Análisis: Exile’s End

Aquí tenemos otro Metroidvania de aspecto clásico, con todo lo bueno y malo del género. Así pues, no hay mucho que explicar.

Esto será rápido y corto, aunque probablemente no tanto como el tiempo que tardaron en pensar el juego entero.

Historia

Una nave espacial se dirige hacia un planeta aparentemente abandonado, donde se estaba llevando a cabo una excavación, con la que se perdió el contacto varias semanas atrás.

Al acercarse lo suficiente, un impulso electromagnético provoca que la nave explote, acabando con la vida de casi todos sus tripulantes. Sólo unos pocos logran llegar a la superficie del planeta. Uno de ellos es el soldado Jameson, un hombre con mala fama, contratado exclusivamente para esta misión. Y será a él a quien tengamos que manejar durante su investigación de la excavación, en busca de respuestas.

Jugabilidad

Como todo Metroidvania clásico, es un plataformas 2D en el que el escenario es un puzle gigantesco.

No se nos da ninguna indicación, por lo que todo consiste en avanzar en busca de lugares bloqueados, para después buscar objetos o mejoras que nos permitan atravesar esas barreras. Por ejemplo: una llave que permita accionar un mecanismo, o una mejora del traje con la que podamos respirar bajo el agua.

En Exile’s End, la falta de información es exagerada, y no es que le sobren indicaciones sobre las mejoras, por lo que se hace bastante difícil en su apartado de puzle. Más de una vez he tenido que mirar guías, como en la parte en que para avanzar había que romper un muro secreto, y destrozar el artefacto escondido tras él, que, mira por dónde, abría una puerta en otro punto lejano del mapa, porque sí.
Dicho de otra forma: rebuscado de narices.

Me parece bien tener que recorrer todos los escenarios intentando localizar objetos y mejoras, para después volverlos a recorrer en busca de lugares donde utilizarlos. Lo que no me parece bien es que ni con esos objetos y mejoras, llegando al lugar donde usarlos, queda claro si hay que hacer algo, o si todavía nos falta encontrar lo que necesitamos. Un buen ejemplo es el disparo cargado, que no parece muy lógico tener que usarlo donde se usa, pero que, peor aún, ni siquiera nos indica que esa arma pueda usar un disparo cargado.

Más molestias que virtudes

La parte de acción es meramente anecdótica, pues al poco de empezar conseguimos una pistola con munición infinita. Sería suficiente para superar todo el juego sin problemas (con la única excepción de los combates contra jefes, que consisten en “lluvia de granadas”), pero es que después encontramos mejores armas, por lo que es un auténtico paseo.

Un paseo molesto, todo sea dicho, pues hay muchos enemigos, y reaparecen en cuanto cambiamos de pantalla (a veces en la misma entrada, por lo que es imposible esquivarlos ). A esto se le suma el problema de que no hay nada parecido a teleportación, por lo que nos toca recorrer muchas veces los mismos escenarios, matando a los mismos enemigos… y, en muchas ocasiones, perdidos, sin saber qué más hacer.

Me he topado de forma recurrente con un error a la hora de disparar a los enemigos: se vuelven invencibles al encontrarse al filo de la pantalla. Para que os hagáis una idea: si no veis su cuerpo entero, sino únicamente la mitad, podéis disparar mil veces que, aunque se pueda observar el impacto y la sangre de la herida, no les vais a hacer ni cosquillas. Si están fuera de la pantalla tampoco les afectan las balas, pero al menos ahí tienen la excusa de que no lo estamos viendo…

La cámara no ayuda demasiado. Tener que estar todo el rato mirando hacia debajo (agachándonos) me ha resultado un poco cansino, y, por contra, he echado en falta poder mirar hacia arriba (sobre todo cuando les da por llenar el techo de pinchos).

El mapa tiene otro fallo grave: se va rellenando a medida que visitamos lugares, pero hay porciones que aparecen como no visitadas… porque son imposibles de acceder. Al verlo, como es lógico, puede dar la impresión errónea de que quedan cosas por hacer. Un ingrediente más para la caótica receta final.

Conclusiones

Si os gusta mucho el subgénero de los Metroidvania, aquí tenéis uno de muchos, sin nada que lo haga ser mejor; en todo caso lo contrario.

Para mí, los puntos negativos han pesado demasiado, haciendo que, por muy divertida que me resulte esta jugabilidad, la experiencia general no haya sido muy agradable.

Exile’s End tira piedras sobre su propio tejado. Su planteamiento es extremadamente sencillo y poco original, por lo que era de esperar que todo lo demás estuviera lo suficientemente trabajado. Pero no. Lo que han hecho ha sido crear puzles aburridos, demasiado enrevesados (el de atravesar un muro o el de romper la vasija casi me hicieron abandonar); enemigos cansinos que a veces te aparecen en la misma puerta, haciendo que sean imposibles de esquivar, y que se vuelven invisibles si no estás lo suficientemente cerca; una cámara que a veces muestra más suelo vacío que pantalla; y, lo peor de todo, un bug pesadísimo que me ha sacado de quicio durante el último cuarto de aventura: cada vez que cambiaba de pantalla (cosa que ocurre cada pocos segundos) me mostraba un mensaje de error, que tenía que cerrar para poder seguir jugando. Si ya habría sido molesto que ocurriera 3 o 4 veces, imaginad mi cara al encontrármelo en cada cambio de escenario.

Si, por contra, vuestra experiencia con Exile’s End ha sido mejor que la mía, os alegrará saber que hay un modo extra, llamado “Supervivencia”, que consiste en matar enemigos mientras buscamos llaves para completar la pantalla. Nada especial, pero interesante como extra.

Lo mejor:
– Este género siempre divierte.

Lo peor:
– Es muy fácil quedarse atascado por falta de indicaciones.
– La cámara es mejorable; tarda en recolocarse.
– Enemigos mal posicionados (y muy cansinos, todo sea dicho).
– Bugs graves.

(Versión analizada: PlayStation Vita)

2 comments to Análisis: Exile’s End

  • aparisius

    Oye, puede que esta pregunta sea un poco off-topic, ¿pero no has pensado nunca en abrirte una cuenta de Twitch? Sería interesante ver como comentas los juegos mientras los juegas.

    Además, como aquí ya tienes un público te será fácil tener tus primeros subscriptores y conseguir algún dinerillo extra con las donaciones.

    ¿Qué te parece?

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
(Las imágenes se enlazan igual que el texto)
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: :33: :34: :35: :36:
:37: :38: :39: :40: :41: :42: :43: :44: :45:

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.