos te dicen…

2 comments to Análisis: King’s Raid

  • Norman Alastor

    Primera vez que leo un análisis donde hablan bien del juego pero igual recomiendan no jugarlo. Solo aquí en Mako Sempai XD. Por cierto deberías hacer una edición de Mako y los buscadores por fin de año, ya es tiempo.

    Los juegos de celulares son así, mayormente para jugar historia y no competitivo u online porque hay muchas brechas por el dinero

    Por cierto que juego de celular recomiendas que no pese mucho y sin es offline mejor

    • Es que habiendo tantísimos juegos hay que saber elegir, y éste en concreto no aporta absolutamente nada. Lo hago por vuestro bien.

      Tengo programadas entradas hasta finales de enero, pero echaré un vistazo a las búsquedas, a ver si ya hay suficientes como para una nueva edición de “Makō Sedai y los buscadores”. Normalmente hay que dejar mucho tiempo entre una y otra porque, como ya imaginaréis, esas búsquedas raras no son lo más normal.

      No sabría recomendarte ningún juego de móviles que no esté en otras plataformas y me parezca lo suficientemente interesante. No soy amigo de este tipo de juegos. Por cierto, mis novelas también se pueden leer en móvil, y seguro que aportan más que matar bichos y reunir materiales para comprar armaduras.

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)
:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.