Análisis: Gears of War

GearsOfWar01

Hace dos años que Gears of War se descubrió como principal valuarte de la consola de Microsoft. Cargo que, sin duda, sigue conservando.

Con este juego pudimos admirar realmente la potencia que podía llegar a alcanzar esta consola, a pesar de que no exprimía su potencial al máximo. Pero, por aquel entonces, supuso un antes y un después en la relación usuario-consola con la Xbox 360, atrayendo a muchos compradores hacia la máquina de Microsoft.

Next-Gen

Por aquel entonces, todos hacíamos cábalas sobre lo que podía dar de sí esta nueva generación. ¿Cuánto mejorarían los juegos visualmente? ¿Tanto como de PS1 a PS2? ¿Cómo de SNES a PS1?

Gears of War surgió de la nada, como una nueva franquicia entre un universo de secuelas (no ha cambiado mucho, como podréis comprobar). No tardaron en etiquetar a Gears como el juego con mejores gráficos que jamás ha habido, por lo que decidieron centran en ese aspecto su publicidad.
Y es que estoy seguro de que si alguien os ha recomendado este juego, seguramente lo habrá hecho hablando de sus “graficazos”.

Vale, aceptamos esa excusa durante un tiempo. Cuando un juego es puntero técnicamente, se convierte en el más querido del momento. Pero, cuando pase el tiempo y sus gráficos dejen de ser tan punteros, ¿qué nos queda de él?

Los creadores del juego sabían que sólo con tener buenos gráficos no bastaba, por lo que también pusieron mucha atención en el apartado jugable, que, aunque tiene aires de shooter convencional, es cierto que tiene alguna diferencia digna de mención.

¡A cubierto!

Se suele decir que la mejor defensa es un buen ataque. Para evitar que un enemigo te mate, lo mejor es matarle tú a él primero. Vale, ¿y qué pasa si varios enemigos te disparan al mismo tiempo con una puntería que sería la envidia de muchos jugadores?
Sólo nos queda una solución: ocultarnos detrás de objetos resistentes, que detengan las balas, y atacar desde esa posición. Y es que los enemigos dispararán muy, muy bien, por lo que en todos los combates es conveniente buscar objetos tras los que ocultarnos, ya sean paredes, coches, pequeños muros…
Una vez ocultos, podemos disparar sin salir de nuestra posición, o asomarnos y apuntar para tener mayor precisión.

Nuestros enemigos también intentarán ocultarse, aunque hay algunos que prefieren atacarnos cuerpo a cuerpo, por lo que no siempre estaremos a salvo en nuestro escondite.

Hay que tener en cuenta una cosa muy importante, y es que los enemigos tienen una vida más propia de RPG que de shooters. Me refiero a que es como si tuvieran una barra (invisible) de vida, y no morirán si les damos simplemente en sitios débiles (cabeza, por ejemplo), como pasa en otros juegos de tiros.

A nosotros nos pasará igual, con la diferencia de que iremos recuperando vida gradualmente, por lo que para curarnos basta con escondernos un par de segundos del fuego enemigo.

Pasando al ataque

La variedad de armas no es que sea muy amplia, pero más que suficiente para acabar con todas las hordas de Locust sin despeinarnos.
Tenemos metralletas, escopetas, rifles de francotirador, pistolas, granadas, etc., aunque de algunos tipos de armas solamente habrá un modelo (de escopetas y rifles, por ejemplo).

El arma que más usaremos, seguramente, será algún tipo de metralleta, que destacan por encima de las demás por su capacidad de disparar plastelina. O esa es la impresión que me ha dado al jugar, vaya. Al dar a los enemigos, ellos también soltarán plastelina, por lo que me hace pensar que las balas y la sangre están hechas del mismo material.

Eso sí, si queréis ver sangre de verdad, podéis utilizar la motosierra que lleva incorporada una de las metralletas. Con ella mataremos a los enemigos de un solo tajo, mientras se nos llena la pantalla de sangre. Es tanta la sangre que salta a nuestra pantalla, que, mientras tanto, no podremos ver casi nada más del juego, por lo que somos blanco fácil para los demás enemigos. Cuidado al usarla.

Con el resto de armas que no llevan motosierra incorporada podemos hacer ataques físicos, que son mucho más potentes que las balas. Lo normal, vaya.

(Espero que, hasta aquí, no hayáis tenido problemas para diferenciar las partes serias de las irónicas)

¿Cuándo vas a hablar de la historia?

Ah, vaya, cómo se me ha podido olvidar.

La humanidad ha sido casi exterminada por la raza Locust, de los cuales no tenemos ninguna información: de qué planeta son (si es que son de otro planeta), cuál es su propósito (además de liquidarnos), etcétera.
Ambas razas se enfrentan en el planeta Sera, dato que conozco por la Wikipedia, no por el juego…

Los humanos encargados de combatir a los Locust son los conocidos como Gears, una unidad del ejército provista de armamento de última generación, por lo que, en un principio, no deberían tener mucho problema para acabar con esta raza provista casi exclusivamente de dispara-plastelinas y poco más. Bueno, sin contar con las arañas gigantes, los bichos enormes con cañones a la espalda, los pequeñitos que se autoinmolan, los que son inmunes a disparos, los que van en bandadas de 10 millones cada una…

Vaya, que no tienen mal ejército los colegas.

En Gears of War controlaremos a Marcus Fénix, antiguo teniente del ejército. Dedica su tiempo libre a no hacer nada, pues lleva un tiempo en la cárcel, por algún motivo que al principio desconocemos, y al final también.
Han pasado 14 años desde el Día-E, también llamado Día de la Emergencia, también llamado día en que los Locust la liaron parda.
Nuestro amigo y ex compañero de los Gears, Dominic “Dom” Santiago, nos sacará de la cárcel para ayudarles en combate. Pronto nos reuniremos con el resto del escuadrón Delta, comandado por el teniente Kim, y complementado por el joven Carmine.

La misión del escuadrón Delta será localizar al equipo Alfa y obtener el resonador, para posteriormente colocarlo en medio de la guarida Locust y hacerlo explotar, para obtener así un mapa detallado de los túneles excavados por nuestros enemigos. Pues nada, al lío.

La compañía del anillo resonador

Estos cuatro hombres, junto a los supervivientes del equipo Alfa, deberán patearse medio mundo para llegar a la base Locust y cumplir su misión.

Aunque normalmente iremos acompañados de nuestro equipo, esto no siempre nos facilitará el trabajo. Y es que, aunque hay que agradecer que ellos tengan munición infinita, nada puede compensar la IA de mierda de la que hacen gala en muchas ocasiones.
Por ejemplo, en una fase tendremos que conducir mientras usamos un foco para protegernos de nuestros enemigos. Pues bien, a pesar de ir varias personas en el vehículo, seremos nosotros los que tengamos que cambiarnos continuamente de posición para manejar ambas cosas (volante y foco).
Otro caso bastante curioso es cuando a nuestro acompañante le da por suicidarse, cosa que molesta especialmente cuando es tu único ayudante en un tiroteo contra cientos de Locust.
Por suerte, en algunos casos, nuestro colega se volverá inmortal. Así, por la cara. Pero otras veces esperará al momento apropiado para matarse y perder la partida gracias a él. Pero bueno, esto normalmente no suele pasar… También podemos usarles de cebo, pues, con lo kamikazes que son, atraerán gran parte de los disparos mientras nosotros estamos a cubierto.

¿Asustados? ¡Tranquilos! No todo está perdido, pues tenemos la opción de pasarnos todo el juego en modo cooperativo, ya sea de forma online o a pantalla partida.
Con esto no sólo conseguiremos tener un compañero verdaderamente útil (a no ser que juguemos con una persona igual de kamikaze que los personajes del juego), sino que la diversión aumenta considerablemente. Bueno, cierto es que hay gente que prefiere pasarse todos los juegos jugando solo, pero aquí se puede elegir, así que todos contentos, ¿no?

Apartado sonoro

La música está bien, pero tiene muy poca importancia en un juego donde casi todo el rato oiremos tiros y explosiones.

Lo que sí escucharemos más constantemente son las voces de los personajes, tanto humanos como Locust (pues hablan el mismo idioma).
En líneas generales, el doblaje es bastante regular en los humanos, con personajes muy esteriotipados. La voz del protagonista parece ser un intento de Snake con mala ostia, y tanto a él como al resto del reparto les habría venido bien tener mejores traductores. Que, de cada dos frases, tres sean “mierda”, está muy bien para los americanos, pero aquí, en según que casos, queda un poco raro.
Por último, decir que hay algunas ocasiones en las que los personajes sobreactúan de forma bastante lamentable.

Ahora hablemos de los Locust. Sus voces son muy del estilo de Resident Evil 4, con la diferencia de que en RE4 está justificado, porque los aldeanos se supone que están bastante idos de la cabeza.
Aquí tenemos a los Locust, una raza lo suficientemente inteligente como para plantar cara a los humanos (ya habéis visto que al resto de seres los tenemos dominados). Y no sólo no hablan entre ellos, sino que sus frases consisten en “homínido…”, “sucumbe…” y demás simplezas.

Vale. Vamos a ver. Damos por sentado que esa raza, por algún motivo, habla el mismo idioma que nosotros. ¿Y eso es lo único que sabéis decir?
Pues parece que sí, y además lo dirán constantemente durante todo el juego. En este apartado deja mucho que desear…

Resumiendo

No nos engañemos: Gears of War se diferencia poco de otros shooters. Lo único que le hizo destacar de los demás en su día, fue el apartado gráfico y el sistema de coberturas (que bienvenido sea, por supuesto).
Una vez que te lo has pasado, y dura 8 horas, volver a jugar tiene bastante poco interés, a no ser que lo juegues en modo cooperativo (y, aún así, a la segunda estarás un poco harto, lo digo por experiencia).

Luego tenemos el modo online, con bastantes modos de juego y mapas, en los cuales podremos manejar a más personajes del juego (incluyendo Locust). No hay nada importante que destacar, salvo que el creador de la partida debe ser casi el único que no tiene lag. Lo digo porque, si disparas a alguien a la cabeza, puede que no le hagas ni cosquillas, y, por lo que me han contado, esto se debe a que, en realidad, aunque parece que la partida va fluida, no lo va al 100%. No tardé mucho en cansarme, así que lo dejé y no volví a jugar.

Sin embargo, el poco tiempo que dura el juego será bastante intenso, con muchos tiroteos y escenas de tensión. Lo de tensión lo digo porque, en algunos sitios, puede que te hagan sentir hasta miedo, ya que hay que recorrer casas en ruinas a oscuras, donde te parecerá oír ruidos por todos lados. Bueno, no es que te parezca, es que realmente es así.
Pero esto será en ocasiones puntuales, ya que casi todo el rato estaremos apretando el gatillo ante la invasión de los Locust. Enemigos que, aunque estén bien hechos, son bastante simples, repetitivos… y se mueven raro.

Lo dicho: si queréis un shooter muy bien hecho pero sin complicaciones, donde quitaros todo el estrés acumulado durante el día, o un juego cooperativo entretenido, Gears of War debería ser una de vuestras prioridades.
Si lo que queréis es un juego con más profundidad… os habéis equivocado de género.

8 comments to Análisis: Gears of War

  • Kefka

    Pues para ser un shooter más, y con la de palos que le has dado, menuda nota le pones.

    Pero bueno, buen análisis.

  • Sammael

    Si hubiera hecho yo el analisis hubiera puesto EXACTAMENTE lo mismo pero le bajaría un 0’75 la nota.

    Y si, se llevaría un 7 porque pese a ser un cagarro en algunos aspectos remarcados por Shock (sobre todo la IA, exasperante en Elevada y en Locura mejor no hablar…), es un juego que al menos, se hace extremadamente entretenido.

    Eso si, quitale el multijugador y a las dos semanas le tendrás acumulando polvo en tu estantería…

  • Shock

    Sammael, veo que piensas igual que yo. Es un juego que parece normalito pero que se hace tela de adictivo.

    Yo creo que este juego se hizo pensando más en el multijugador que en la campaña individual.
    Si dependiera de la campaña individual yo creo que duraría mucho menos de dos semanas, si acaso dos días… (pero por suerte no es así)

    Por cierto, no contéis como parte negativa el online, que no he podido probarlo bien por culpa, seguramente, del Gears of War 2. Todo el mundo se ha pasado al Gears 2 y por eso está casi abandonado el online del 1

  • Acosta

    mucha gente no ha pirateado la xbox por poder jugar al modo online de este juego, desde vuestro punto de vista un 7, desde algunos otros creo ke darian mas de un 10

  • Shock

    Puntuando sobre 20, imagino, a no ser que nacieran ayer.

  • Anonymous

    Este juego un 7,75? Te ries de mi no?

    Por favor,todo el mundo sabe que este juego es de sobresaliente,yo lo probé hace poco,y me a dejado flipado,pero bueno,cada 1 tendrá su opinion

  • Shock

    Dos personas me dicen que he puntuado alto y dos que he puntuado bajo, así que sí, aquí cada uno tiene su opinión xD

    De todos modos, contestándote a ti, permiteme opinar que no creo que “todo el mundo” opine que un juego sin historia, tan monótono y con una IA tan soberanamente mala, entre otras cosas, sea de sobresaliente.

    Pero bueno, es casi un 8, no se pueden quejar…

  • Locke

    No me he enterado nada de la historia, los tiroteos suenan más fuerte que las voces , pero tampoco es que me interese mucho xD

    Estoy jugando en cooperativo y meh , más o menos

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: