Análisis: Beyond: Dos almas

Beyond1

Heavy Rain ha sido una de las mejores experiencias que he vivido en el mundo de los videojuegos. Y no sólo de esta generación. Pese a alejarse mucho de convencionalismos, o quizá gracias a ello, me tuvo tremendamente enganchado durante lo que duró. Se me hizo muy corto (tampoco es que durara mucho), y me dejó con ganas de más juegos así.

Ha habido que esperar tres años, pero ya está aquí el siguiente título de Quantic Dream. Prometía un estilo parecido, y eso supone un motivo más que de sobra para comprarlo cuanto antes. Lo sé, es peligroso esperar mucho de un juego que ni has probado, pero hay cosas que no se pueden evitar.

Dos almas

Beyond cuenta la historia de una niña, Jodie, y su amigo imaginario. Bueno, quizá no tan “imaginario”. Aunque al principio, como es obvio, nadie la cree, con el tiempo no tendrán más remedio que aceptar que hay algo de cierto en las historias que cuenta la niña.

Tras internar a Jodie en un laboratorio, los investigadores descubren que hay una especie de espíritu que vive junto a ella. Su nombre es Aiden. Jodie puede comunicarse con él, e incluso darle órdenes, como veremos en el apartado de jugabilidad.

Jodie se ve obligada a separarse de sus padres, ya que tendrá que vivir en aquel laboratorio durante los años siguientes. Sin poder salir. Sin poder relacionarse. Sin más compañía que los investigadores, Aiden… y los monstruos.

La historia está contada con saltos temporales. Tan pronto manejamos a la Jodie de 8 años como a la de 23, incluyendo muchos capítulos intermedios, sin orden cronológico. En mi opinión, está contada de forma perfecta. Es fácil enterarse de todo, y lo hace mucho más interesante que yendo en orden.

Beyond2

Jugabilidad

Si hubiera que ponerle un género, iría entre aventura gráfica y película interactiva.

Como aventura gráfica está bien (en la idea), pero es muy escaso. Los momentos de investigación son pocos y cortos. Te llevan de la mano. Es imposible quedarse atascado, pues te marca en pantalla los puntos interactuables, y no hay nada parecido al típico sistema de recogida de objetos.

De la parte de película interactiva hay cosas buenas y malas. No se puede pasar por alto lo tonto que resulta en algunos momentos el tener que pulsar botones para acciones muy simples. Es como si estás viendo una película y a los cinco minutos un personaje se queda parado hasta que pulsas un botón, y entonces sigue la película. Esos momentos sobran. No hacen que el juego sea mejor ni peor; no tenerlos no cambiaría nada.

Hay una cosa que se agradece con respecto a Heavy Rain: hay muchos menos QTE de pulsar muchos botones. Beyond tiene un sistema mucho más sencillo. También se pierde la tensión de poder morir, pues no olvidemos que en aquel juego podían morir los protagonistas y seguir la historia, mientras que aquí no.
Sumado a que hay menos escenas de investigación, la conclusión es que Beyond está más cerca de película interactiva que de aventura gráfica, con dos excepciones: las fases de sigilo y acción, y el manejo de Aiden.

En casi cualquier momento podemos cambiar de personaje, entre Jodie y Aiden. Ella, en el plano físico. Él, en el espiritual pero interactuando con el físico. Por ejemplo, supongamos que Jodie se encuentra ante una puerta que no puede abrir. Aiden puede atravesarla y abrirla desde el otro lado. Y, como ese ejemplo, muchos más, incluyendo ver el pasado o poseer a personas cercanas.

Hay una opción de dos jugadores, manejando uno a Jodie y otro a Aiden (obvio). No lo veo muy necesario en un juego así, sinceramente. Es como jugar por turnos.

Beyond3

Apartado técnico

Los gráficos de Beyond son espectaculares. Es difícil jugar con la boca cerrada. Lo mejor, sin duda, son los personajes. Supera incluso a títulos como L.A. Noire y Uncharted.

Hasta el personaje más secundario está hecho de maravilla, pero es inevitable quedarse con Jodie como mejor ejemplo. No sólo la Jodie mayor (interpretada por Ellen Page), sino también la pequeña. Con el tiempo se superará, pero ahora mismo no hay nada igual. Realismo, movimientos, suavidad de transición…
Bueno, si habéis leído más sobre el juego seguro que también habéis visto como destacado el papel de Willem Dafoe. Es muy bueno, sí, pero insisto en que lo hacen todos genial.

Si gráficamente roza el 10, el doblaje lo alcanza sin ninguna duda. Al menos el inglés, que es con el que yo he jugado. Insuperable. No hace falta decir más.

La banda sonora es muy buena. El estilo recuerda también al de Heavy Rain. Ayuda a crear mucha tensión, y lo hace bien.

Beyond4

¿Decisiones?

Ahora que ya os he explicado cómo es el juego, quiero detenerme en algunos apartados.

Beyond tiene una forma muy curiosa de contar la historia. No deja de ser videojuego, pero es una experiencia muy cinematográfica, y es algo que se comprueba en la segunda partida. Pese a haber muchas partes de acción, sólo es posible morir en un punto de la partida. El resto puede parecer un engaño. En mi opinión, no hay problema en cómo está hecho, pero se pierde esa tensión que Heavy Rain sí tenía, como comentaba antes. Aunque, claro, en eso es el número 1.

Entonces, ¿no influyen las decisiones? Sí, claro que influyen. Aunque la historia pueda acabar igual, el camino será distinto. Desde visitar, o no, alguna localización, hasta poder ver morir a algunos de nuestros amigos. No sientes que puedas cambiar la historia, pero sí muchos detalles. Los suficientes para mantener el interés, y no demasiados, lo que haría que la historia perdiera fuerza (no tendría por qué ser así, pero es lo habitual).

Beyond es un juego muy emocional. Un juego para pasarlo bien viendo a Jodie pasarlo mal. Creo que nunca antes había visto un personaje llorar más veces en un sólo juego. Su vida es realmente dura, siendo tratada como un animal de laboratorio.
Y la tristeza no es lo único. Hay otra cosa que tenemos que compartir con ella: el miedo. Ya desde pequeña, la pobre Jodie sufre varias situaciones que harían gritar o salir corriendo al adulto más valiente. Yo os lo aviso, por si vais a jugar y tenéis tan poca tolerancia como yo al miedo: el juego tiene partes no muy agradables de jugar, y algún que otro susto. Pocos, por suerte.

Beyond5

Conclusiones

Beyond tiene la capacidad de dejarnos con la boca abierta, pero no precisamente por su jugabilidad. Comprendería perfectamente que a algunos la jugabilidad de Beyond os pareciera demasiado pobre o “tonta”, y eso os dejara una impresión mucho peor del juego en general. Hay motivos para ello. Incluso a mí me ha hecho dudar. Pero, a mi modo de ver, tiene otras cosas que compensan.

Si aceptas jugar con la baraja trucada de Quantic Dream, vas a vivir una experiencia única. Vas a babear con lo que te va a mostrar la pantalla, y, probablemente, vas a enamorarte de Jodie. Sobre todo de la peque.

No nos engañemos: la historia no es nada especial. Es su forma de contarla lo que hace que el juego te pueda tener pegado al mando diez horas. Su emotividad y espectacularidad gráfica. Sus actores y su música.

Beyond, como Heavy Rain, es una experiencia que hay que vivir una sola vez. Pero hay que vivirla.

Lo mejor:
– Gráficos: realismo y espectacularidad de escenas.
– Doblaje.
– La emotividad que transmite Jodie.

Lo peor:
– La historia no es gran cosa.
– Los sustos son innecesarios. No aportan nada.
– Parte de su jugabilidad es un engaño.

6 comments to Análisis: Beyond: Dos almas

¡Sé buena persona y comenta!

Cómo poner etiquetas HTML, spoilers y emoticonos

(Cambiar solamente el texto en mayúsculas)
<b>NEGRITA</b> <i>CURSIVA</i> <s>TACHADA</s>
<a href="ENLACE" target="_blank">TEXTO ENLAZADO</a>
<img src="ENLACE IMAGEN">
[spoiler]SPOILER SIMPLE[/spoiler]
[spoiler intro="TITULO"]SPOILER PERSONALIZADO[/spoiler]
Para mostrar un icono, pon el código que le sigue (":1:", ":2:", etc.)

:1: :2: :3: :4: :5: :6: :7: :8: :9:
:10: :11: :12: :13: :14: :15: :16: :17: :18:
:19: :20: :21: :22: :23: :24: :25: :26: :27:
:28: :29: :30: :31: :32: