Análisis: Final Fantasy XV: Hermanos de armas

Casi un año después de la salida al mercado de Final Fantasy XV, pero antes de que el juego esté completo (acaba de salir Episode Ignis, y no es lo último), por fin tenemos en nuestras manos el multijugador cooperativo que prometieron, y por el que muchos pagamos ya hace meses, con el Season Pass.

Nadie debería jugarlo sin antes haber completado el juego principal, pero voy a hacer el análisis libre de spoilers, para que todos podáis saber cómo es.

Historia

Como ya he dicho, no quiero desvelar nada del argumento de FFXV, pero sí puedo dar un par de detalles de Hermanos de armas que no revelan nada de la trama principal.

El protagonista es un Glaive amnésico (recurso fácil donde los haya), rescatado por Libertus, y cuyo objetivo es básicamente eliminar monstruos. Un trabajo difícil para uno solo… pero muy llevadero entre cuatro.

Lestallum

El juego tiene dos caras: la individual y la cooperativa. En la ciudad de Lestallum se desarrolla casi por completo la primera de esas dos caras, donde podemos acceder a diversas tiendas, hablar con NPC o superar (muy pocos) eventos en solitario.

Lo primero es crear nuestro Glaive, lo cual, además de elegir su sexo, conlleva definir su físico. El editor es más que decente (no he visto ni un personaje igual al mío), pero creo que debería tener muchas más opciones, especialmente de tipos de peinado. Después podemos desbloquear más, pero se me antoja muy poco variado, teniendo en cuenta la potencia de un juego así.

Lo siguiente es elegir su lugar de nacimiento, lo que servirá para que al subir de nivel se potencien más unos parámetros que otros.

La otra forma de subir los parámetros es añadiendo mejoras a las armas, en la forja de Cid. Armas que, por cierto, pueden compartir todos nuestros personajes (hasta un máximo de ocho), aunque cada uno de ellos tiene su propio aspecto, lugar de nacimiento y nivel.

El día a día de un Glaive

Todas las misiones, lógicamente, consisten en matar monstruos, ya sea luchando sin más o con el añadido de tener que defender un vehículo o edificio. Para desbloquear misiones necesitamos energía (que conseguimos en las propias misiones), con la que vamos creando una red eléctrica que amplía el alcance de los cazadores, pudiendo encontrar, además de lo dicho anteriormente, otros pequeños asentamientos humanos, tumbas de reyes de Lucis que podemos enlazarnos para conseguir grandes mejoras, nuevas armas o vestimentas, y personas desaparecidas, que, al rescatarlas, nos envían víveres a Lestallum.

Para poder iniciar una misión se necesitan cuatro Glaives. Con la “búsqueda rápida” de partidas, es rara la vez que no se consigue llenar el equipo en pocos segundos. A veces es inmediato, otras hay que esperar unos segundos, y las menos toca iniciar la misión usando aliados manejados por la IA. En general, la búsqueda es muy rápida, lo que contrasta con las pesadísimas, larguísimas, numerosísimas pantallas de carga. Sin duda, uno de los dos lastres de Hermanos de armas (en el siguiente párrafo hablo del otro). La carga es tan brutal, que desde que ponemos el juego hasta que empezamos a jugar tenemos que esperar tres minutos. Cada vez que queremos cambiar de área o terminamos una misión, otros dos minutos. A eso le sumamos el tiempo de carga al inicio de cada misión, que no por ser más corto deja de ser pesado (pero sería admisible, si no fuera por todos los demás).
Como hay que pasar por el campamento (entre Lestallum y la cacería) antes y después de cada misión, eso nos asegura cuatro tiempos de carga por cacería. Antes del campamento, antes de la cacería, antes de la cena (donde canjeamos la experiencia por niveles y vemos los objetos recolectados), y los dos minutos de rigor para cargar Lestallum*.

El otro gravísimo problema son los bugs*; muy numerosos, hasta el punto de que, en algunas misiones, ocurren el 100% de las veces. La mayoría son bugs inofensivos que, como mucho, pueden hacernos perder unos segundos; pero ni siquiera éstos deberían existir, porque, como ya digo, no es que surjan de vez en cuando, sino que ocurren muy a menudo. Ni hablemos de los más chungos, que nos pueden hacer reiniciar el juego, y tener que aguantar otra vez la carga…

*Han sacado un parche con el que arreglan algunos bugs y reducen el tiempo de carga de Lestallum, pasando de los insoportables 120 segundazos, a 110 segundillos de nada.

Cacerías

El sistema de combate es muy parecido al de Final Fantasy XV, incluyendo el don Lux que permite a los Glaives teleportarse, y su capacidad para llevar varias armas al mismo tiempo; importantísimo no sólo por la necesidad que podamos tener de cambiar de una a otra en función del enemigo y la situación del combate, sino porque los parámetros de todas ellas se suman, a excepción del ataque. Por ejemplo, si tenemos cuatro armas con 100 de fuerza cada una, y elegimos una katana de 200 de ataque (que no es lo mismo que la fuerza, ojo), nuestro ataque total será 600 (4×400+200). Si cambiamos a un shuriken de 50 de ataque, el ataque total será 450 (4×400+50). Lo mismo pasa con defensa, magia, resistencia y protección elemental.

Con los enemigos más poderosos, es muy fácil morir de uno o dos golpes, por lo que se premia mucho el saber jugar bien, esquivando, bloqueando… y curando. Le quiero dar especial importancia a esto último, porque en Hermanos de armas se desarrolla un sentido de compañerismo muy profundo. Un buen jugador, por mucho nivel que saque a los demás, siempre está más pendiente de curar a los demás que de atacar. Haciendo la guerra por separado es imposible superar algunos combates, y, la verdad, la mayoría de jugadores con los que me he cruzado eran conscientes de esto.

Cualquier persona que haya desbloqueado una cacería puede intentar superarla, sin importar que tenga treinta niveles más o menos del recomendado. Eso significa que podemos encontrar con que a veces superaremos misiones difíciles con ayuda de Glaives mucho más poderosos que nosotros, y otras veces seremos nosotros los que echaremos un cable a los más novatos. Y no sé si será cosa mía, pero ayudar a los pequeños supone una gran satisfacción. Es la manera de devolver el favor por todas las veces que nosotros fuimos los ayudados. Al final queda ese sentimiento de hermandad, como dije antes, que mejora la experiencia de juego.

Por otro lado, tenemos la opción de jugar con personajes manejados con la IA. A veces los necesitaremos porque no encontramos otras tres personas con las que superar una cacería (rara vez, pero ocurre). Otras, porque un personaje se desconecta, y su personaje pasa a ser controlado por la máquina. Pero también se puede dar el caso de que queramos jugar con la IA por propia voluntad; Hermanos de armas lo permite, lo que significa que ni siquiera necesitamos internet para jugar. Han pensado en todos.

Choosing hope when all hope has been lost

Hermanos de armas apenas tiene historia, está sin terminar (actualizarán con el tiempo), tiene unas pantallas de carga horribles, y una cantidad de bugs inusual, que demuestra que el lanzamiento ha sido precipitado. Pero, con todo eso, la experiencia ha sido maravillosa. La personalización de personajes, la jugabilidad, la música y la espectacularidad gráfica de algunos combates han sido suficientes para haber estado pegado al mando casi cuarenta horas en tan solo seis días. Una pasada; he disfrutado como pocas veces antes en un juego online. Y si no fuera porque me he obligado a parar, seguiría repitiendo cacerías con el personaje principal o alguno de los secundarios.

Por ahora permanezco a la espera de que consigan reducir los tiempos de carga, arreglen los bugs restantes, y añadan el nuevo contenido (incluyendo la posibilidad de manejar a “caras conocidas”). Cuando ese momento llegue, estaré de vuelta en Lestallum, repartiendo cera, puliendo bestias y cadentes.

Lo mejor:
– Se premia el trabajo en equipo.
– Poder jugar con una IA muy competente.
– Hasta ocho personajes, que comparten armas y objetos.

Lo peor:
– Tiempos de carga desesperantes.
– Muchísimos bugs (al menos hasta el parche; no he probado después).

(Versión analizada: PlayStation 4)

4 comments to Análisis: Final Fantasy XV: Hermanos de armas

  • Gold-St

    Yo no lo tolero. Es una cutrez, mediocre y hecha exclusivamente como engañatontos.

    Hagamos un momento como que podemos justificar los bugs que te impiden terminar misiones, los tiempos de carga BRUTALES, el código online que te obliga a tener una conexión AAA para hacer ALGO y la historia absurda. Que es imposible, pero vamos a hacerlo. ¿Se puede justificar que a un mes de su salida no lo hayan arreglado? ¿Se puede justificar que a un mes de su salida NO TENGA nada adicional?

    Porque ¿sabéis que es triste? Que un juego como Resident Evil 6 tenga una estabilidad online infinitamente superior a la de FFXV Coop. ¡Y no te cobraban por ella! ¡Capcom no te cobraba por una estabilidad online brutal, pero square sí te cobra por un juego en el que si a alguien del party le va mal la conexión, no puedes terminar las misiones de escolta!

    Luego hablemos del contenido: cuando jugué FFXV hace unos meses, todas las semanas metían una cacería extra, con rankings y todo el tema. ¿Me puedes explicar cómo puedes hacer eso en el offline y en el online, que es donde hace falta a morir, te la suda?

    ¿Me puedes explicar con qué cara me vendes esta mierda de DLC coop que, tras un mes, no es otra cosa que repetir las mismas 30 misiones que se pueden pasar en una semana con mucha comodidad?

    No pido que mejoren la historia (patética y hasta contradictoria con la del juego principal), ¡ni siquiera pido que mejoren la jugabilidad, tan mediocre e insufrible como la del juego principal (previo desbloqueo de personajes en el último DLC)! Se que pedir que mejoren los tiempos de carga es una utopía nivel The Jetsons. ¿Pero añadir una cacería semanal para no sentir que he tirado mi dinero? ¿Es tan jodido pedir eso? ¿Es tan difícil hacer tiempos de carga en HD?

    FFXV no se lo puedo recomendar a nadie y quedarme con la conciencia tranquila. Pero es que el online no solo no lo puedo recomendar, tengo que advertir, por favor: NI CON UN PALO. Hay cosas mejores que hacer en la vida, como dedicarse a las drogas o meterse a talibán.

    • La clave está en tener una buena conexión, y en encontrar una actividad secundaria para los tiempos de carga, aunque simplemente sea ver vídeos de YouTube. Sin estas dos condiciones, es normal que se haga insufrible.

      Hemos sido ingenuos por creer que actualizarían con mayor frecuencia, pero está claro que lo harán, especialmente ahora que han solucionado casi todos los bugs y pueden centrarse en meter contenido nuevo.

  • Iskander

    Yo lo he disfrutado mucho. Otro tema es sus políticas de empresa y los errores que eso da para un post aparte. Pero creo que si a la gente les gusto la jugabilidad de FFXV este DLC también les gustará.

  • Norman Alastor

    Este FF XV es de lo más incompletos que he visto no puedo creer que hasta un cooperativo salga como DLC

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
(Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42: :43: :44: :45:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.