Análisis: Kingdom Hearts

KingdomHearts11

Gran parte de mi infancia la he pasado, como casi todos, viendo películas de Disney. A medida que iba creciendo, fui cambiando gradualmente mis horas de cine por horas de videojuegos. Cuando descubrí la saga Final Fantasy es cuando terminé por decantarme por uno de los dos mundillos.

Por aquella época compraba la Hobbyconsolas, y fue allí donde conocí Kingdom Hearts. Un juego que combinaba dos de las mejores cosas de dos etapas distintas de mi vida. Sin embargo, no me hizo ninguna gracia. Le tenía demasiado respeto a FF como para querer verlo infantilizado en el universo Disney. Le declaré mi odio más profundo.

A pesar de eso, mi hermano pequeño insistió en comprarlo. Le vi jugando y no tenía tan mala pinta. Decidí darle una oportunidad cuando él lo dejó. Resultado: posiblemente haya sido la mayor sorpresa que me ha dado un videojuego en todos mis años frente a una pantalla.

Historia

“Como las personas, los mundos también tienen corazón. Las innumerables estrellas dispersas en el cielo nocturno… En cada una hay una puerta. Y tras ella, un corazón.”

Sora es un chico que vive en las Islas del Destino, junto a otros cinco niños. Todos ellos sueñan con escapar de aquel lugar, y para ello han construido una balsa. Sin embargo, antes de que puedan usarla, en la isla aparecen muchos seres oscuros que tratan de acabar con ellos. Son los Sincorazón, unos monstruos con apariencia de sombras.

Cuando todo parece perdido, un arma aparece mágicamente en las manos de Sora. Es una llave gigante: la “llave espada”. Con ella puede golpear a los Sincorazón. Sin embargo, no consigue evitar la destrucción de la isla.

Obviamente, éste no es el fin para Sora. Si lo fuera, vaya juego más corto. El chico se ve transportado a una ciudad llamada Ciudad de Paso, que resulta ser un mundo distinto al suyo. Y cuando digo “mundo” me refiero a “planeta”, ya que el universo de Kingdom Hearts está compuesto por pequeños planetas. Realmente MUY pequeños. La Ciudad de Paso, por ejemplo, es un planeta de por sí.

Al mismo tiempo, el Rey Mickey se ha marchado del Castillo Disney sin previo aviso. En la nota que ha dejado, ordena a sus dos mejores soldados que busquen al portador de la llave espada, pues es el único que puede detener la aparición de los Sincorazón, y así evitar que más mundos sean destruidos. ¿Y quiénes son esos dos “mejores soldados”? Pues seguro que os suenan: Donald (mago de la corte) y Goofy (capitán de la guardia real).

Sora, Donald y Goofy se juntan en Ciudad de Paso, y deciden aliarse en su lucha contra los Sincorazón. Su misión consistirá en viajar de un mundo a otro a bordo de la Nave Gumi (la única forma no-oscura con la que se puede hacer viajes entre planetas), buscar las cerraduras para sellarlas con la llave espada, y detener el flujo de Sincorazón, al mismo tiempo que Sora busca a sus amigos, y Donald y Goofy tratan de averiguar más sobre el paradero del rey.

KingdomHearts12

Disney + Final Fantasy

Aunque las Islas del Destino, la Ciudad de Paso, Sora y sus amigos (Riku y Kairi), y puede que alguna otra cosa que ahora no recuerde, sean originarios de Kingdom Hearts, todo lo demás proviene de Disney o Square Enix.

Empezamos hablando sobre Final Fantasy. Por ejemplo, los otros tres amigos de Sora son Tidus (FFX), Wakka (FFX) y Selphie (FFVIII). Además, en Ciudad de Paso se encuentran con más personajes de FF, ya que sus mundos han sido destruidos y han terminado allí, al igual que Sora. Es el ejemplo de Squall “Leon” (FFVIII), Aeris (FFVII), Yuffie (FFVII) o Cid (FFVII).
La verdad es que, como fan de FF, me hizo mucha ilusión encontrarme con estos personajes, además de otros que aparecen más adelante. Pero, si no habéis jugado, puede que queráis descubrirlo vosotros mismos. Estoy seguro de que el juego me ha gustado más por tener a Squall o Yuffie entre su plantel. No sólo por estar ahí, sino porque se puede luchar contra ellos en el Coliseo. Dejamos esto para más adelante.
De FF también han cogido otras cosas: nombres de magias, de objetos, de armas…

La importancia de Disney es mucho mayor. No se limitan a meter personajes, sino que los demás mundos que recorremos (menos Bastión Hueco) pertenecen a esta compañía. Por poner un par de ejemplos: uno de los mundos se llama “Selva Profunda”, y está basado en la película Tarzán. También está “Ágrabah”, que es la ciudad de Aladdín.
Y no es que recorrer sus mundos sea lo único que KH tiene para ofrecernos. También es muy importante la música. Las canciones de cada lugar están basadas en las películas, y es muy fácil asociar cada melodía a cada lugar. Las que no son originarias de las películas, sino que han sido creadas por la maravillosa Yoko Shimomura (+ la cantante Hikaru Utada), también mantienen el nivel, así que la aventura es todo un placer visual y auditivo, especialmente si tenemos buenos recuerdos de las películas.
Por último, pero no por ello menos importante: algunos personajes nos ayudarán en combate. Por seguir con esos ejemplos, Tarzán o Aladdín nos ayudarán a luchar cuando estemos en sus respectivos mundos. Pero mejor detallemos todo esto en el siguiente apartado.

KingdomHearts13

Jugabilidad

Que nadie se engañe: llevar varios personajes no implica que el juego sea un RPG por turnos. En esto no se parece nada a FF. KH entraría en el género de Aventura-Acción. La exploración y los combates no están separados por un flash de luz y un “cambio de escenario”.

Durante todo el juego manejamos exclusivamente a Sora, y eso incluye los combates. Donald y Goofy nos ayudan, manejados por la máquina. Los tres tienen una barra de vida y una barra de magia, pero no son igual de importantes en combate. Si Sora muere, fin del juego. En cambio, si Donald o Goofy tienen la vida a cero, se recuperan automáticamente al cabo de unos segundos.

No siempre nos acompañan Donald y Goofy. Como ya os dije antes, podemos cambiar a uno de nuestros compañeros por el personaje Disney de turno. Por ejemplo, mientras estemos en la Selva Profunda podemos dejar a uno de nuestros compañeros en el banquillo y hacer que Tarzán luche junto a nosotros.

En los combates podemos atacar, usar magia, utilizar objetos (previamente equipados) y realizar invocaciones. Las invocaciones también consisten en personajes de Disney. Por ejemplo, podemos invocar a Dumbo. Sora se montará sobre él y podremos golpear a los enemigos con un potente chorro de agua. Campanilla nos proporciona protección temporal, Mushu lanza bolas de fuego, etc.

Aunque no podamos manejar a los demás personajes, sí podemos equiparles igual que a Sora. Es decir: elegir arma, accesorios, objetos y habilidades.

La IA es decente, pero nada especial. Lo que queda claro jugando es que Sora es mucho más poderoso que sus compañeros, así que casi todo lo tenemos que hacer nosotros. Por suerte, Donald nos cura si nos despistamos y tenemos la vida muy baja… o al menos la mayor parte de las veces. Podemos configurar varios aspectos desde el menú, como la frecuencia de utilización de magia curativa, etc.
Lo que sí es verdad es que son bastante kamikazes, pero bueno, como no pueden morir por eso de que se recuperan a los pocos segundos… A veces puede ser buena idea dejar que se jueguen la vida ellos mientras observamos desde lo más lejos posible. Eso sí: hay que tener mucha paciencia.

Hay que destacar también, dentro de la jugabilidad, el apartado de la Nave Gumi. El ir de un mundo a otro no es algo tan simple como “elegir destino” y teletransportarnos. Bueno, más adelante sí. Pero al principio (y después, si queremos), podemos manejar la nave de un mundo a otro, luchando contra naves enemigas durante el recorrido. La Nave Gumi puede ser personalizada con ayuda de Cid, y las ardillas Chip y Chop.
La verdad es que una vez que lo has hecho un par de veces puede cansar, pero ahí queda como extra. Yo, personalmente, me teletransportaba siempre que podía.

KingdomHearts14

Extras y versión Final Mix

Hay una cosa que da mucha vida al juego: la posibilidad de regresar a cada mundo, encontrar todos los secretos, luchar contra enemigos opcionales… y, por encima de todo eso, el Coliseo. Las cuatro copas, donde nos enfrentamos a diferentes grupos de enemigos y personajes como los que dije antes (Squall y Yuffie). Aunque no son los únicos personajes famosos que aparecen…

Después de las cuatro copas nos encontramos con otros dos combates especiales. A destacar el “Combate de Platino”, que es el más difícil de Kingdom Hearts. Todo un reto jugable, y otro gran regalo para fans de Final Fantasy.

En realidad, lo que más horas nos va a llevar no es eso, sino la orfebrería. Es decir, fabricar todos los objetos en el taller de los moguris. No es un reto tan interesante, pero ahí está. Y tienen mucha importancia para ello los nuevos enemigos de Final Mix.

Bueno, para el que no lo sepa: Final Mix es la versión HD de Kingdom Hearts, que ha salido para PS3. Además de lo que acabo de decir (nuevos enemigos), tiene una importante mejora gráfica, nuevas armas y demás. En cuanto a nuevos enemigos hay uno que destaca, que se trata de un jefe secreto que aparece en Bastión Hueco casi al final del juego. Interesados, preséntense allí para saludarle.

Final Mix trae otras dos grandísimas mejoras: mayor libertad de cámara (aunque la cámara en general no suele ayudar mucho, especialmente en espacios reducidos, donde es una tortura), y la posibilidad de saltar cinemáticas (en el KH original no se podía, y a veces tocaba tragarse conversaciones enteras antes de un combate, si te mataban…).

Por último, otro extra interesante que sí aparecía en la versión original: la posibilidad de viajar, si encontramos ciertos objetos durante la aventura, al Bosque de los 100 Acres, donde nos esperan varios minijuegos.

KingdomHearts15

Conclusiones

Olvidémonos de Disney y FF. Vamos a ver cómo es KH como videojuego de por sí: jugablemente, muy divertido. Es largo y entretenido, y el ir cambiando de un mundo a otro hace que no nos cansemos.
Sin embargo, sobre la historia no hay mucho bonito que decir. Es floja, con personajes muy infantiles. Me alegro de haberlo vuelto a jugar ahora para opinar bien de esto. Da igual el cariño que le tenga: la historia de Kingdom Hearts es muy mala. Y Sora, por decirlo suave… os aseguro que no va a estar ni de lejos nominado a “mejor protagonista de 2015”.

La jugabilidad no es lo único atractivo que tiene. La música es grandiosa. Ya hice un artículo hablando sobre ella en la sección “Bandas Sonoras Míticas“.

Ser admiradores de Disney y Final Fantasy no implica que os tenga que gustar el juego. Pero ayuda mucho. Tampoco descarto que lo disfrutéis siendo ajenos a estos dos enormes universos del entretenimiento. De hecho, voy a darle tres notas distintas a Kingdom Hearts, y cada uno que coja la que quiera.

Para amantes de Final Fantasy y Disney:

Para los Sincorazón (gente que odia Disney, y puede que también FF):

Para el resto de jugadores:

Yo me incluyo en el primer grupo, así que me he visto tentado de dejarle esa nota como definitiva. Es un juego dirigido a nosotros, y cumple con su objetivo. Y, además, la versión Final Mix mejora lo que ya era un gran juego de por sí.

Pero, si Makō Sedai destaca por algo, es por la sensatez. Hay que alejarse de extremismos, y creo que la nota más representativa son los dos Cactilios dirigidos a un público más neutral. Hay que ser realistas: con una mejor historia y personajes más interesantes, la cosa cambiaría mucho. Pero no es el caso.

Lo mejor:
– Banda sonora.
– Jugabilidad.
– Buena fusión entre Disney y Final Fantasy. Mucho mejor que la de Square y Enix.

Lo peor:
– Historia y personajes algo infantiles.
– La cámara tiene momentos desesperantes.
– La sucesión final de combates: sobra.

(Versión analizada: PlayStation 3)

8 comments to Análisis: Kingdom Hearts

  • Gold-St

    Y qué nota se lleva si eres fan de FF, Disney (ya) no te cae mal pero odias a muerte a Tetsuya Nomura? XD.

    Lo que más me llama la atención de KH es lo compleja que parece ser la historia a medida que avanza la saga… pero sólo he jugado el 1, así que tocará esperar los análisis siguientes.

  • L

    Siempre he pensado que, aunque la historia del primero es floja, se arregla cuando sabes la historia de todos los juegos y el orden en el que van, desde Birth By Sleep hasta KH2 o el de la 3DS que no he podido jugar, que, aunque no sea de lo más innovador (“Luz vs Oscuridad” no hay novedad), hay muchos factores y muchas conexiones y por eso cuando anunciaron el 3 tuvo tantísimo reclamo en la red, por lo general, como fan de ambos, me quedo con los tres cactilios

  • Pues sí, parece que ellos mismos se dieron cuenta de que el juego estaba resultando muy simple argumentalmente… y dieron un cambio demasiado grande, en mi opinión. En el análisis de KH2 lo veremos, aunque no sé en qué año será eso xD.

    @Gold-St: Sobre Nomura. En principio, que te caiga mal un directivo no debería cambiar la opinión sobre el juego. Podrías darle 2 Cactilios al juego y 1 Bom a Nomura, si quieres xD.

    @L: Ten en cuenta que hay que valorar KH por lo que es, no por el resto de juegos de la saga. Aunque los demás tengan una historia mejor, no le podemos dar más nota a KH por ello.

  • L

    No, no, para nada, dije que me quedaba con los 3 cactilios contento, solo añado que seguramente la historia en conjunto es mejor de lo que parece.
    Lo que sí estoy interesado es en el del KH2, para ver si valoras el combate mejor o peor.

  • Bruno

    Kingdom Hearts me lo prestaron en su dia diciendome que era genial y me llevé un chasco. Soy un fan de Final Fantasy (7,8,9,10) especialemnte, pero no de Disney. Lo que me encontré al jugar a KH fue:

    – Graficos correctos (pero personalmente no me gustaba el estilo).
    – Historia infantil y simple (dicen que eso cambia en KH2 pero no tengo ganas de jugar horas y horas para averiguarlo.)
    -Banda Sonora notable.
    – Sistema de combate divertido (pero con esos gráficos y el ambiente infantiloide, pues se me quitaban las ganas).

    Para mi es un juego de un cactilio aunque siendo imparciales creo que se merece 2, pero no más. (No he jugado más de 15 horas).

  • Caim

    Kingdom Herts fue el primer juego que me compré con mi propio dinero en mi vida.
    También fue uno de los primeros juegos que jugué en la Play2 y fué el primer juego que me hizo estar una noche entera jugando sin dormir.
    Muchos han jugado a KH gracias a Final Fantasy pero para mi fue el revés, me compré el FF X porque ví que los hizo la misma compañía y allí empezó todo xD.
    Han pasado más de diez años desde entonces y estoy seguro de que si no hubiese jugado a Kingdom Hearts entonces hoy sería una persona muy diferente.
    Para mi tiene 3 cactillos (o más, por el valor sentimental)

  • @Bruno: La historia de KH2 es mucho más compleja, pero no es precisamente una maravilla. Si no te gusta lo demás, no pierdas el tiempo con él.

    @Caim: Si jugaste a Final Fantasy gracias a Kingdom Hearts, toda nota que le des se queda corta xD. Se lo debes a Nomura. In your face, Gold. xD

    La verdad es que si hubiera hecho el análisis sin volver a jugar se habría llevado 3 Cactilios sin discusión. Pero es que la historia y los personajes son mucho peores de lo que recordaba. A lo mejor no le di importancia en su día, al no tener que analizarlo después… xD

  • Gold-St

    Bueno, he vuelto a rejugarlo en condiciones. Tras haberlo experimentado completamente y como debe ser (es decir, platinarlo XD), no puedo estar de acuerdo con algunos puntos.

    No tocaré el punto de la historia, porque meh.

    La música, aunque sí tiene un puñado de tonadas excelentes, en ningún momento sobresale más allá de ellas. Quitando el tema principal, que no tiene discusión, ¿qué otra pieza de la ost se te queda grabada en la mente y llevas de arriba a abajo como las de un Final Fantasy?

    Los minijuegos, TODOS, son toscos, insufribles y aburridos. La nave gumi siendo el más interesante de ellos si te va lo del completismo por conseguir todos los planos y cumplir todas las misiones, pero el control está años luz de cualquier shooter de naves de la era ps1, como Einhander, también de square. Los minijuegos de 100 acres no solo parecen sacados de un juego para niños de 3 años en los 90s, sino que hay que tener mucha paciencia para aguantar el ritmo de las conversaciones de Winny Pooh, las interrupciones a mitad del minijuego (ya sea que estés recolectando amiguitos o estés tratando de saltar troncos), etc. Y ni se diga lo elaborado de la subtrama de los mismos.

    Con respecto a la jugabilidad… Un juego en el que pasas el 75% del tiempo correteando de una pantalla a otra esperando que alguna sea la correcta donde salta la cinemática que continúa la historia (especialmente tortuoso en el mundo de Tarzán, Atlántica, y si me apuras, el de Jack), mientras sufres oleadas tras oleadas de monstruitos, ¿puede ser considerado divertido?.

    Y por supuesto, no puedo dejar de mencionar el sistema de combate, ortopédico como salir a correr con medio cuerpo escayolado. Con la excusa de “eh, es medio rpg”, te toca pasar medio juego sin habilidades que ayudan a hacerlo más tolerable. Jefes con un hit box de risa (la gárgola o el pulpo gigante y todo su mundo completamente roto) y enemigos que tienen un bloqueo perfecto o ataques imparables e ineludibles (los sincorazón adultos con espada, por ejemplo). Y la guinda del pastel, todos los ataques (venga, vamos a llamarlos combos) ¿con un solo botón? ¿Qué estamos, con un Atari 2600?

    Como “action-rpg” es pobre, y como juego de “acción” es muchísimo más pobre aún. Beat’em’ups muy anteriores se lo comen con patatas, como Devil May Cry. Action RPGs muy anteriores hacen que quede en evidencia en complejidad, historia y posibilidades, como Threads of Fate o Legend of Mana.

    Mi veredicto es 1 cactilio justito, porque estéticamente está muy logrado, por lo variado de sus mundos, por el tema principal, porque tiene muchas cosas opcionales que hacer (que estiran un juego de menos de 8h sin cinemáticas hasta unas 50/60h) y porque da pie a una saga que tiene pinta de ir a mejor. Vamos, por respeto a la franquicia que le sigue.

    Pero claro, oh, sale Aeris, sale Mickey, nos puede la nostalgia y pasa lo que pasa. :(

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: