Análisis: Goodbye Deponia

GoodbyeDeponia1

La trilogía Deponia estaba originalmente planeada como tal. Tres juegos con una historia común, que empieza en La Fuga de Deponia, continúa en Caos en Deponia, y termina con este Goodbye Deponia. Tres juegos perfectamente justificados, sin spin-off ni añadidos para vender más pasta. Hasta aquí vamos bien.

Son tres juegos que han sido creados en un corto espacio de tiempo, y permanecen prácticamente idénticos durante las tres entregas. Tanto para lo bueno como para lo malo.

¿El fin de Deponia?

El juego nos sitúa en el punto en que nos dejó Caos: con Rufus y sus amigos tratando de detener la inminente destrucción de Deponia. Y ésa va a ser nuestra labor durante las escasas (como de costumbre) horas de juego.
La historia apenas avanza, pues estamos la mitad del tiempo haciendo cosas secundarias, pero una vez que lo hace tengo que decir que, en este apartado, es el juego más satisfactorio de los tres. No voy a entrar en detalles, pero la historia me ha sorprendido más de una vez…

Creo que es mejor no dar más datos de la historia. Los que habéis jugado a los anteriores, sabéis lo que hay. Los que no, no deberíais estar leyendo esto.

GoodbyeDeponia2

¿Fuga o Caos?

He leído ambos análisis antes de ponerme con éste, y tengo que reconocer que el que más se aproxima a la impresión que me ha dejado Goodbye es… el segundo. Sin embargo, no opino ni mucho menos que haya sido una decepción. Voy a detallarlo por partes.

En cuanto a jugabilidad es un calco, y eso es muy bueno. La trilogía Deponia es como casi cualquier aventura gráfica debe ser: click izquierdo para hablar/utilizar, click derecho para examinar, y un inventario donde almacenar objetos para combinarlos o usarlos. Si puntuara por partes, ahí se llevaría un sobresaliente.

El diseño de personajes es muy bueno, con ese estilo de dibujos animados que tanto nos gusta a los amantes de las aventuras gráficas. El dibujante ha hecho un buen trabajo con ellos, al igual que con los escenarios, aunque ahí se haya relajado un poquito más…
El problema que tiene Goodbye Deponia con los personajes es que sus movimientos son cutres a más no poder. Si para darle a un determinado movimiento una continuidad que lo haga parecer realista se debieran dibujar 10 posiciones intermedias, aquí han dibujado 4. El resultado: hacen movimientos a tirones. Y creo que eso es algo que se soluciona fácil, así que no tienen excusa.
Eso lleva a cosas peores, como que personajes desaparezcan de pantalla sin saber cómo, por darle demasiada rapidez a los movimientos o por no dibujar los movimientos intermedios. Un verdadero desastre que le da al juego pinta de haber sido diseñado en una semana… o de ser anterior a Day of the Tentacle.

Y vamos con la dificultad… El primero era exigente pero dentro de la normalidad. El segundo tenía cosas para tirarse de los pelos, con resoluciones totalmente ilógicas dentro de la realidad del juego (quien lo haya jugado, sabrá a lo que me refiero). Por suerte, Goodbye se acerca más al primero que al segundo. Pero, igualmente, no me ha dejado nada contento: tiene muchas resoluciones absurdas que jamás se solucionan pensando, sino probando cosas al azar o “usando todo con todo”. Hasta el propio Rufus comenta en el juego que él se dedica a combinar objetos de forma aleatoria. Pues así no se hacen las aventuras gráficas. Si quieres que dure más, ten ingenio, no pongas trampas. Por poner un ejemplo (inventado), es como si para enchufar una antena tuviéramos que tirar un lapicero a un perro. Cosas así de ilógicas, o más. En juegos de pensar, merece la pena hacerlo y produce gran satisfación resolver los enigmas. Aquí lo que produce es cabreo.

Termino esta comparativa con un campo en el que creo que ha superado a sus predecesores: la música. Del primero y el segundo no tenía nada que decir, porque si había música ni me he enterado, pero aquí sí ha llamado mi atención. Y no me refiero al trovador, que… meh, sino al hilo musical, que tiene algún tema bueno que anima la exploración.

GoodbyeDeponia3

Rufus III

Por algún motivo, los dobladores de Rufus en La Fuga y en Caos son distintos. Pues espero que no cogierais cariño a ninguno de los dos, porque volvemos a cambiar. Y, esta vez, cambiamos también de idioma: de momento el juego no está en español. El doblaje inglés es bueno, así que no pasa nada. Si no domináis el idioma, lo siento mucho, pero no está traducido…

Centrándonos en Rufus, tengo que decir que opino lo mismo que en Caos. Ya no me parece gracioso en absoluto. De hecho, me parece muy cargante. Da la impresión de que los programadores se han enamorado de él y quieren mantenerlo exactamente igual. Y, cuando digo igual, me refiero a repitiendo los mismos chistes una y otra vez. Lo que iba para intento de Guybrush, con bastante acierto, se ha quedado en… intento de Rufus I.

El resto de personajes tampoco me ha despertado mucha simpatía, y rara era la vez que me hacían gracia. Otra cosa son las “situaciones”, que es donde el juego sí consigue hacernos reír. Lo absurdo de muchas, por no decir la mayoría de situaciones en que se ve envuelto Rufus, es lo que hace que estos juegos merezcan la pena ser jugados. Insisto en que los dos últimos están muy lejos de ser “juegos tronchantes”, pero al menos sí son… simpáticos.
A esto hay que sumarle que tiene muy buenas ideas, aunque luego el resultado no sea muy brillante… Destacaría, por ejemplo, el ambiente de la casa de Bozo, el curro que (supongo) se han dado haciendo las dos canciones de Cowboy Dodo, y, sobre todo, la posibilidad de ir alternando entre tres caminos diferentes en cierta parte de la historia.

GoodbyeDeponia4

Conclusiones

Y, con todo esto, el juego se me ha hecho bastante entretenido. No sé si por lo corto que es, por ese halo simpático, por su (generalmente) baja dificultad, por ver qué nuevas cosas absurdas van a pasar…

Me ha parecido un auténtico alivio encontrarme con Goodbye Deponia después del horroroso (en mi opinión) Caos en Deponia. Y habrá quien se extrañe con esto, ya que son casi idénticos, pero los pequeños detalles marcan mucho.

En tema de errores, por ejemplo, han mejorado algo. El primero tenía un puzle bugeado que no permitía terminar el juego (y que se lo terminé perdonando en parte, porque dejaba saltarse ese puzle…). El segundo también tenía errores, especialmente de audio con frases cortadas o que no aparecían. Y el tercero… joder, también tiene. Menos, cosa de la que hay que alegrarse, pero es que no debería tener NINGUNO. Especialmente hacia el final, me he encontrado con muchas frases que se cortaban antes de terminar.

Mi opinión al acabar la saga es la misma que tenía al principio. Si os gustan las aventuras gráficas, aquí tenéis mi recomendación. Pero ojo, tiene muchas fases tramposas que pueden haceros perder la paciencia. Esto y los errores, además de lo que comentaba al principio de los movimientos de Rufus, son una clara señal de dejadez. Si le hubieran puesto más ganas, habrían hecho una aventura mucho más solida que optaría al segundo Cactilio. Es como que saben cómo hacerlo, pero no quieren. Lo entendería de compañías que van a ganar el mismo pastón hagan lo que hagan, pero de Deadalic Entertainment…

Lo mejor:
– Su estilo.
– Su absurdez.
– Variedad de situaciones, especialmente lo de alternar tres personajes.
– El diseño de los personajes femeninos…

Lo peor:
– Tiene animaciones MUY cutres.
– Pequeños errores molestos.
– Resoluciones de puzles ilógicas.
– Deja cabos sueltos.
– Rufus.

2 comments to Análisis: Goodbye Deponia

  • Tras leer este análisis me has dado pereza para iniciar la tercera parte… El segundo me dejo bastante frío, y si por lo que dices no hay gran diferencia, pues… (jugué las dos primeras partes casi del tirón y hace menos de un mes, eso también influye)

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: